Valladolid cierra 2018 con un 10,4% menos de parados

Ical
-
Valladolid cierra 2018 con un 10,4% menos de parados

El pasado ejercicio concluyó con 31.286 desempleados, 3.663 menos que al inicio del año, pese al ligero repunte que se registró en diciembre

El paro cayó en Castilla y León en 15.623 personas en 2018, hasta cerrar el ejercicio con un total de 147.365 desempleados, con una merma porcentual del 9,59 por ciento en la variación interanual que situó a la Comunidad a la cabeza de las autonomías, frente a un descenso nacional paralelo del 6,17 por ciento, hasta los 3.202.297 parados. Por su parte, el número de desempleados se redujo en la Comunidad en el duodécimo mes del año, en relación a noviembre, un 0,08 por ciento (115 menos), mientras que a nivel nacional el descenso fue del 1,55 por ciento, según los datos ofrecidos hoy por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. En este mes se formalizaron 64.812 contratos en la Comunidad, un 2,7 por ciento menos que un año atrás, y el 90,74 por ciento de los mismos fue de carácter temporal.

El descenso del desempleo fue generalizado en todas las autonomías en el análisis interanual. Tras Castilla y León se situaron Extremadura, con una reducción del 8,84 por ciento y Galicia, con un 8,5 por ciento de parados menos. Los descensos menos significativos tuvieron lugar en Cantabria (un 2,47 por ciento ) y en Canarias (un 4,2 por ciento).

En la evolución anual, los datos de paro bajaron en todas las provincias de la Comunidad. Los descensos más pronunciados en términos porcentuales se registraron en Zamora (11,11 por ciento y 1.481parados menos); Segovia (10,93 por ciento y 860 desempleados menos); en Valladolid (10,48 y 3.663) y Ávila (9,92 y 1.273). Mientras, en León el dato cayó un 9,8 por ciento, con 3.306 inscritos menos en las listas; en Salamanca un 9,61 por ciento (2.449); en Palencia, un 7,68 (799 menos); en Burgos, un 7,61 por ciento de bajada (1.553 personas que encontraron empleo); y en Soria, que con un 6 por ciento y 239 personas menos fue la provincia con una evolución más moderada en términos porcentuales.

En relación al mes de noviembre de 2018, el paro descendió en solo cuatro provincias, con Salamanca registrando la reducción más acusada, de un 1,74 por ciento (407 parados menos), seguida por Burgos con una caída del 1,23 por ciento (235 parados menos), León (0,65 por ciento y 200 desempleados menos) y Ávila (0,42 por ciento de reducción y 49 parados menos). Por el contrario, en Soria subió un 4,17 por ciento (150 más), en Palencia lo hizo un 2,39 por ciento (224), en Valladolid un 1,01 por ciento (314), en Segovia un 0,83 por ciento (58) y en Zamora aumentó un 0,25 por ciento (30).

De los 147.365 parados registrados en la Comunidad, 83.916 eran mujeres y 63.449 hombres. Además, 12.521 tenían menos de 25 años. Por sectores de actividad, los servicios continuaron a la cabeza en número de desempleados en la Comunidad, con 98.486, por delante de la industria, con 13.560; la construcción, con 11.905, y la agricultura, con 9.462. Además, el número de demandantes sin empleo anterior se situó en 13.952 personas.

Contratación temporal

Por otra parte, en diciembre se firmaron en la Comunidad 64.812 nuevos contratos, 9.843 menos que en noviembre (13,18 por ciento de caída). En este caso, a nivel nacional, se formalizaron 1,7 millones, lo que supuso un descenso mensual del 8,44 por ciento y 157.541 contratos menos. En términos interanuales la caída en Castilla y León fue del 2,7 por ciento, con 1.801 contratos menos, frente al aumento del 3,49 por ciento del conjunto de España, con 57.615 contratos más.

Del total de contratos de la Comunidad, 58.816 fueron temporales, el 90,74 por ciento, y 5.996 indefinidos. Valladolid, León y Burgos aglutinan la mayor parte de los contratos fijos, con 1.691, 1.143 y 903, respectivamente, si bien también son las provincias que mayor cifra de temporales contabilizan, con 14.896, 8.278 y 8.925 respectivamente.

En cuanto a los beneficiarios de prestaciones por desempleo de noviembre (último mes con datos actualizados), en Castilla y León fueron 71.251, de los cuales 35.234 fueron prestaciones contributivas; 29.806 correspondieron a subsidios; 6.134 a renta activa de inserción y 77 del programa de activación de empleo.