Las enfermedades circulatorias causan una de cada 3 muertes

SPC
-
Varios coches fúnebres a la salida de un tanatorio - Foto: Jesús J. Matías

La Comunidad es la segunda con la tasa bruta de fallecidos más elevada, con 1.195,8 por cada 100.000 habitantes

Las enfermedades del sistema circulatorio causaron el 29,24 por ciento de las defunciones en Castilla y León durante 2017, cuando se situaron en las 28.979, un 1,9 por ciento más que el año anterior. Le siguieron los tumores, causantes del 26,7 por ciento de las muertes, según reflejan los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por comunidades, las tasas brutas más elevadas correspondieron al Principado de Asturias (1.277,0), Castilla y León (1.195,8) y Galicia (1.182,3). Por su parte, las más bajas se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (582,5) y Ceuta (658,9) y en Canarias (705,2).

Asimismo, el INE explicó que las tasas brutas de mortalidad fueron más elevadas en los territorios envejecidos, ya que normalmente hay más defunciones por el efecto de la estructura de la población. Para corregirlo, se calculan las tasas de mortalidad estandarizadas que representan la mortalidad de la comunidad si todas tuvieran la misma composición por edad. Las más bajas se registraron en la Comunidad de Madrid (718,9), Castilla y León (761,8) y La Rioja (769,8).

Atendiendo a las principales causas de muerte, las mayores tasas brutas de mortalidad por enfermedades del sistema circulatorio se registraron en Principado de Asturias (385,5 fallecidos por 100.000 habitantes), Galicia (358,0) y Castilla y León (349,6). Si se consideran las tasas estandarizadas, la ciudad autónoma de Melilla registró la mayor tasa de mortalidad por enfermedades del sistema circulatorio (342,4), seguida de Andalucía (309,9) y Región de Murcia (273,1).

Las mayores tasas de defunciones por tumores se dieron en Principado de Asturias (352,1 fallecidos por 100.000 habitantes), Galicia (321,5) y Castilla y León (319,6). 

Las enfermedades del sistema respiratorio se situaron como tercera causa de muerte en todas las comunidades. Las tasas brutas más elevadas se dieron en Castilla y León (155,9 fallecidos por 100.000 habitantes), Extremadura (155,6) y Principado de Asturias (153,3).