Una plata que sabe a triunfo

EFE
-

Robles cae junto a Ionescu en la final ante los chinos Ma Long y Wang Chuqin pero gana un lugar en la historia del deportes español

Una plata que sabe a triunfo - Foto: BERNADETT SZABO

La pareja china formada por Ma Long y Wang Chuqin se proclamaron campeones del mundo de tenis de mesa de dobles al vencer al dueto español formado por el español Álvaro Robles y el rumano Ividiu Ionescu, al imponerse en la final de Budapest por 4-1 (11-3, 8-11, 11-7, 11-3 y 11-5).
Long, actual campeón olímpico y mundial, y su compañero Wang impusieron su mayor experiencia y solventaron el compromiso en 36 minutos y 46 segundos.
Álvaro Robles, que hizo ya historia al ser el primer español en estar presente en una final de un Campeonato del Mundo, e Ionescu mantuvieron el tipo en las dos mangas iniciales. Después de un arranque errático y dubitativo reaccionaron con solvencia para apuntarse el segundo set e igualar el choque.
El español y el rumano siguieron firmes en los primeros puntos del tercer set que cayó, finalmente, del lado del dueto chino.
Ma Long y Wang Chuqin alcanzaron su mejor nivel en el cuarto, cuando arrollaron a sus rivales, y redondearon el triunfo final en el quinto, que ganaron por 11-5.
La poderosa pareja china, por tanto, se proclamó campeona del mundo de dobles mientras Robles, que ha marcado un hito en Budapest, e Ionescu, cerraron su participación con la plata colgada al cuello como subcampeones del mundo.