La huella de Isabel la Católica vive en Valladolid

R.G.R
-

El Archivo Histórico Provincial, el Palacio Real Testamentario de Medina del Campo y las Casas del Tratado son los principales focos del legado de la Reina Isabel la Católica. Este martes se celebra el 515 aniversario de su muerte

La huella de Isabel la Católica vive en Valladolid - Foto: Jonathan Tajes

Se podría afirmar sin ningún género de dudas que Castilla ha vivido su época histórica de mayor esplendor bajo el reinado de los Reyes Católicos, Carlos I y Felipe II. Siglos de pujanza económica y dominio imperial que aún hoy perviven en la provincia de Valladolid. Edificios que todavía se mantienen prácticamente intactos después de seis siglos y lugares que, aunque con claras ausencias ocasionadas por el paso del tiempo, conservan algunos elementos de vital importancia.
El próximo martes, 26 de noviembre, se cumple el 515 aniversario de la muerte de Isabel la Católica y Medina del Campo y Tordesillas vivirán la efeméride con intensidad. Especialmente la Villa de las Ferias que recrea este sábado la muerte de la reina Isabel en el Palacio Real, donde se dictaron sus últimas voluntades. El presidente de la Orden de la Jarra el Grifo, Juan Ignacio Gutiérrez, es el encargado de la representación y los actores Cristina Gutiérrez y Ángel González darán vida a los reyes. «Para mí es un honor. Representar este papel me ha hecho darme cuenta del amor que Isabel tenía por Medina del Campo», declara la actriz. 
La representación tiene lugar a partir de las 19.00 horas en el Palacio Real para que los vecinos de Medina puedan conocer la muerte y el traslado del cortejo fúnebre hacia la ciudad de Granada. Serán 50 figurantes los encargos de recrear de uno de los episodios más importantes de la historia de Castilla y León. 
La huella de Isabel la Católica vive en ValladolidLa huella de Isabel la Católica vive en Valladolid - Foto: Jonathan TajesEsta representación es solo una muestra más que pone de manifiesto que la huella de los Reyes Católicos, especialmente de la reina Isabel en la provincia, está muy viva. Valladolid, Tordesillas y Medina del Campo son los tres municipios donde edificios y documentos del reinado de Isabel de la Casa de Trastámara se puede ver hoy en día. El Palacio de los Vivero en la capital, convertido en el Museo Histórico Provincial, fue el lugar donde los  reyes contrajeron matrimonio. Concretamente, lo hicieron en 1469 en la denominada como Sala Rica tan solo unos días después de conocerse. El director del Museo, Ángel Laso, destaca que la habitación se mantiene en muy buenas condiciones y también se mantienen documentos de la época con la firma de la reina. 
palacio real desaparecido. Tordesillas fue el centro de operaciones de Isabel durante la batalla por el trono en la batalla de Toro. El Palacio Real, del que existe una maqueta en las Casas del Tratado, fue incluso centro de poder en la corte itinerante de los reyes. Sus dimensiones eran considerables y albergó después al emperador Carlos I y a su hijo Felipe II. 
Las Casas del Tratado se mantienen intactas y recrean ahora las negociaciones entre Castilla y Portugal para dividirse el mundo. La Plaza Mayor de Tordesillas debe su fisionomía a Isabel. A finales del siglo XV se abrió la plaza pública y se edificó la Casa Consistorial, dando lugar al trazado de la Plaza Mayor. 
El Puente Medieval, que actualmente se encuentra en obras, es el protagonista de uno de los episodios históricos más relevantes de Isabel. La Reina salió descalza en procesión cruzando el río hasta el Convento de los Dominicos tras la victoria contra las tropas de apoyo a Juana la Beltraneja. Otra de las joyas de Tordesillas con especial protagonismo durante este etapa fue el Real Monasterio de Santa Clara, ya que Isabel acudía allí a rezar mientras sus tropas estaban en combate en Toro. 
A las puertas de la iglesia de San Antolín se levanta la estatua de Juana ‘La Loca’. La hija de Isabel pasó 46 años ‘encerrada’ en el Palacio Real y Carlos I visitó al menos en una docena de ocasiones el municipio para, entre otros asuntos, ver a su madre.
El Castillo de la Mota de Medina del Campo fue una de las fortalezas de mayor relevancia durante la vida de Isabel. El Palacio Real, del que solo queda en torno a un 15 por ciento según el Ayuntamiento, recrea a la perfección el estilo de vida de los reyes en el siglo XV.  Pero además de estos dos impresionantes edificios de la época, también se conservan las ruinas del Monasterio de San Saturnino, el convento de Las Clarisas y las Reales Carnicerías, que se levantaron durante el reinado de Felipe II. 
Un importante legado patrimonial, documental e histórico que no pasa desapercibido para los vecinos de estas localidades.