Marejada en el tiro con arco

M.B
-

El club vallisoletano Arcolid ha denunciado por lo penal al presidente y tesorero de la Federación Regional por «falsedad documental, administración desleal y apropiación indebida»

Marejada en el tiro con arco

Marejada a fuerte marejada en el tiro con arco de Castilla y León. Este deporte, que en 1992 dio a España una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona, no pasa por su mejor momento en Valladolid. De hecho, tras varios años de batallas legales, uno de sus clubes punteros, el Arcolid, ha decidido llevar a los tribunales al presidente y tesorero de la Federación Regional, José María Rioja Puras e Isaac Conde de la Rosa, respectivamente, por «falsedad documental, administración desleal y apropiación indebida».
La entidad vallisoletana lleva desde 1980 al pie del cañón, con éxitos en Nacionales -Álvaro Simó es actualmente su mejor exponente- y con cantera, gracias a la creación en 2016 de una escuela. Precisamente con su puesta en marcha comenzaron los problemas con la Federación y su Delegación Provincial, que gestionab la instalación de la Fundación Municipal de Deportesde Renedo. Fue la Delegación la que les negó la posibilidad de usar esa instalación para su escuela por lo que en enero de 2017, el club decidió solicitar a la Dirección General de Deportes de la Junta la que existe en el CEAR Río Esgueva. Esta última, tras comprobar horarios e incompatibilidades -«y a pesar de que desde la Federación se acusó de que nuestro uso iba a ser social y no deportivo», señalan desde Arcolid-, dio la razón a la entidad deportiva y permitió el uso de Río Esgueva.
Entre medias, con un Campeonato de España en Valladolid -sin consulta previa a clubes o deportistas- que Arcolid asegura que fue deficitario para las arcas de la Delegación, petición de explicación en varias ocasiones de las cuentas... la propia Federación, primero en Junta Directiva en 2014 y luego en Asamblea, habilitó el acceso a cualquier federado a la instalación de Río Esgueva con un cargo de 60 euros al año. «Nosotros en ningún momento se lo pedimos a la Federación sino a la Junta.Además de que creemos que ese cobro no es legal», señalan desde Arcolid.
Tras incorporar esa proposición a su normativa, la Federación emitió en diciembre de 2017 una factura por valor de 1.800 euros contra el club por el uso de Río Esgueva (primero se interpuso por el acceso a la instalación para cambiarla más adelante por el desgaste del material), para emitir una segunda en 2018 por la realización de cursos de iniciación.
Tras ello, y después de que en octubre-noviembre de 2018, la Federación decidiese expulsar al club en Junta Directiva y luego en Asamblea («no constaba en los puntos del día y no se ratificó», vuelven a apuntar desde el club), Arcolid acudió al Tribunal del Deporte de Castilla y León, que le dio la razón y obligó a la Federación a tramitar las fichas del club con normalidad.
Estos hechos se han vuelto a repetir este 2019. El 25 de septiembre se abrió el plazo de renovación de licencias y las de Arcolid fueron denegadas por la Federación por «tener una deuda». El club acude de nuevo al Tribunal del Deporte, que toma medidas cautelares primero y más tarde una resolución que no deja lugar a dudas, considerando que la directiva de la Federación «paralizó nuestras licencias de forma injusta e ilegal; incumpliendo, tal como recoge la resolución, no sólo las normas de nuestra Federación sino también las leyes Deportivas, las leyes civiles e incluso la Constitución». El Tribunal emite juicios sobre la actuación de esa directiva diciendo que les produce «estupor» y «repugna a derecho». Entre medias varios competidores, incluido el propio Simó en torneos nacionales, tuvo problemas por esa denegación en sus licencias.
Todo ello hizo que Arcolid y Arqueros Tradicionales consultasen juntos a un abogado si podría haber acciones penales en los hechos relatados. Finalmente, Arcolid decidió poner en junio de este año una denuncia penal personal contra José María Rioja Puras (presidente) e Isaac Conde de la Rosa, tesorero y delegado de la Federación de Castilla y León de Tiro conArco. Ésta pasó a fase de instrucción al Tribunal de Instrucción Nº5 de Valladolid. Y ahora se está a la espera de saber si habrá o no juicio.