Nach reinventa su mundo en verso

Javier D. Bazaga (SPC)
-

Ignacio Formés publica 'Silencios vivos', su segundo poemario tras el éxito de 'Hambriento', en el que «vomita» sensaciones y pensamientos muy ocultos

Nach reinventa su mundo en verso - Foto: Jeosm

«Solo intento generar empatía. Ponerse en la piel de los demás nos hace más humanos. Nos hace mejores». Así resume Ignacio Fornés, Nach, el objetivo que persigue en su trabajo, tanto musical como literario. Generar ese sentimiento cómplice con el que escucha, y también con el que lee.
Este aclamado artista urbano acaba de publicar su segundo libro de poemas tras el éxito de Hambriento. En Silencios vivos (Planeta), Nach recupera un relato intimista «lleno de sensibilidad y vivencias» donde deja constancia de su propia visión del mundo. Un mundo que reconstruye en verso sin el corsé de la rima ni de la métrica, pero que se alza con la misma fuerza que otorga a su música.
«No es un libro para leer en 20 minutos», aclara el autor, que rechaza la idea de que esa lectura rápida termine con el volumen abandonado «en el cementerio de tu estantería». De hecho, invita desde el primer momento al lector a consumir esta obra «bañándote en cada escrito», en un particular manual de instrucciones, en el que advierte que «estás a punto de mirar por mis ojos, de unir tu rostro al mío, generando un ser nuevo».
Fornés confiesa que en esta obra, en la que se ha sentido «más maduro» que con su primera experiencia literaria, «hay mucho mundo mío». Asegura también que hay una vertiente poética que sabía que existía «pero que no me atrevía a darle salida». Ahora hay todo un «horizonte en el que puedo expresar mucho», y un camino que «creo que va a durar mucho», ya que no duda en avanzar que habrá un tercer libro de poemas.
En la poesía reconoce «otra manera de caminar» en la vida, y aunque separa ambas disciplinas -«Escribo rap por la noche y poesía por las mañanas»-, asegura que ambas actividades se alimentan una a la otra: «Interactúan». Sin embargo, dice haber descubierto que en la lírica «no estoy atado a ningún compás», lo que convierte este hecho creativo en «un vómito de sentimientos».
En Silencios vivos vuelca «pensamientos, reflexiones y emociones». Son versos que «intentan luchar contra lo efímero, palabras crudas pero a su vez llenas de belleza y simbología». 
Organizado en cuatro partes a modo de estados de ánimo, desde el «desgarro» de los silencios que lloran hasta los silencios «que gritan», poniendo el acento en los problemas más sociales y plasmando una «rabia» que emana de las injusticias.
fiel compañera. Nach dice sentirse «acompañado por la poesía», a la vez que le permite desarrollarse como persona. El título revela una actitud, la del escritor que desarrolla su actividad en silencio, pero a la vez una vitalidad que se expresa por medio de las palabras. «Hay mucha vida dentro de cada poema y de este libro», con el que ha visto ampliado su público. También hay versos que son auténticos hits durante sus recitales más allá de los escenarios. «Lo importante es acercarme a las personas, es lo que más me gusta, vengan de donde vengan».
Estamos ante uno de los máximos exponentes del hip hop en español. Tiene nueve discos publicados y ha llegado a ser número uno en ventas en España. Ha sido nominado como mejor artista nacional en los premios MTV EMA (European Music Awards); al Goya en la categoría de Mejor Canción Original por Verbo; y también a los premios Grammy Latinos al mejor videoclip.
También es un apasionado del baloncesto, pero sobre todo de la música y la poesía, a la que recomienda acercarse «bañándote en cada escrito, tumbándote sobre cada imagen». «Solo así podrás hacer tuyo ese pequeño mundo que es el mío», invita el autor.