Un gran punto en el Bernabéu desde la fe

A.G.M.
-

El Real Valladolid saca un valioso empate de su visita al Real Madrid. Guardiola igualó el tanto de Benzema. Solvente debut de San Emeterio y buenos minutos de Waldo.

Celebración del gol de Guardiola en el Bernabéu. - Foto: LaLiga

El Real Valladolid sumó un gran punto en el Bernabéu. Uno de los que valen mucho más. Porque el Pucela supo sufrir y tener fe en un estadio imponente ante un rival gigante. Y levantarse cuando Benzema adelantó a los locales en el 81, un golpe del que pocos se recuperan frente a los blancos. Guardiola marcó seis minutos después y propició el mágico 1-1.

Sergio repitió el plan del Villamarín, con doble lateral derecho para tapar las subidas de Marcelo, aunque esta vez fue Pedro Porro el que jugó por delante de Moyano. Fede San Emeterio y Ünal fueron los elegidos para suplir a los lesionados Alcaraz y Sandro.
Enfrente, Zidane aprovechó la sanción de Modric para retocar su dibujo y dar entrada al 'descartado' James en un centro del campo en el que Kroos y Casemiro fueron los medios centro, Isco ocupó la banda izquierda, Bale la derecha y James ejerció de mediapunta, por detrás de Benzema.
El primer tiempo fue de control casi pleno del Madrid, pero sin ocasiones flagrantes de gol. El dominio del juego local solía desembocar en estériles centros desde la banda derecha que no llegaban a causar peligro real. Mucho más cerca estuvieron un par de disparos desde la frontal de James y alguno de Bale, pero todos se iban desviados.

Porro celebra con la grada el empate en el Bernabéu.
Porro celebra con la grada el empate en el Bernabéu. - Foto: LaLiga
El Real Valladolid supo tener la paciencia y la concentración necesarias para aguantar con estoicismo el acoso madridista, incluso en alguna ocasión llevó la presión a las inmediaciones del área blanca con valentía. Porque el Pucela no fue miedoso en el Bernabúe, sino inteligente y no se olvidó jamás de intentar marcar; Plano lo intentó con un zurdazo lejano y Ünal llegó a pisar área con peligro, pero Ramos se encargó de abortar la osadía vallisoletana. Al descanso se llegó con empate a cero.

Todo cambió al regreso del vestuario. El Madrid se olvidó de defender y el Pucela empezó a meter algún susto al Bernabéu. Un disparo de Guardiola desviado tras aguantar el empellón de Ramos; otra acción de ataque que culminó el '7' sin éxito desde la frontal; y una tercera que bien pudo ser la buena si el pase del catalán hacia Ünal hubiera sido más preciso. Mientras, el Madrid, a lo suyo, centros y disparos lejanos, pero sus ataques ya no tenían la intensidad del primer tiempo.
Así discurrió el cuarto de hora inicial tras la reanudación, en un toma y daca de igual a igual, en el que Zidane intervino sustituyendo a James por Vinicius. El cambio de Sergio, en cambio, fue obligado por la lesión de Moyano, pero valiente: Waldo.

El siguiente movimiento del técnico francés sí consiguió volcar el campo hacia el área blanquivioleta, pero también habilitó las contras visitantes. Entró Jovic por Isco y el Madrid se convirtió en un equipo con cuatro delanteros, con Vinicius y Bale jugando de extremos y surtiendo de centros a Benzema y Jovic, que se estrenó con un cabezazo al larguero.
Pero el Pucela no se amilanó y tuvo dos muy claras; clarísimas. Contragolpe de manual que finaliza Waldo con un obús marca de la casa que Courtois sólo pudo despejar (memorable también el caño del '23' a Vinicius) y gran centro raso de Nacho que no acertó a remachar Guardiola, para desesperación de Ünal, que llegaba en mejor posición.

Real Madrid-Real Valladolid.
Real Madrid-Real Valladolid. - Foto: LaLiga
GOL DE BENZEMA
Y cuando la hinchada vallisoletana soñaba con la machada, apareció Benzema para recoger de espaldas un balón sin aparente peligro en la frontal interior del área y cruzarla lejos de las manoplas de Masip, ante la pasividad de Antoñito en la marca, que había entrado por Pedro Porro poco antes.
Corría el minuto 81. Sergio metió al explosivo Anuar en lugar de un San Emeterio que se doctoró con un partido muy solvente en el Bernabéu. Y el Pucela lo siguió intentando, sin suerte, pero sin perder la cara a un partido que parecía que se le iba escurriendo entre los dedos.
Real Madrid-Real Valladolid.
Real Madrid-Real Valladolid. - Foto: LaLiga
¡Pero no! Michel roba, Plano conduce y arrasa la zona de creación blanca con una conducción tan suya como el pase de lujo que filtra para Guardiola que esta vez no falló. Empate. ¡Empatazo!

Un punto de justicia. Un gran punto desde la fe en el Bernabéu.


Más fotos:

Real Madrid-Real Valladolid.
Real Madrid-Real Valladolid. - Foto: LaLiga
Real Madrid-Real Valladolid.
Real Madrid-Real Valladolid. - Foto: LaLiga