"Lo prudente es pensar que puede haber un recrudecimiento"

EFE
-

Antoni Plasència, asesor del equipo de Salvador Illa, destaca que "el incendio está bajo control" y que si mantenemos la precaución solo se producirán algunos brotes

"Lo prudente es pensar que puede haber un recrudecimiento"

El escenario más previsible, si se mantiene la detección rápida de casos y la población respeta las medidas, «es que se produzcan brotes localizados y no un crecimiento exponencial de los contagios de coronavirus», explica el epidemiólogo Antoni Plasència, uno de los expertos del comité que asesoró al Gobierno en el programa de desescalada.
El virus circula y aún es un desconocido, destaca Plasència, y añade que volver a la situación de marzo «sería un fracaso inaceptable» y aboga por un modelo de movilidad menos restrictivo que permita reactivar el turismo, siempre que se mantenga la capacidad de detección de focos y la respuesta rápida.
Este especialista en epidemiología recalca que son más las cosas que no se saben del virus de las que se conocen, si bien considera «poco probable que el calor tenga un impacto decisivo» en su transmisión este verano.
Sobre la posibilidad de una nueva oleada de coronavirus en otoño, sostiene que hacer una afirmación tajante al respecto sería emitir una opinión porque nadie lo sabe. «Sabemos algunas cosas del virus: que sigue circulando, que prácticamente el 95 por ciento de la población española no tiene inmunidad en este momento y por tanto el escenario es que seguirá circulando y su misión en la vida es buscar a gente susceptible que no tenga defensas, multiplicarse y extenderse», apunta el experto .
«¿Qué pasará en otoño e invierno? Lo prudente es pensar que puede haber un recrudecimiento, no necesariamente una oleada, y hay que estar preparados para poder responder», detalla.
El experto explica que las infecciones se van reduciendo de manera lenta y que «el incendio parece controlado», pero puede reactivarse si no se está muy encima del mantenimiento del control.
Si esa prevención se hace con rapidez y de manera sistemática, «más que un incendio masivo serán pequeños focos».
Plasència asegura que «nunca antes en nuestra Historia hemos estado mejor preparados científica, técnica e incluso políticamente para poder obtener una vacuna efectiva y segura» que sea accesible para toda la población mundial.