El PSOE busca una victoria "más holgada" en la Comunidad

SPC
-

Ana Sánchez afirma que conseguir el segundo diputado en Palencia es una "cuestión de dignidad"

Ana Sánchez. - Foto: Ical

El PSOE afronta la campaña de las elecciones generales del 10 de noviembre, que comienza el próximo viernes, con el objetivo "claro" de volver a ganar en Castilla y León y de lograr una victoria "más holgada" y "solvente", según afirmó hoy la secretaria autonómica del PSCyL, Ana Sánchez, quien se mostró convencida de que los ciudadanos pondrán "en su sitio" al "bifachito" de PP y Ciudadanos, en especial a estos últimos, a los que denominó "liberales ibéricos".

"Nos jugamos mucho", advirtió la responsable de Organización del PSOE de Castilla y León, tras la reunión del Comité Electoral, el último de esta precampaña que finalizará con el acto de apertura de la campaña, con el lema ‘Ahora sí’, en la medianoche del jueves al viernes 1 de noviembre. Ana Sánchez insistió en que afronta esta cita electoral con "fuerza", pero también con "humildad", para recibir un apoyo "más mayoritario" en la Comunidad.

"Estamos en forma", afirmó la secretaria autonómica de Organización, quien recalcó que buscan una "movilización muy intensa", tras haber hecho en su opinión "los deberes", puesto que recalcó no han dejado de trabajar ni un solo día, ni de recorrer ni un solo rincón de la Comunidad. Por ello, recalcó que la victoria en Castilla y León es "más importante" que en otros territorios.

De esta forma, recalcó que conseguir el segundo diputado en Palencia -en las generales del 28 de abril su partido obtuvo uno- es una cuestión de "dignidad", después de que a su juicio en esta provincia se cometiera, tras las autonómicas y municipales, "la mayor de las tropelías", al entregar la Alcaldía de la capital palentina a Cs, en virtud del acuerdo en la Comunidad entre 'populares' y 'naranjas'.

Ana Sánchez aludió al “pacto de la rapiña”, que recalcó sigue “vigente” en Castilla y León, y que ha permitido en su opinión que el “régimen” de 32 años de gobiernos del PP se mantenga, gracias al apoyo de Cs, a los que se refirió como “liberales ibéricos”. Señaló que en la Comunidad las “cosas han ido a peor”, con el cierre de consultorios o la fusión de municipios o con la huelga convocada para el 6 de noviembre por los empleados públicos.

Por ello, la dirigente socialista recalcó que los ciudadanos de la Comunidad han dicho en las urnas “basta ya” y se mostró convencida de que darán un castigo mayor en la Comunidad a los ‘naranjas’, de acuerdo a las últimas encuestas publicadas que avanzan un retroceso de Cs en España. No obstante, reconoció que esto puede no afectar al acuerdo de gobierno en Castilla y León. “Son capaces de todo”, dijo.

En ese sentido, la secretaria de Organización del PSOE subrayó que sienten el “calor” de los ciudadanos, a través de encuestas internas, pero también de la opinión que pulsan a través de sus compañeros y de los vecinos. También se mostró preocupada por el “auge” de Vox en los sondeos, que auguran hasta 40 diputados, lo que en su opinión debería llevar a la derecha a una reflexión, porque recalcó es evidente de que “algo están haciendo rematadamente mal”.

Ahora sí

Ana Sánchez argumentó que la derecha “frívola” está “desquiciada” y señaló que mientras visitan la Comunidad sin propuestas solo para subirse a un tractor, tomar una "tapa de queso" o "irse de cañas", el candidato del PSOE y presidente en funciones, Pedro Sánchez, lo hace con proyectos como el de Monte la Reina, en Zamora, así como con iniciativas para la repoblación, la transición energética o las infraestructuras.

Frente a Sánchez, un político “honrado”, “moderado” y “decente”, que recalcó tiene un proyecto “sólido” y “consolidado” para España, y que no quiso ser presidente a cualquier precio, está el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que a su juicio logró este cargo “a costa de todo y de todos”.

Finalmente, la secretaria autonómica de Organización del PSOE destacó que los socialistas de Castilla y León tratarán de obtener un apoyo “más mayoritario” para que Pedro Sánchez pueda formar "ahora sí" un ejecutivo con “estabilidad”, que apueste por la igualdad y las medidas sociales.