Carnero: "Si se da la oportunidad, será un placer seguir"

D.V.
-

El gallego repasa su llegada a Valladolid y pone en valor el vestuario de Pucela

Carnero: "Si se da la oportunidad, será un placer seguir"

Raúl García Carnero lleva poco tiempo en Valladolid, pero ya ha creado vínculos importantes. El gallego, que este 30 de abril cumplió 31 años, respondió a las preguntas de los aficionados en #ConversaCon de Estrella Galicia en las cuales dejó claro que se siente muy a gusto aquí, desvelando su amor por la fotografía y cómo fútbol y arte se dan la mano.

Su llegada al equipo tuvo mucho que deber a los ex jugadores pucelanos ya que "me había informado con los que habían estado aqui sobre cómo era el club y el vestuario, y todos fueron comentarios muy buenos", resalta Carnero, quien añade que "conocía al entrenador, tuve la fortuna de haber jugado junto a él en el Deportivo".

El lateral reconoce que su adaptación en Valladolid ha sido muy rápida y agradece a sus actuales compañero, a todos, porque "todos intentaron ayudarme para que la adaptación fuera muy rápido, y tengo gran relación con todos". No en vano para Carnero en el vestuario del Real Valladolid "hay una gran calidad humana y unas ganas tremendas de trabajar con humildad", personas que "me recibieron con los brazos abiertos y me lo pusieron todo fácil".

El gallego, nacido en A Coruña, afirmó también en la charla organizada por Estella Galicia que "el partido que mayor valor sentimental tendría para mí sería uno contra el Deportivo, como aficionado es mi club" aunque tuvo buenas palabras para el Alavés, un lugar "donde me apoyaron mucho" a lo largo de las cuatro temporadas que defendió su camiseta.

Raúl García Carnero aprovechó la oportunidad para dejar de manifiesto el cariño que tiene a la ciudad. "Parece que llevo más tiempo, estoy muy a gusto en Valladolid", dijo el jugador, para quien "si se da la oportunidad será un placer seguir aquí".

De todos los encantos que tiene la ciudad el gallego destacó que "es muy acogedora, muy cómoda" e insistió en que "la gente es muy amable, son cosas que te hacen coger cariño". Él, que no ha querido destacar un solo partido de los que lleva en el Real Valladolid porque "me quedo con la evolución, me siento partícipe del equipo y se están haciendo bien las cosas", sí tuvo palabras para los pequeños que sueñan con, algún día, ser profesionales: "Que disfruten del proceso, van a conocer a mucha gente y a un montón de amigos. Que absorban de cada entrenador. Entran muchas cosas que pueden determinar llegar o no a profesional, en vez de quedarse con el objetivo final que se queden con todo lo aprendido porque lo que aprendas te va a valer para muchas facetas en la vida, para otro trabajo, la vida diaria, tu madurez y tus relaciones. Y que trabajen duro, esto es un trabajo de día a día".

Por último el gallego departió sobre arte y fútbol, en concreto la fotografía, de la cual es gran apasionado. "En el fútbol tienes que analizar, ver diferentes perspectivas. En fotografía tienes que esperar el momento, que haya buena luz, ver la perspectiva, tener esa paciencia que también es importante en el fútbol... son similitudes que puedes sacar", reflexionó, antes de cerrar la charla compartiendo que salir a fotografiar también le sirve para "despejar la mente y aclarar ideas, porque estamos 24 horas pensando en fútbol, en casa seguimos dando vueltas al entreno o al partido".