May pedirá otra prórroga «corta» para seguir negociando

Agencias
-

La 'premier' insiste en garantizar un Brexit con acuerdo como la «mejor solución» para la nación y buscará con el laborista Corbyn un consenso para intentar romper el estancamiento

La situación de estancamiento en el Reino Unido es innegable. Con un Parlamento que no se pone de acuerdo para aprobar el Tratado de Retirada firmado por la primera ministra británica, Theresa May, y conseguir que el país pueda abandonar la UE con garantías, la nación parece abocada a un divorcio abrupto el próximo día 12, cuando finaliza la prórroga concedida por Bruselas.
Las negociaciones no salen adelante y el tiempo se le echa encima a May, así que la premier anunció ayer que pedirá a sus socios comunitarios una nueva extensión del Brexit para tratar de alcanzar un pacto, para lo que se sentará con el líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, con el fin de intentar acabar con la paralización actual.
Tras una intensa reunión con los miembros de su Gobierno, que se prolongó durante más de siete horas, la mandataria reconoció que «hay algunos que están cansados de estos retrasos y discusiones que querrían salir sin acuerdo la semana que viene».
«Siempre he sido clara respecto a que se podrían lograr éxitos sin acuerdo a largo plazo, pero irse con un acuerdo es la mejor solución», reiteró, antes de resaltar que su Ejecutivo «necesita una nueva extensión de Artículo 50, que sea lo más corta posible y termine cuando se apruebe el tratado» en la Cámara de los Comunes.
«Necesitamos ser claros sobre para qué es esta extensión: para garantizar que salimos de forma puntual y ordenada», resaltó May, quien avisó de que «este debate y división no pueden seguir mucho más tiempo».
Así, sostuvo que la situación «está poniendo a los parlamentarios y todos los demás bajo tremenda presión» y eso es algo que, a su juicio, «está dañando nuestras políticas». Por ello, ofreció reunirse con Corbyn para «intentar acordar un plan que ambos cumplamos para garantizar que salimos de la UE y que lo hacemos con un acuerdo». Una mano tendida cogida por el laborista a última hora, si bien quiso remarcar que se guarda la opción de volver a presentar una moción de censura.
«Cualquier plan tendrá que incluir el Tratado de Retirada, que ya ha sido negociado con los otros 27 miembros y que la UE ya ha dicho en repetidas ocasiones que no puede abrir y que no abrirá», avisó May.
En este sentido, apostó por «centrarse» en la que será la «futura relación» con el grupo comunitario, al tiempo que argumentó que «el resultado ideal sería consensuar una postura que satisfaga los resultados del referéndum» sobre la permanencia de 2016 «y que pueda ser presentada ante la Cámara para su aprobación», agregó. «Después, sería llevada ante el Consejo Europeo de la semana que viene», añadió.
«Queremos acordar un calendario para este proyecto que garantice que es aprobado antes del 22 de mayo» para que el Reino Unido no tenga que participar en las europeas, apuntó la mandataria, quien reconoció que «es un momento difícil para todos» y que «las pasiones son elevadas en todo el espectro de la discusión», si bien apeló a «encontrar los compromisos que den respuesta a lo que el pueblo británico votó». «Es un momento decisivo para la Historia de estas islas, y requiere unidad nacional para satisfacer el interés nacional», remachó. 
Por la importancia del momento, Corbyn se mostró abierto a negociar y reconoció que «May ha dado un paso». El progresista, cuyo objetivo también es evitar un Brexit duro el próximo día 12, asumió que «tengo la responsabilidad de representar tanto a las personas que votaron al Partido Laborista en las últimas elecciones como a aquellas que no lo hicieron, pero que reclaman certidumbre y seguridad para su propio futuro».

May pedirá otra prórroga «corta» para seguir negociando POOL
May pedirá otra prórroga «corta» para seguir negociando - Foto: POOL