Las ambulancias tardan 10 minutos en llegar tras una llamada

S. Calleja (Ical)
-

El tiempo de respuesta en Valladolid de las unidades de soporte vital básico es el más bajo de la Comunidad

Las ambulancias tardan 10 minutos en llegar tras una llamada

Los servicios de emergencias en Castilla y León tardan cerca de 17 minutos en atender a la población, cifra que recupera los tiempos de hace cinco años, después de que en 2017 superaran la barrera de los 20 minutos. A ello se une que en dos de cada tres intervenciones, en el 65 por ciento, los efectivos tardan menos de un cuarto de hora en atender al paciente, aunque todavía hay un ocho por ciento de los avisos en los que los tiempos superan los 30 minutos, y en un 27 por ciento oscilan entre 15 y 30 minutos.

Si se desglosan los datos por equipos, la última memoria de la Gerencia de Emergencias Sanitaria consultada por Ical arroja que las unidades medicalizadas (UMES) usan 12 minutos y cinco segundos para prestar asistencia, por debajo de los 13.29 de 2017. Si bien, los mayores recortes temporales los registran las unidades de soporte vital básico, que pasan de 17 minutos y 25 segundos a 13 minutos con 36 segundos. Mientras, los helicópteros sanitarios ganan más de siete minutos, al pasar de 32 minutos y 32 segundos, a los 24 minutos y 35 segundos al cierre de 2018.

En el caso concreto de las UMES, el 74,53 por ciento responde en menos de 15 minutos, y la media de 12 minutos la suben aquellas que están en el medio rural, pese a que hay una unidad por cada 82.645 habitantes, cuando en las ciudades la ratio es de una por cada 122.866.

En concreto, la UME que opera para la zona de Cervera de Pisuerga (Palencia) es la que registra el mayor tiempo de acceso al paciente con 21 minutos y 24 segundos. Es el caso también de las que operan desde Arenas de San Pedro (16,05); La Bañeza (15.46), Medina del Campo (14.58) y Medina de Pomar (14.44).Frente a estos ratios, las que operan desde las capitales de provincia todas tardan menos de 13 minutos en atender al paciente, excepto en el caso de Ávila (13.38) y Zamora (14.58).

Por su parte, entre las 17 unidades de soporte vital básico los tiempos de respuesta varían en función de las provincias. En general, estos recursos llegan en menos de 15 minutos en el 62,28 por ciento de los casos; el 28,33 por ciento tarda entre 15 y 30 minutos, y el 8,39 por ciento, menos de 30. El tiempo medio de respuesta más elevado se encuentra en Ávila, con 13 minutos y 48 segundos; León, 12.35 y Salamanca, con 12.26. Por encima de los once minutos se encuentra la de Segovia, 11.14, y Zamora, 11.34, y no lo alcanzan el resto: Burgos (10,29), Palencia (10.44), Soria (10.36) y Valladolid (10.01).

Más de 1.400 llamadas al día

El años pasado, la Gerencia de Emergencias Sanitarias gestionó una media diaria de 1.442 llamadas. De las 526.380 que recibió el servicios, el groso fueron de demanda asistencial, 248.832, el 47,3 por ciento. Las consultas pediátricas se elevaron a 16.394, un 3,1 por ciento. La mayoría de estas demandas implicó la intervención de recursos móviles, en un 87,5 por ciento de los casos.

Por provincias, desde Ávila se emitieron 37.253 llamadas que implicaron la atención la intervención de recursos móviles en 20.972 casos; mientras, en Burgos 73.543, con 41.083 recursos movilizados; en León ascendieron a 86.777, con 52.169 intervenciones; en Palencia, 35.853, con 18.886; en Salamanca, 69.288, con 39.202; en Segovia, 29.873, con 16.207; en Soria, 17.378, con 9.368; en Valladolid, 134.033, con 59.350, y en Zamora, 42.382, con 22.411.

Actividad

Para atender a los 276.857 pacientes que los precisaron, la Gerencia movilizó en 31.954 casos a profesional médico; en 34.246 a las ambulancias medicalizadas; en 1.582 a los helicópteros, mientras que las uvis se activaron en 7.910 casos y las ambulancias de soporte vital básico, en 200.948. Sólo en un 28 por ciento de los sucesos pudieron dar de alta in situ al paciente y el 72 por ciento restante tuvo que ser evacuado al hospital. Esto implica, que las UMES prestaron una media diaria de 92 servicios, con un promedio de cuatro intervenciones por UME -siete en el caso de las capitales y dos en el de las rurales-. Los cuatro helicópteros prestaron asistencia en 1.552 ocasiones, con una media diaria de 4,2.