scorecardresearch

Podemos presiona al PSOE para mantener la ley de vivienda

EFE
-

Belarra anuncia una ronda de contactos con organizaciones y movimientos sociales para defender la "urgencia" de la norma y evitar que los socialistas den marcha atrás en los aspectos más ambiciosos del texto tras el informe del CGPJ

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra - Foto: Marta Fernández Jara Europa Press

El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 asegura haber iniciado una nueva ronda de contactos con organizaciones y movimientos sociales sobre el anteproyecto de Ley por el Derecho a la Vivienda, ante la posibilidad de que el PSOE "pueda echarse atrás" al conocer el informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El ministerio liderado por la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ha mostrado su preocupación ante la posibilidad de que su socio de Gobierno dé marcha atrás en los aspectos más ambiciosos de la Ley de Vivienda, ante un "previsiblemente duro" informe del CGPJ.

En este sentido, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 recuerda que el CGPJ, que hará público su informe definitivo a finales de esta misma semana, tiene su mandato caducado desde hace tres años.

Además, ha explicado que este organismo solo debe pronunciarse sobre la modificación de tres artículos de la ley de enjuiciamiento civil, no correspondiéndole en ningún caso evaluar la constitucionalidad de la norma.

Este informe, que es preceptivo pero no vinculante, por lo que el Gobierno no tiene ninguna obligación legal a la hora de seguir sus indicaciones, ha llevado al ministerio a iniciar nuevos contactos para defender "la urgencia de la Ley de Vivienda y el amplio respaldo con el que contaría un texto verdaderamente ambicioso en regulación de precios del alquiler y prohibición de desahucios sin alternativa habitacional".

Esta ronda de contactos liderada por Belarra comenzará hoy mismo, e incluye a asociaciones como la Coordinadora de Vivienda de Madrid, el Observatorio DESC y los sindicatos CCOO y UGT.