Sergio González: "Es una auténtica final"

D.V.
-
Sergio González: “Es una auténtica final"

El entrenador del Real Valladolid no ha dudado en señalar el encuentro de mañana ante el Girona como de crucial

“Es una auténtica final. Un partido crucial. En los últimos partidos jugados en casa hemos jugado a un gran nivel. Solo nos ha faltado el resultado. Ojalá podamos dar el salto de calidad ante un rival directo por la permanencia”. Sergio González ha hablado en estos término este lunes ante el encuentro de mañana contra el Girona. El técnico ha indicado, además, que es importante que el equipo se haya quitado “los residuos” de los fallos en el empate a dos en Vitoria y haya recargado las pilas para afrontar “sin miedo” el partido de mañana.

Un rival que acumula cinco derrotas consecutivas que le han sumergido en la pelea por evitar el descenso. No obstante, Sergio ha aclarado que tanto el bloque ofensivo como el defensivo deberán mostrar sus mejores prestaciones para contrarrestar las armas del rival. “Nosotros nos jugamos muchísimo más. Ellos también se juegan mucho, pero nosotros tenemos que demostrar que queremos esos puntos”, ha anotado en declaraciones que recoge la web del club.

En este sentido, ha considerado que lo más probable es que el técnico del Girona, Eusebio Sacristán, emplee una defensa de cinco, algo que el cuerpo técnico tiene cotejado tanto a la hora de atacar como defender: “Tenemos claro como atacarles. Va a ser importante la actitud y el miedo. Tenemos que seguir fuertes en el balón parado, ya que anotan el 40 por ciento de sus goles así y jugar sin miedo a nada”.

Sergio ha resaltado así la trascendencia en el juego del rival de su delantero Cristian Stuani y ha recalcado que todos sus jugadores deben estar muy atentos para dejarle “poca movilidad”. “Aunque quisiéramos darles la pelota va a ser difícil por el empuje de la afición. Es importante que el bloque ofensivo esté entonado y el defensivo pendiente de esas vigilancias a Stuani y Portu, los jugadores que les dan oxígeno en la salida de balón”, ha analizado.

También ha deseado que el equipo borre los errores puntuales que vienen lastrándole en los últimos partidos, algo que, de conseguirse, opinó, el equipo “se salvará seguro”. “Deseamos un escenario en el que nos ponemos por delante y somos capaces de afianzarnos. Trabajamos para ser nosotros mismos sin necesidad de tener que levantarnos de esos golpes. El otro día cualquier equipo con 2-0 hubiera acabado 4-0. El equipo se rebeló y sacó su espíritu”, ha recordado.

Por último, y después de no dar pistas sobre quién ocupará la portería, ha ensalzado el papel de la afición en “finales” como la de mañana. “Siempre que hay un partido difícil están. No tenemos que decirles nada. Nos van a empujar y ojalá podamos devolverles lo que nos van a dar. Ojalá la comunión sea continua”, ha sentenciado.