Garamendi: "Fichar para vigilar las extra es del siglo XIX"

SPC
-

El presidente de la CEOE confía en que las empresas españolas "han hecho los deberes" y están preparadas para la desaceleración mundial

Antonio Garamendi, en imagen de archivo - Foto: Europa Press

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, Antonio Garamendi, aseguró que en los fichajes en las empresas para controlar las horas extras hay cosas que “no se ha entendido bien, porque en algunos casos es como matar moscas a cañonazos”, ya que “se habla de flexibilidad, conciliación de la vida laboral, globalización, digitalización y nuevos empleos cuando se aplican criterios del siglo XIX”.

El presidente de la CEOE señaló que “hay un montón de casuísticas que con estos criterios de antes es muy difícil equilibrar o gestionar las jornadas laborales que pueden haber hoy en día”. Asimismo, consideró que “los reales decretos no valen porque son contratos de adhesión y una vez que están hechos se planta una norma cuando no se ha valorado la casuística, lo que se está haciendo ahora, cuando deberían haber sido los propios trabajadores y el propio diálogo social quien debería haberlo gestionado”.

Así lo apuntó hoy el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, Antonio Garamendi, durante su participación en la jornada 'Una visión global de la economía', organizada por Diario de León en colaboración con Unicaja y la Federación Leonesa de Empresarios.

“En estos momentos España está creciendo un poco menos de lo que pensábamos con un 2,1 por ciento, aunque afortunadamente las empresas españolas han hecho los deberes y están preparadas para la desaceleración mundial”, debida para Antonio Garamendi por una “digitalización global, el Brexit, la guerra comercial de Estados Unidos y China, la desaceleración en Alemania, problemas sociales en Francia o el populismo italiano”.

Ante la situación anteriormente descrita, el también vicepresidente de los empresarios europeos aseguró que las elecciones al Parlamento Europeo del próximo domingo, 26 de mayo, son “muy importantes”, porque “se juega el futuro económico también de España”.

Garamendi consideró “clave” la internacionalización de la empresa española, porque en 2007 se construían 700.000 viviendas en España y en 2018 50.000, a pesar de lo que se ha crecido por encima del tres por ciento y se han creado 500.000 empleos, porque “la empresa española se ha internacionalizado, pasando del 22 al 33 por ciento de la participación en el PIB de las exportaciones, superando a Francia y Reino Unido, estando solo detrás de Alemania y se ha pasado de 50.000 a 150.000 las empresas que exportan de forma natural”.

Pero por estos datos, el presidente de la CEOE pidió “cuidado”, ya que “más del 60 por ciento de las exportaciones van a Europa, por lo que hay que mirar qué sucede en esos países porque es lo que explica la desaceleración”, aunque “las empresas españolas están más preparadas, tienen menos ladrillo, el sector inmobiliario está subiendo y está más equilibrado”.


Las más vistas