Un libro para tratar las dolencias nutricionales

D.V.
-
Un libro para tratar las dolencias nutricionales

La UVA recoge en un libro las 21 dolencias nutricionales más frecuentes en consulta y cómo tratarlas

El catedrático de la Universidad de Valladolid (UVA) y jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico Universitario, Daniel de Luis Román, ha publicado el libro '21 Consejos Nutricionales para vivir sanos', en el que da respuesta a las dolencias más frecuentes que plantean los pacientes en su consulta.

Entre otras, recoge las alergias al anisakis o a las proteínas de la vaca; a la intolerancia a la fructosa o a la lactosa (azúcar de la leche); que alimentos tomar con el ácido úrico alto, la tensión arterial alta, ante problemas de vesícula biliar o de páncreas, o diabetes gestacional, han informado a Europa Press fuentes de la UVA.

"No es un libro de auto ayuda, sino que es una fuente de menús con tablas de alimentos que cualquier persona que presente alguno de estos problemas puede preparar en el domicilio", ha señalado De Luis Román.

"Aunque el libro no nace con vocación anti fake news, lo cierto es que cada vez se consulta más Internet y las redes sociales buscando soluciones a estos problemas, y lo que hemos querido es ofrecer información contrastada y que de una forma sencilla cada persona pueda desarrollar una serie de hábitos nutricionales si se encuentra ante alguna de estas situaciones", ha añadido.

El libro, escrito en colaboración con Juan José López, profesor asociado de Endocrinología y Nutrición de la UVA y editado por el Servicio de Publicaciones de esta Universidad, se encuentra dividido en 21 capítulos, cada uno de ellos un Consejo donde se ofrece una breve descripción sobre la dolencia, las causas que lo producen, los alimentos que deben evitarse, los que deben consumirse, como combinarlos con otros y la forma de cocinarlos. Además, se ofrecen menús tipos para cada tipo de dieta.

Se trata de una guía práctica en la que dan respuesta a los problemas nutricionales que les plantean los más de 24.000 pacientes que atienden en sus consultas cada año, muchos de ellos provocados por un mayor consumo de productos procesados y que gracias a la tecnología diagnostica logran identifican con mayor facilidad, incluso en edades tardías, en la que pueden llegar a aparecer intolerancias alimenticias.

Otros de los "viejos" problemas sobre los que se detiene el libro son la obesidad y la diabetes, con tasas cada vez más elevadas pese a las campañas de prevención y recomendación de reducir el consumo de azúcar, ya que está demostrado que consumir más de 20 o 25 gramos de azúcar al día perjudica nuestra salud.

Los autores abordan también la alimentación en personas con disfagia (problemas para tragar) cada vez más frecuentes debido al envejecimiento de la población y al incremento de las demencias, donde suele aparecer al final de la enfermedad; personas con ELA o víctimas de un ictus. Y otras "nuevas" como la dieta en FODMAPS, con bajo contenido en hidratos de carbono para tratar el síndrome del intestino irritable.