La lotería anónima de Villarramiel

SPC
-
Luisi junto a su hijo, Luis Andrés, muestra el billete y la nota que le dejaron por debajo de la puerta. - Foto: Brágimo (Ical)

Los vecinos de esta localidad palentina están recibiendo misteriosos sobres con un billete de 50 euros y 'cariñosos' mensajes sin que nadie sospeche quién puede ser el generoso anónimo

La localidad palentina de Villarramiel no sale de la sorpresa y es que, desde hace unos días, un anónimo está depositando de forma aleatoria unos sobres de color sepia, con 50 euros en su interior, en algunas casas del pueblo. Los hechos comenzaron el pasado miércoles cuando algunos vecinos comenzaron a recibir estas propinas anónimas, unos aguinaldos que se están incrementando exponencialmente en las últimas horas, según explicó a Ical su alcaldesa, Nuria Simón.
Hay vecinos que están recibiendo sobres con dinero aunque en algunos de ellos están apareciendo mensajes como ‘para la princesa de la casa’ u otras notas con corazones, comentó Simón, quien dijo que muchos de los vecinos están desconfiando de este altruismo anónimo y están personándose con los billetes en la Guardia Civil.
En un principio, fueron 14 los vecinos que recibieron el sobre en sus buzones, aunque el reparto ha continuado. Estos hechos insólitos se han convertido en el tema de conversación principal en esta localidad terracampina de 900 habitantes, situada a 37 kilómetros de Palencia, e incluso, ya son muchos los medios nacionales e internacionales interesados por esta acción.
«No podemos decir si los vecinos son beneficiarios o afectados, no sabemos con qué intenciones se hace y, la gente a veces desconfia», destacó la regidora que también bromeó afirmando que esto están contribuyendo a que la localidad alcance fama nacional e internacional, no sólo por su cecina, sino porque «ahora también dejan 50 euros en los buzones», concluyó Nuria Simón.
Luisi, una de las agraciadas con estos misteriosos aguinaldos primaverales, asegura que el sobre se lo metieron por debajo de la puerta de casa. «Fueron 50 euros y se los di a mi hijo. El sobre llevaba un corazón y ponía ‘para la reina de la casa’».
En cambio, a Karen, la mujer de Valeriano, se lo dejaron en la cesta de la bici. «En lo que llevamos de día no hace mas que sonar el teléfono y no paramos de ver periodistas y televisiones por el pueblo», asegura Valeriano, que dice que en el caso de su mujer «fue cosa de cinco minutos». Según relató, ella iba a trabajar y se volvió asustada porque le habían dejado el sobre con los 50 euros y los tiró al suelo del bar donde yo estaba. En su sobre había dos corazones y ponía «princesa» y además salía su nombre y el del pueblo.
Valeriano confiesa que los primeros donativos se recibieron hace más de un mes, aunque hasta esta semana no se ha conocido fuera del pueblo. «Muchos lo están devolviendo pero yo lo tengo guardado tal cual se lo dejaron a mi mujer, porque no lo queremos».
Por último, Quino asegura que el asunto comenzó hace dos semanas y «se está liando una buena». «A mí me dejaron ayer el sobre en el buzón. Lo primero que pensé es que era falso pero fui al banco y me dijeron que el billete era verdadero».