Casado abre la campaña en Ávila y la cierra en Palencia

SPC
-

El presidente del PP perfila una campaña centrado en Sánchez como "único adversario"

Casado abre la campaña en Ávila y la cierra en Palencia

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, recorrerá durante la campaña para las elecciones generales del 10 de noviembre un total de 6.000 kilómetros y estará presente en 12 comunidades autónomas. De esta forma visitará el 1 de noviembre Ávila y cerrará los actos el viernes 8 de noviembre en Palencia. 

Según informó Génova este lunes, Casado abrirá la campaña electoral en Sevilla, donde será el acto de pegada de carteles. El viernes 1 de noviembre estará en Ávila y La Rioja; el sábado 2 recalará en Pontevedra; y el domingo 3, en Madrid. La semana siguiente arrancará en Madrid, con el debate electoral el lunes 4, y ya será el martes cuando se desplace a Cantabria y a Asturias.

El miércoles 6 vuelve a Madrid para presentar a su número dos en la lista, Ana Pastor, en el desayuno de Nueva Economía Fórum. Por la tarde, viajará hasta Zaragoza. Al día siguiente, el jueves 7, Casado tiene programado ir a Valencia y a Murcia. Se reserva Palencia para el viernes 8, día en el que dará el mitin de cierre de campaña en Madrid.

Además, el presidente de los populares tiene la intención de pasar la jornada de reflexión en Barcelona, aunque todavía no está confirmado oficialmente. En total, participará en 13 actos a lo largo de esta semana previa a los comicios generales, tras haber recorrido 27.800 kilómetros en una precampaña en la que ha visitado todas las comunidades autónomas.

Según explicaron fuentes de la dirección nacional, su objetivo es visualizar que es la alternativa de gobierno a Pedro Sánchez y, por tanto, que el secretario general del PSOE es el “único adversario” a batir en las urnas.

Casado compaginará actos sectoriales con mítines de partido y se dedicará a “hablar de lo importante” frente a la “estrategia” del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de “polarizar” a los españoles. Según estas fuentes, existiría “un pacto del PSOE con Vox” para “debilitar” al PP.

“Es evidente que Sánchez está inflando, impulsando y desarrollando una estrategia para ceder protagonismo a Vox y evitar que el PP crezca”, interpretan las citadas fuentes, que piensan que Vox también se está “dejando utilizar” para tener mayor protagonismo y mejorar su resultado del 28 de abril.

Frente a esta “estrategia del PSOE para dividir el voto” del centroderecha, el PP volverá a advertir una y otra vez de los efectos de la dispersión. Es más, defenderán que su papeleta representa “el espíritu de España Suma”, el intento de coalición electoral con Ciudadanos al que Albert Rivera dio un portazo.

En este sentido, Casado ha enviado una carta a todos los electores para pedir su apoyo y explicar “por qué es importante aglutinar el voto en torno al PP si queremos un Gobierno estable”. El mensaje se adapta en cada misiva según la provincia del que sea el destinatario, aunque en todas se recalca que “la división provocó que siguiera Sánchez”.

Según las fuentes consultadas, se trata de hacer ver “cuántos votos se fueron a la basura” en cada provincia debido a la fragmentación entre PP, Ciudadanos y Vox. En esto también se incidirá en los actos de campaña, donde se tratará de mostrar “una posición más cercana” y “moderna” del partido que “disputa la victoria al PSOE” el 10-N.

“El que va a hacer campaña es Casado”, insisten desde la dirección del PP cuando se les pregunta por la posible participación de los expresidentes Mariano Rajoy o José María Aznar en la campaña electoral. En todo caso, aseguran que el partido está “muy movilizado y motivado, desde los presidentes provinciales hasta los afiliados”.

Explican que en este momento tienen más interventores y apoderados apuntados que en los comicios generales de abril. “La campaña será muy sectorial y también estamos centrados en movilizar mucho al partido”, sintetizan desde Génova.

La economía también cobrará especial protagonismo en esta campaña, y se espera que en los próximos días Casado presente el programa haciendo especial hincapié en la “memoria económica que el PP tiene”. A ello unirá la capacidad de “desbloquear” del PP frente a un PSOE “bloqueado y sobrepasado por los socios que le hicieron presidente”.