50 colegios e institutos tienen más solicitudes que vacantes

Ó. F.
-

Una cuarta parte de los centros tienen más demanda que oferta para el próximo curso, que volverá a estar marcado por el descenso de alumnos en todas las etapas educativas, especialmente en Infantil

50 colegios e institutos tienen más solicitudes que vacantes - Foto: Jonatan Tajes

La despoblación y la baja natalidad volverán a dejar su huella en las aulas el próximo curso con un descenso de alumnos, especialmente en Infantil, es decir, los que tienen entre tres y seis años. Según los datos facilitados por la Dirección Provincial de Educación, los colegios e institutos de la provincia han recibido para el próximo curso 9.109 solicitudes de admisión en los centros de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato, una demanda que solo representa el 41,2 por ciento de las 22.056 plazas vacantes. Pese a esta situación, hay 50 centros en la provincia en los que las solicitudes están por encima de las plazas vacantes, una cuarta parte del total. De ellos, 19 son de Infantil, 27 de Secundaria y cuatro de Bachillerato.
Bien es cierto que estos datos corresponden a las solicitudes presentadas dentro del proceso ordinarios, pero hay que tener en cuenta que todos los años hay familias que las presentan fuera de plazo, y Educación también tiene en cuenta estas peticiones para un reajuste posterior. Por otro lado, en todos los centros se reservan algunas plazas para alumnos con necesidades especiales, pero si luego no llegan solicitudes de estudiantes con estas características, estas plazas se ponen a disposición del resto del alumnos. Es decir, que esos 50 centros en los que hay más demanda que oferta se podrían ver reducidos en las próximas semanas.
La baja natalidad se nota especialmente en Infantil, con 4.050 solicitudes, casi 200 menos que en el actual curso, frente a casi 8.000 vacantes. Es decir, la mitad de las plazas disponibles se quedarán sin cubrir. En Primaria hay 651 peticiones, 80 menos que el año pasado, para 6.120 vacantes. La escasa cifra de solicitudes frente a las vacantes responde a que los niños de Infantil que pasan a Primaria en el mismo centro, que es lo habitual, no tienen que presentar petición. Solo lo han de hacer si quieren cambiar de colegio.
Por otro lado, hay 3.469 peticiones en Secundaria, 31 menos que en el curso actual, para 5.612 plazas. Por último, en Bachillerato hay 51 solicitudes menos que en este curso para quedarse en 939. Y hay 2.356 vacantes.
Desde la Dirección Provincial de Educación, puntualizan que, aunque el número de vacantes ofertadas es muy superior al de solicitudes, «a finales de mayo se tendrán datos definitivos, tanto de las vacantes, teniendo en cuenta las escolarizaciones de alumnos con necesidades especiales y los repetidores, como las solicitudes, tras los desestimientos y las que están fuera de plazo».
De cualquier modo, la directora provincial de Educación,María Agustina García, asegura que no habrá ningún conflicto. «Podemos asumir la escolarización sin ningún problema y, como ha sucedido en los últimos cursos, bastante más del 90 por ciento de los alumnos obtendrán plaza en el colegio o instituto que hayan marcado como primera opción», explica.
el calendario. El miércoles de esta semana la Dirección Provincial publicó el baremo provisional de los aspirantes a los centros. Un sistema de distribución de puntos en el que se tienen en cuenta factores como si el alumno tiene hermanos o familiares trabajando en el centro, la proximidad del domicilio y las rentas de la unidad familiar, entre otros. El periodo de alegaciones a estas puntuaciones estará abierto hasta el miércoles 22 de mayo. Posteriormente, el día 30, se realizará el sorteo entre los alumnos que tienen la misma puntuación y será el 21 de junio cuando los alumnos y sus familias sepan definitivamente en qué colegio o instituto podrán matricularse.
Durante los últimos cursos han sido muy pocos los estudiantes que han tenido que conformarse con otra opción que no fuera la primera que marcaran. El escaso número de solicitudes respecto a las vacantes anticipa que el próximo curso volverá a suceder lo mismo.