Auvasa exigirá el lunes el uso de mascarilla para ir en bus

D.V.
-

Mantiene la supresión del pago en efectivo y los usuarios deberán respetar tanto en paradas como en el interior de los autobuses la distancia interpersonal de seguridad

Un conductor de Auvasa ofrece una mascarilla a un viajero - Foto: Ical

Auvasa anunció hoy que a partir del próximo lunes, 4 de mayo, será obligatorio el uso de mascarillas para acceder a los autobuses del transporte urbano en Valladolid. “Nos enfrentamos a una nueva situación en la actividad social y económica en nuestra ciudad, que deriva en la aplicación de medidas sanitarias en todos los ámbitos de la sociedad, aplicables de igual modo al transporte urbano. El mantenimiento de la distancia interpersonal y el uso de mascarillas son elementos clave para que la ciudadanía pueda volver, de forma gradual, a la actividad”, subrayan.

En un comunicado recogido por Ical explican que el uso obligatorio de la mascarilla en el transporte público es una medida que ya se ha decretado en otros países de la Unión Europea y cuya aplicación ha sido altamente recomendada por el Gobierno de España para la mayoría de los operadores de transporte urbano.

Asimismo, apelan a la responsabilidad de todos para lograr que la vuelta a la normalidad se lleve cabo con las suficientes garantías que nos permitan mantener los logros y metas alcanzados en estas últimas semanas. 

Desde el pasado 13 de abril, coincidiendo con la finalización de la situación de restricción de actividades no esenciales, se han distribuido 20.000 mascarillas higiénicas entre los usuarios del transporte urbano, en las principales paradas y en los propios vehículos de Auvasa, y se ha constatado que la mayoría de los viajeros han seguido las recomendaciones de uso de mascarilla en los autobuses y paradas.

Desde la compañía recuerdan que están procediendo a la desinfección diaria de los vehículos en servicio, que se distribuye material de protección para los trabajadores, que todos los vehículos cuentan con mamparas protectoras en el puesto de conducción, y que se mantiene suprimido el pago en efectivo en los autobuses.