Los trabajadores protagonizan 32 huelgas, un 23,8% menos

SPC
-

UGT achaca la caída a que en 2018 se firmaron numerosos convenios laborales que redujeron la conflictividad al año siguiente pero denuncia que se ha incrementado "la precarización laboral"

Los trabajadores protagonizan 32 huelgas, un 23,8% menos

La conflictividad laboral se redujo un 23,8 por ciento en Castilla y León en 2019, hasta un total de 32 huelgas. Los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social revelan que se celebró una decena menos que en 2018. Asimismo, los datos recogidos por Ical ponen de manifiesto que el número de trabajadores implicados en estas protestas cayeron un 77,6 por ciento, hasta un total de 2.198, muy lejos de los casi 10.000 del ejercicio anterior.

En consonancia, el número de jornadas perdidas por las huelgas bajó un 85 por ciento en Castilla y León, tras pasar de 16.930 a 2.540. La evolución contrasta, precisamente, con los de 2018, cuando todos los índices se dispararon en relación al año precedente y que evidencia que fue un año mucho más conflictivo en el ámbito laboral.

En España, la cifra de huelgas acumuladas durante enero?diciembre de 2019 fue de 856, esto es 130 huelgas más que en el año anterior, con 261.934, y 840.834 jornadas no trabajadas. En síntesis, la evolución se comportó al contrario que en Castilla y León.

El secretario de Política Sindical y Empleo de UGT en Castilla y León, Raúl Santa Eufemia, achaca este descenso en todos los ámbitos a que 2018 fue “un año muy positivo en convenios colectivos, pero solo en números, no en contenido”. “Ese año, cuando se estaban dando los últimos pasos de muchos convenios, los trabajadores acudieron a la conflictividad laboral; de ahí que en 2019 haya caído de esa manera”, justificó Santa Eufemia.

Sin embargo, concluyó, el pasado año se han registrado ya “más incumplimientos” de artículos y derechos de los trabajadores que ha llevado a “la precarización laboral”. “Hay incumplimientos de forma individualizada, por trabajador, de los convenios ya firmados en 2018, lo que está motivando irregularidades e ilegalidades”, sostuvo el responsable de UGT, quien explicó que por ese motivo en la Comunidad y en España en general, “se han duplicado y triplicado las sanciones y multas por requerimiento e inspección”, principalmente en materia de regularidad en tema fiscal, jornada laboral, el fichaje de cada trabajador y la prevención de riesgos.

Por último, Santa Eufemia comentó que en 2018 se firmaron numerosos convenios laborales pero, en general, “carentes de mejora salarial”. Sin embargo, los sindicatos prefirieron suscribirlos porque se buscaba protección con el convenio, aunque fuera más flojo”. Por ello, 2019, aunque no cuenta con conflictividad laboral, “ha sido el año más álgido en datos de precarización, causada por concatenación de contratos, horas extras sin pagar, descansos sin cumplir... y todo ello lleva más sanciones después”.

Caída en todas las provincias

Los datos territoriales que facilita el Ministerio revelan que el año pasado las huelgas convocadas bajaron en todas las provincias, a excepción de Salamanca, donde se celebraron las mismas, 11. Así, se redujeron un 62,5 por ciento en Segovia, con tres huelgas, en Ávila, un 61,5, con cinco; en Palencia, un 60 por ciento menos, con seis en total; en Zamora, un 50 por ciento, con cuatro; en Soria, un 45,4 por ciento de bajada, hasta seis; en León, con un 41,6 por ciento menos, con 14; en Burgos, con un 27,7 por ciento y 13 veces en la que los trabajadores salieron a la calle; y en Valladolid, con una caída más moderada, del 5,5 por ciento, hasta sumar 17 huelgas, la cifra más alta de la Comunidad, una menos que en 2018.

El repaso por provincia del número de participantes evidencia la importancia caída de la conflictividad laboral en la Comunidad. Así, mermó en todas ellas, lideradas porcentualmente por Palencia (20), un 98,3 por ciento; en Soria (15), un 97 por ciento; en Zamora (18), un 95,4 por ciento; en Ávila (31), un 93 por ciento menos; en Salamanca (70), un 86,5 por ciento; en Valladolid (750), un 79,9 por ciento; en León (680), un 64,4 por ciento; en Soria (121), un 61,2 por ciento; y en Burgos (493), un 35,9 por ciento.

Las jornadas no trabajadas bajaron en todas por encima del 50 por ciento. Lo hicieron en Palencia (10), un 99,3 por ciento; en Segovia (13), un 97,9 por ciento; en Zamora (17), un 95,6 por ciento; en Ávila (30), un 94,9 por ciento; en León (615), un 91,3 por ciento menos; en Valladolid (1.106), un 73,8 por ciento; en Burgos (402), un 72,9 por ciento; en Salamanca (183), un 70,4 por ciento; y en Soria (164), un 57,1 por ciento.



Las más vistas