Los sanitarios que descansaron en abril no recibirán la paga

D.V.
-

CCOO traslada el "descontento" de los sanitarios sin gratificación extra, a pesar de estar en primera línea COVID

Sanitarios a las puertas del Hospital Clínico de Valladolid. - Foto: D.V.

CCOO Castilla y León trasladó hoy el “descontento” entre los profesionales del Sacyl de Valladolid por el reparto de la gratificación de los servicios extraordinarios que prestaron durante la crisis sanitaria, ya que algunos se han quedado sin percibirla a pesar de estar en primera línea en la lucha contra el COVID-19.
“El descontento” entre los sanitarios llega tras conocer la resolución de la Gerencia Regional de Salud por la que se conceden gratificaciones por los servicios extraordinarios que prestaron durante la crisis sanitaria.
En opinión del sindicato, el problema ha sido la “incapacidad” de la Junta de Castilla y León para seguir sus propios criterios, “ya de por sí injustos, lo que ha creado agravios comparativos entre los profesionales”, según la información recogida por Ical.
CCOO destacó que ha recibido “multitud” de protesta por el “injusto reparto, y añadió que , en algunos casos, la exclusión del reparto se ha realizado por decisiones que se han tomado sin saber lo que supondría, puesto que nadie avisó a los profesionales. “Uno de los problemas está siendo que, los profesionales que han tenido algún día de descanso en su plantilla habitual durante el mes de abril, no están cobrando la gratificación extraordinaria”, dijo. 
Esta decisión de la Gerencia Regional de Salud, según CCCOO, olvida que hay descansos que son impuestos por los mandos intermedios en un intento por gestionar recursos y dar un respiro al personal y en otros casos el problema fue el disfrute de algún día de asuntos propios, incluso, justificados por fallecimiento de un familiar.
Asimismo, destacó que, durante la pandemia, a algunos sanitarios se les modificaron los turnos, de forma que, aunque estuvieron más del 80 por ciento de su jornada con pacientes COVID, también fueron excluidos del reparto. “Los agravios comparativos se dan, incluso, entre los distintos hospitales de Valladolid que están reconociendo de diferente forma el trabajo de personas de la misma categoría profesional ya que se han hecho grupos de clasificación distintos para cobrar la gratificación a pesar de realizar las mismas funciones”, agregó.
Los sanitarios pretenden presentar reclamaciones ante la Consejería de Sanidad, según CCOO, quien recordó que ya avisó del descontento que provocaría el reparto de una gratificación extraordinaria.
Además trasladó, durante la primera oleada de pandemia, que el enorme esfuerzo realizado en los primeros meses, se compensara con jornadas de descanso cuando la situación sanitaria lo permitiera. “Creemos que el personal de las distintas categorías de Sacyl se está sintiendo poco valorado y está perdiendo la necesaria motivación para afrontar lo que pueda venir los próximos meses”, concluyó.