Liberada una menor tras 15 meses secuestrada en Valdestillas

A.G.M.
-
Liberada una menor tras 15 meses secuestrada en Valdestillas

De 15 años, fue raptada en Santander, en enero de 2018, para convertirla en pareja de un joven de 16, que la ha violado todo este tiempo y con el que tiene un bebé. La Guardia Civil detuvo al chico y sus padres, que han quedado en libertad con cargos

Secuestrada durante quince meses, violada en repetidas ocasiones y maltratada por la madre del que se convirtió, al mismo tiempo, en su captor y el padre de su bebé. La Guardia Civil ha liberado a una menor, de 15 años y nacionalidad rumana, que estaba retenida desde enero de 2018 en una vivienda de Valdestillas. En la denominada Operación Bebelus, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Valladolid ha arrestado a tres personas (S.I.M., de 16 años y sus padres, A.M., de 38 y V.M., de 36) e imputado a una cuarta (M.M., de 41 años), como supuestos autores de los delitos de detención ilegal, agresión sexual y malos tratos en ámbito familiar, todos ellos pertenecientes a la misma familia.

Las pesquisas arrancaron el pasado abril, cuando una patrulla identificó en las inmediaciones de la estación de autobuses de Tordesillas a una menor en una posible situación de riesgo y desamparo. No fue hasta localizar a su padre, que estaba en Rumanía, cuando se supo de su situación, ya que el progenitor desveló a los agentes que la chica había sido secuestrada cuando la familia residía en Santander, hace más de un año. Les explicó que su hija había sido llevada contra su voluntad por una familia de Valdestillas y, desde entonces, no habían vuelto a tener noticias de ella hasta la fecha. Asimismo, confesó que no denunció por temor a las posibles represalias de este clan afincado en la provincia vallisoletana.

La menor detalló que se la llevaron de Santander dos hombres de unos 40 años de nacionalidad rumana y que la trasladaron hasta Valdestillas, donde habría permanecido en contra de su voluntad durante todo este tiempo, convertida por la fuerza en la pareja del hijo de uno de los captores, el ahora detenido, S.I.M. En estos quince meses, la victima fue obligada a mantener relaciones sexuales con el menor, fruto de las cuales han tenido un hijo que actualmente tiene dos meses de edad, tal como detallan fuentes de la Comandancia. Las investigaciones también han determinado que la víctima ha sufrido malos tratos por parte de la mujer detenidos, la madre del menor, durante el tiempo que estuvo retenida, siendo amenazada y controlada en todo momento hasta que logró escapar hasta Tordesillas.

Los tres detenidos quedaron en libertad con cargos, mientras que tanto la victima como su hijo de dos meses se encuentran ya bajo el amparo de los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León.