Conte defiende su gestión sanitaria en Bérgamo

Agencias
-

El primer ministro del país transalpino justifica ante la Fiscalía por qué no se declaró como 'zona roja' Nembro y Alzano Lombardo

Conte defiende su gestión sanitaria en Bérgamo - Foto: FILIPPO ATTILI / CHIGI PALACE PR

Ayer, Italia dio una lección al resto del mundo. Quién sabe si el ejemplo cundirá. El primer ministro, Giuseppe Conte, prestó declaración durante tres horas ante la fiscal que investiga la gestión de la pandemia en la provincia de Bérgamo y más en concreto por qué no se declaró como zona roja los municipios de Nembro y Alzano Lombardo, muy castigados por el coronavirus.
El jefe del Ejecutivo testificó ante la fiscal Maria Cristina Rota en su calidad de «persona informada de los hechos» en el palacio Chigi, y se espera que próximamente haga lo propio el ministro de Salud, Roberto Speranza.
Antes de Conte lo hizo la ministra del Interior, Luciana Lamorgese, y también el presidente del Instituto Superior de Sanidad (ISS), Silvio Brusaferro.
La Fiscalía de Bérgamo trata de aclarar la cadena de decisiones que se adoptaron y que llevaron a no fijar como zona roja Alzano y Nembro a finales del mes de febrero y, posteriormente, a imponer el cierre de toda Lombardía, donde se encuentra la provincia, el pasado 7 de marzo ante la rápida propagación de la pandemia.
Los letrados ya habían hablado con el gobernador de Lombardía, Attilio Fontana, así como con su asesor en esta crisis, Giulio Gallera. Ambos defendieron que la decisión fue del Gobierno central, algo en lo que coincidió la fiscal Rota, quien dijo que instaurar una zona roja era competencia de Roma.
«No estoy para nada preocupado», dijo previamente Conte, prometiendo que trasladaría a los fiscales «los hechos» de forma «totalmente serena». «Cada vez que he tomado una decisión ha sido difícil, con tantas personas que han muerto y han sufrido, pero estoy tranquilo, he actuado con consciencia y con el apoyo de los ministros y los expertos», insistió.
«Todas las indagaciones e investigaciones son bienvenidas», afirmó  en cuanto a la posibilidad de que haya una investigación parlamentaria. «Los ciudadanos tienen todo el derecho a conocer y nosotros tenemos la responsabilidad de responder», añadió el profesor de Derecho.
Por otra parte, en una entrevista al diario La Repubblica señala: «Volvería a hacer lo que hice porque actué en base a la ciencia y a la conciencia».
presión de los empresarios. Lombardía es la región más afectada: acumula 91.000 contagios y las muertes ya superan las 16.000. Se sospecha que las presiones de los empresarios para no cerrar su actividad fueron fatales. 
Italia fue la nación más castigada durante semanas. Con unos 236.000 infectados se sitúa como el séptimo país con más casos, mientras que los más de 34.000 muertos le sitúan en cuarta posición en este ámbito. Ayer se contabilizaron 56 muertos y 393 nuevos contagios en 24 horas.