El Pucela vuelve a su fortín, Zorrilla

M.B
-

El Real Valladolid recibirá este domingo (21.00 horas), en el último encuentro de la jornada, a un Sevilla que se codea con Barcelona, Real Madrid y Atlético

El Pucela vuelve a su fortín, Zorrilla - Foto: R.GARCÁA

Hay ganas de fútbol. De elevar unas temperaturas que esta semana han caído por debajo de cero cuando el día ha dado paso a la noche. Al menos de elevarlas en los ánimos. Porque este domingo, cuando Real Valladolid y Sevilla pisen el césped del José Zorrilla, calor, lo que se dice calor, no va a hacer (nótese la ironía).
El Real Valladolid-Sevilla cerrará, a partir de las nueve de la noche de este domingo, la 13ª jornada de la Liga Santander, la de la vuelta de la competición tras el parón por los compromisos de las selecciones nacionales -con Ünal y El Hacen goleando con Turquía y Mauritania; y Lunin y Porro jugando uno de los dos encuentros de Ucrania y España sub 21-. Los blanquivioleta regresarán a su casa, al que se ha convertido en su fortín, el José Zorrilla, donde aún no ha podido vencer ningún rival. Ni Osasuna, ni Granada, ni Atlético, ni Eibar ni Mallorca han sido capaces de salir de orillas del Pisuerga con los tres puntos en juego. Aunque el que pisará el césped vallisoletano este 24 de noviembre es uno de los llamados a codearse con los ‘grandes’, Barcelona, Real Madrid y Atlético, por el liderato.
El Sevilla de Julen Lopetegui -el que fuese seleccionador nacional y Rubiales le decapitase por negociar con el Real Madrid a sus espaldas- y, sobre todo, de Monchi -el que fue director deportivo del Sevilla cuando Miguel Ángel Gómez trabajaba allí, se fue a Roma y regresó este marzo de 2019- será el sexto equipo que pise esta temporada el nuevo césped blanquivioleta. Y buscará ser el primero en tomar el fortín de Zorrilla. Con Diego Carlos (15 millones), Koundé (25), Reguilón (cedido), Ocampos (15), Joan Jordán (14), Óliver Torres (12), De Jong (12,5), Chicharito (7,75)... algunos de sus fichajes de este verano, junto a Rony Lopes (25) y Munas Dabbur (17). Más de 158 millones de desembolso para luchar por todo. 

Daniel Carriço, recién salido de una lesión, el extremo luso Rony Lopes, el media punta canterano Bryan Gil y el delantero israelí Munas Dabbur son los únicos de la primera plantilla del Sevilla que no viajaron a Valladolid 
En el fortín espera el Pucela de los 32 millones de tope salarial y del millón gastado en fichajes. De Sergio González, un técnico que no mira el DNI y que ha apostado por Salisu, un chaval de Ghana de 20 años en el centro de la zaga. De Moyano, un estajanovista de la banda derecha. De Sandro, el delantero que llevaba dos años sin marcar y ya lo ha hecho. De Toni, Anuar… chavales que llegaron siendo críos a Valladolid y se sienten de aquí.
En Valladolid también espera el frío. Porque aquí también juega. Y una afición que está siendo fiel, con una media superior a los 20.000 espectadores, siendo el noveno club que más acumula.
Sergio González tiene las bajas de Joaquín, recuperándose de una lesión grado II en el bíceps femoral izquierdo; Stiven Plaza, que sigue sin entrar en dinámica de partidos -ni con el primer equipo ni con el filial- por aquello de las lesiones (ahora con una similar a Joaquín, pero en el bíceps femoral derecho); y de Javi Sánchez. El resto está a disposición de un entrenador que no es amigo de revoluciones, pero que hará cambios respecto al once que perdió en la última jornada antes de parón en Vitoria. Ese día, el Pucela no fue el Pucela. Y eso no le gusta a su entrenador.
Enfrente estará un Sevilla que arrancaba la jornada en la cuarta plaza, en puestos de Champions, y que fuera de casa es el conjunto, junto a la Real Sociedad, que más puntos había sumado. Los hispalenses han ganado en cuatro de sus siete encuentros lejos del Sánchez Pizjuán, empatando otro y solo cediendo dos derrotas, en Eibar después de ir ganando 0-2 (3-2) y en el Camp Nou (4-0). A Valladolid llega tras imponerse en el derbi ante el Betis por 1-2, recuperando en el apartado goleador a De Jong.
Lopetegui ha conseguido armar un bloque muy efectivo, que no es ni el más goleador ni el menos goleado, pero que rentabiliza sus dianas, ganando por la mínima al Betis, Levante, Real Sociedad y Alavés.
A partir de las nueve de la noche, cerrando la jornada, vallisoletanos y sevillanos tratarán de poner la balanza de su lado. El fortín de Zorrilla contra la fortaleza como visitante de los andaluces.