Batalla campal entre Policía y manifestantes en Colombia

Europa Press
-

Miles de ciudadanos salen a las calles de Bogotá durante la jornada del paro nacional para protestar contra el Gobierno. Las marchas se han dividido ante los duros disturbios entre civiles y fuerzas de seguridad, que se saldan con al menos 79 heridos

Batalla campal entre Policía y manifestantes en Colombia - Foto: Mauricio Dueñas Castañeda

El Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía de Colombia y grupos de manifestantes se han enfrentado este jueves en varios puntos de la capital del país, Bogotá, en el marco del paro nacional convocado en protesta contra el Gobierno.

Varios manifestantes habrían provocado daños en las instalaciones del Palacio de Liévano, en el centro histórico de Bogotá, poco antes de que los antidisturbios lanzaran gases lacrimógenos contra la multitud en un intento de dispersar la marcha, según ha informado el diario local El Espectador.

Asimismo, un grupo de manifestantes ha tratado de evitar enfrentamientos con los agentes en la plaza de Bolívar que ha sido desalojada. La multitud ha continuado su marcha por la carrera Séptima hacia el norte, así como por otras calles cercanas, en un intento de huir de la acción policial.

Batalla campal entre Policía y manifestantes en ColombiaBatalla campal entre Policía y manifestantes en Colombia - Foto: LUISA GONZALEZ

En otro punto de la ciudad, un grupo de manifestantes que se dirigía al Aeropuerto El Dorado se ha enfrentado con los agentes del ESMAD, lo que ha supuesto la división de la marcha en varios grupos de menor tamaño. Poco después, los enfrentamientos se recrudecieron en las inmediaciones del centro comercial Gran Estación, por lo que otro grupo de manifestantes se ha dispersado hacia el cercano edificio de la Gobernación de Cundinamarca.

La Universidad Nacional, el Congreso y la sede del Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (ICETEX) también han sido escenario de enfrentamientos.

Frente a la sede de ICETEX, un grupo de personas habría intentado entrar en las instalaciones haciendo uso de piedras y papas bomba (que reciben ese nombre por su parecido con los tubérculos y pueden incluir clavos, tuercas y piedras). Al menos cuatro agentes habrían resultado heridos.

Batalla campal entre Policía y manifestantes en ColombiaBatalla campal entre Policía y manifestantes en Colombia - Foto: LUISA GONZALEZ

Por su parte, el Defensor del Pueblo, Jorge Calero, ha señalado que se ha producido un "ataque a una misión médica y una unidad médica, cuyo conductor ha resultado herido". "Luego, en Bogotá, una comisión humanitaria de la Defensoría del Pueblo que acompañaba la marcha fue objeto de una agresión con elementos contundentes", ha manifestado.

Según los datos de la Policía, por el momento son 79 los heridos -42 civiles y 37 policías- y 36 los detenidos en el marco de las protestas. En una rueda de prensa, el jefe de las fuerzas de seguridad, Hoover Penilla, ha indicado que "más de 96.000 personas todavía se encuentran en algunos lugares concentrados esperando para llegar a sus hogares".

Así, ha aseverado que la mayoría de los heridos han llegado a los centros médicos con contusiones o por la inhalación de gases lacrimógenos, aunque "no revisten gravedad". Además, sitúa en 37 los saqueos.

Batalla campal entre Policía y manifestantes en ColombiaBatalla campal entre Policía y manifestantes en Colombia - Foto: LUISA GONZALEZ

 

 

Toque de queda

El deterioro de las pensiones y los salarios, el incumplimiento de los acuerdos con los estudiantes, y la perenne situación de violencia que vive el país --más de 160 dirigentes sociales y sindicales han sido asesinados en lo que va de año--, así como el intento del Gobierno de modificar el acuerdo de paz con las FARC en 2016, son los principales puntos de las movilizaciones.

Batalla campal entre Policía y manifestantes en ColombiaBatalla campal entre Policía y manifestantes en Colombia - Foto: LUISA GONZALEZ

Al inicio de las movilizaciones, la ministra de Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, afirmó que el Gobierno del presidente Iván Duque garantizaría el derecho a la protesta pacífica, así como "la vida, honra, y bienes tanto de quienes participen en la misma, como de los terceros que no lo hagan". Al mismo tiempo, había señalado que los hechos de violencia se "repelerán con toda la fuerza del Estado".

Los días previos a la huelga, el Ejecutivo otorgó plenos poderes a las autoridades locales y regionales para imponer las medidas necesarias en caso de que se produjeran actos de violencia y revueltas similares a las acontecidas en las últimas semanas en las principales ciudades de algunos de los países de la región, como Ecuador, Chile y Bolivia.

Frente a esto, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ha asegurado que la capital no sería militarizada y que no habría toque de queda.

Batalla campal entre Policía y manifestantes en ColombiaBatalla campal entre Policía y manifestantes en Colombia - Foto: LUISA GONZALEZ

No obstante, en la ciudad de Cali las autoridades han declarado el toque de queda debido a los disturbios y saqueos registrados. "El país y el Gobierno ya están al tanto del toque de queda en Cali que empieza desde ahora, lamentablemente tenemos una serie de disturbios en Bogotá que han dañado la protesta pacífica", ha alertado Gutiérrez en relación a lo sucedido en las dos ciudades colombianas.