El agujero de las pensiones ya supera los 3.700 millones

SPC
-

CCOO y UGT advierten de que no se puede cargar en el sistema la crisis tras el coronavirus

Tres hombres conversan sentados en un banco. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El sostenimiento del sistema de pensiones será un asunto básico a abordar tras la crisis del coronavirus entre las fuerzas políticas, económicas y sociales, sobre todo ante el impacto en las cotizaciones por la crisis sanitaria sobrevenida y las necesidades de contar con algún ingreso de muchas familias, a las que ya sostuvieron los pensionistas en la última gran recesión. Lo cierto es que el sistema sigue presentando un agujero deficitario enorme en Castilla y León, que crece año tras año, al igual que el número de pensionistas, en una población envejecida en extremo. Los datos que facilita el Ministerio Inclusión, Seguridad Social y Migraciones revelan que la diferencia entre ingresos por cotizaciones y gasto en pensiones se situó al cierre del año pasado en los 3.700,39 millones en la Comunidad, lo que supone un aumento del diferencial del 4,8 por ciento respecto a 2018, informa Ical.
Los ingresos del sistema crecieron el año pasado un 5,9 por ciento en la Comunidad, hasta los 4.179 millones de euros, gracias a la subida en el número de cotizantes, que se situaron al cierre del ejercicio, en diciembre, en 914.150, con aumento respecto al año anterior en 7.215. Sin embargo, los gastos alcanzaron los 7.879,39 millones de euros, y avanzaron un 5,4 por ciento, arrastrados por el crecimiento del número de pensiones contributivas, 616.206 en el últimos mes del ejercicio, un 0,4 por ciento más que el año anterior por las mismas fechas (613.669).
Estos datos revelan un déficit que si se quisiera cubrir con cotizaciones sociales, obligaría a cada uno de los trabajadores actuales de Castilla y León, a elevar sus abonos al sistema en una media de 4.048 euros más al año.
Ingresos suficientes

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Vicente Andrés y Faustino Temprano, advirtieron de que los pensionistas no pueden ser los paganos de la nueva crisis económica y no lo van a consentir, para exigir que se garantice un sistema de protección social prioritario con más ingresos, que garantiza la subsistencia de muchas familias. Vicente Andrés defendió que en cuanto pase la pandemia sanitaria hay que «abordar inmediatamente» la reconstrucción del sistema de protección social «por excelencia» dentro del Pacto de Toledo, para garantizar «este respaldo para la subsistencia de muchas familias que entrarán en crisis». «Es la emergencia numero uno de la salida de la crisis y eso pasa por pagar más», advirtió.
Andrés lanzó un aviso y es que no consentirán que se toque como en 2013, porque «sería inaceptable» y deseó que «el Gobierno sea suficientemente sensible con este sistema que es el bien más preciado para la sociedad, porque garantiza una vejez digna». «Es el elemento número uno a resolver en la salida de la crisis», dijo, para argumentar que «ahora está ayudando a salir del atolladero, porque todo lo que no pagamos los trabajadores, empresas ni nadie va al cajón de la Seguridad Social, y si ahora ayuda a minimizar la crisis para proteger a las empresas y el empleo; luego hay que proteger sistema que nos protege».
Pacto de Toledo

Por su parte, Faustino Temprano trasladó que tras la pandemia sanitaria llegará una nueva crisis económico, que «no debe repercutir en los pensionistas ni actuales ni del futuro». «La crisis económica para nada la deben pagar los pensionistas actuales y los futuros, tal y como pagaron la del 2008», sentenció.
Temprano incidió que a medio plazo, después de superar la situación sanitaria actual, todos los agentes que tienen que ver con el Pacto de Toledo «deberemos sentarnos para asegurar el futuro de las pensiones». En este sentido, insistió en que el sistema de pensiones «no tiene un problema de gasto, sino de ingresos» y apeló a garantizar la revalorizacion automática con el IPC y a la derogación de la reforma unilateral del PP de 2013.
El dirigente de UGT dejó claro que lo primero ahora es superar la pandemia sanitaria y «luego habrá una crisis económica, donde todos nos tenemos que ponernos a trabajar para salir cuanto antes».



Las más vistas