Cáritas destina tres millones a paliar el empobrecimiento

Ical
-
Cáritas destina tres millones a paliar el empobrecimiento

El informe Foessa de Cáritas constata que en Castilla y León había 368.000 personas en exclusión social, el 15,3% de la población

Cáritas Diocesana de Valladolid destinó en 2018 un total de 2.974.093,88 euros para acoger y acompañar a las personas y familias que sufren empobrecimiento o exclusión social. A través de las diferentes actuaciones realizadas se atendió a 9.264 personas y de esas actuaciones se beneficiaron en total 16.592 personas, según explicó hoy el director de la institución provincial, Guenther Eduardo Boelhoff.

El delegado episcopal de la institución, Luis Miguel Rojo, aseguró que cuando desde Cáritas miran a este mundo lo que ven es “exclusión”, y lamentó que “la exclusión social se enquista en la estructura social de España y de Castilla y León”. Según recordó, el informe Foessa de Cáritas apunta que los excluidos sociales en Castilla y León fueron el pasado ejercicio 368.000 personas, el 15,3 por ciento de la población, una cifra que “supone un ligero descenso respecto a 2013, cuando era del 15,8 por ciento”, si bien “ha crecido la exclusión severa, que pasa del 5,1 por ciento al 8,9 por ciento en 2018, con lo cual afecta a 214.000 personas”.

Estas personas, a su juicio, “son el rostro de la sociedad estancada, para quienes el ascensor de la movilidad social no funciona y que no son capaces de mejorar un poco su situación”. “En esta sociedad cada vez es más difícil hacerse cargo de los que se quedan atrás”, denunció antes de recalcar que “ayudar a los pobres es construir andamios de esperanza para lograr un mundo mejor.

En ese sentido, según desglosó Boelhoof, Cáritas hizo especial énfasis en tres áreas de intervención social a lo largo de 2018 en la provincia de Valladolid: infancia y juventud, atención a la mujer y cuidado de los mayores. A la primera de esas áreas, que atiende a personas entre 6 y 35 años (“hay una transmisión intergeneracional de la pobreza”, denunció el director de Cáritas Valladolid), se destinaron 114.534 euros a través de once proyectos, con los que se atendió a 326 niños y jóvenes y a 191 familias. Así, se realizaron actuaciones en el este de la ciudad con la extensión de un proyecto de Educación de Calle que ya se venía realizando en la zona de Las Viudas-Caamaño.

Respecto a la atención a la mujer, 338 se vieron beneficiadas de los 356.569 euros destinados a diferentes proyectos para atender a situaciones de violencia o de dificultad social y para promover su desarrollo personal e integración social. “es una respuesta comprometida en el acompañamiento, asesoramiento, protección a mujeres que sufren violencia, abusos y dificultad en el cuidado de sus hijos para conciliarlo con su vida laboral”, expuso.

Y en cuanto a los mayores, se realizaron “acciones de envejecimiento activo, donde el voluntariado de la comunidad cristiana acompaña, visita y atiende a personas mayores”. Según expuso, la soledad es una experiencia cada día más extendida entre los mayores, y gracias a 105.732 euros se ha llegado a 425 personas.

Otras áreas de actuación a lo largo de 2018 fueron la acogida y atención primaria (495.849 euros), las personas sin hogar (472.466 euros), actuaciones relacionadas con el empleo (637.039 euros), cooperación internacional (91.686 euros), actuaciones frente la drogodependencia (125.282 euros), minorías étnicas (102.333 euros)o inmigrantes (46.169 euros), entre otros.

“Cáritas es la suma de muchos compromisos personales de hombres y mujeres de diferentes edades que reflejan escucha, ayuda y empatía para ayudar a los necesitados”, destacó Boelhoof, que agradeció la colaboración de los 832 voluntarios que colaboraron con Cáritas Valladolid, y de “todas las instituciones que confían en Cáritas como una forma fiable de canalizar la solidaridad”. Además, subrayó el “esfuerzo de continuidad en los programas” que han realizado “pese a los recortes”, que en su opinión “reflejan la vocación que tiene Cáritas por prestar una atención integral, a todas las facetas de la persona, y a todos los que están en riesgo de exclusión”.

Al respecto, Luis Miguel Rojo explicó que “más del 50 por ciento de la población expresa que ahora ayudaría menos que hace diez años”, y sentenció que “Cáritas no quiere sucumbir a esta fatiga de la solidaridad”, ya que la labor que desarrolla “fue necesaria ayer, lo es hoy y lo seguirá siendo mañana”.

Cáritas Diocesana de Valladolid, con motivo de la Festividad del Corpus Christi en la que se celebra el Día de la Caridad este domingo, 23 de junio, hizo pública la memoria de su actividad en 2018 y presentó su campaña institucional ‘Tu compromiso mejora el mundo’, además de difundir el mensaje de la Comisión Episcopal de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Española para esa jornada, titulado ‘Y renuevas la faz de la tierra’.