Soluciones de verano

A.G.M.
-

La llegada de las vacaciones escolares abre un nuevo escenario en las familias, obligadas a la búsqueda de actividades con las que poder conciliar la vida laboral de los padres con los cerca de tres meses de descanso de los niños

Soluciones de verano

La pregunta se repite cada mes de junio, martilleando sin piedad la cabeza de los padres. ¿Y qué hago ahora con los niños? La llegada de las ansiadas vacaciones de verano para los escolares se convierte en un problema para los centenares de familias que tienen a sus adultos trabajando con total normalidad, mientras los menores de edad se enfrentan a cerca de tres meses de interminable estío.
La vía abuelos sigue siendo la más económica, pero a partir de ahí, no hay más opciones para la imposible conciliación que el paso por caja. A 30 euros la semana o a 565, en el colegio del barrio, en los campos del Real Valladolid, en la montaña leonesa, en las playas del Cantábrico o el Mar Menor... o en la vallisoletana de Las Moreras.
Al clásico y económico Programa Conciliamos, organizado por la Junta de Castilla y León, se unen cada año más y más opciones, con talleres de multiaventura, ciencia o robótica; campus deportivos de un infinita lista de especialidades, desde los ‘clásicos’ de baloncesto, gimnasia rítmica y fútbol a otros más innovadores como los de paddle surf; y estancias en granjas, montañas y centros de naturaleza.
Hasta los 12. Cada semana en Conciliamos sale a 30 euros (22,5, en caso de ser el segundo hermano). Pero, claro, este es un programa ideado para dar cabida solo a los niños de hasta doce años, es decir, que se termina el verano en el que se llega a sexto de Primaria; la ESO queda fuera. A partir de ahí, las únicas posibilidades -amén de la estancia en casa durante toda la jornada laboral paterna- son ya esa infinita lista de campamentos, campus y demás actividades, en las que las familias buscan su solución de verano. Pasando por caja, pero en el convencimiento de que «siempre es bueno que los niños tengan su rutina y, aunque no se les cope la agenda, que continúen con actividades en vez de estar todo el día en casa sin hacer nada», según explica la psicóloga educativa, Lola Jiménez Carrasco, miembro del Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León.
Los niños más mayores suelen decantarse por campamentos de siete, diez o hasta catorce días, en los que duermen y viven fuera de casa y desarrollan actividades que no están en su día a día durante el curso escolar. El Ayuntamiento de Valladolid, a través de la Fundación Municipal de Deportes, ofrece una docena de campamentos para que los niños pasen unos días en una granja de Villalba de los Alcores (200 euros para los empadronados y 253 para el resto); en un campamento en montañas del entorno como las de Saldaña (205), La Vecilla (326), Buitrago de Lozoya (349 euros) o Vegacervera (376); o en playas de O Grove (405), La Manga (450, con cursos de vela), Cobreces (461, con surf) y hasta un campamento de náutica en Murcia (480 euros diez días, incluyendo hasta un curso de submarinismo).
Aún más caro es el campamento de baloncesto que organiza en la localidad portuguesa de Aveiro la Federación de Castilla y León de Baloncesto, que sale a 565 euros.
En esta línea, el Real Valladolid celebra sus campus de verano en Zorrilla, con precios de 200 euros a la semana, aunque con horario de 9.30 a 19.00 horas, incluyendo, por tanto, la comida. Además, por 330 existe la posibilidad de dejar a los niños también a dormir durante los cinco días que tiene lugar.
La propia federación regional de baloncesto también tiene otro de ese estilo, centrado en el 3x3, que se celebra en Zaratán y que tiene un coste muy similar al del club blanquivioleta: 195 euros.
Los denominados campamentos urbanos de la Fundación Municipal de Deportes abarcan alguna hora menos, pero tanto el multideporte que se va moviendo por distintas instalaciones municipales, como el de multiaventura que se celebra en Los Talleres del Pinar, como en el de paddle surf de Las Moreras, se extienden de 8.30 a 15.30. Todos ellos, a 70 euros para los menores empadronados y 80 para el resto.
De mañana. Pero la mayoría de las opciones son campus en los que los horarios son solo de mañana y que ofrecen suplementos de unos dos euros por llevarle antes de las 9.00 o 10.00 que suelen empezar (los ‘madrugadores’) y de unos 5-6 euros por dejarles a comer y que se les recoja sobre las 15.00-15.30.
Aquí los precios van desde los 35 euros del Padel D10Z, a los 60 de los campus deportivos de Arroyo de la Encomienda, a los 70 de los que organiza el Ayuntamiento de Valladolid (atletismo, hockey línea, esgrima, fútbol, tenis, pádel...), los 75 del CDO, los 90 de Robotix, los 115 del Club La Raqueta o los 130 del Lasa Sport.