«La división de la ciudad por el tren es un problema grave»

M.R.I.
-
«La división de la ciudad por el tren es un problema grave» - Foto: Jonatan Tajes

La candidata del PP a la Alcaldía, Pilar del Olmo, se muestra convencida de que conseguirá el apoyo mayoritario de los vallisoletanos y apuesta por «revitalizar y rejuvenecer» el centro

La candidata del Partido Popular de Valladolid a la Alcaldía, Pilar del Olmo, asegura que, en el cambio de rumbo que está dando a su vida política para cambiar las responsabilidades como consejera de Economía y Hacienda por las de aspirante a alcaldesa, lo que más le está gustando es el trato directo con la gente. Del  Olmo asegura que es tan gratificante, que no grato porque dice que a veces le cuentan problemas que la sobrecogen, que le da energía para afrontar las jornadas tan intensas que le quedan por delante para intentar recuperar para el PP una de las alcaldías más emblemáticas.
Está haciendo una precampaña  intensa, con visitas a muchos colectivos. ¿Qué valoración hace del primer testeo de sus necesidades?
No es campaña, llevo tiempo haciéndolo y es para informarme de los principales problemas que tiene Valladolid, sobre todo por sectores. Algunas impresiones que voy sacando me están ayudando mucho a confeccionar el proyecto de ciudad para el siglo XXI. Es enriquecedor oír a tantas personas propuestas que, muchas veces, han quedado en el tintero porque nadie les ha escuchado. En algunas ocasiones es la primera vez que se les convoca para hacer un programa electoral. Los vallisoletanos están deseando participar y de muchas reuniones han salido las propuestas que ya he ido lanzando y se integrarán en el proyecto de ciudad moderna que quiero. 
¿Comparte el calificativo de su partido de que Puente es el ‘alcalde de la nada’ y que ha incumplido el 80% de su programa?
El alcalde firmó ante el notario el soterramiento, por decir algo de las cosas que son importantes y que no ha hecho. No se ve nada nuevo que se haya hecho. Los principales eventos que hay vienen del anterior equipo de Gobierno. Es verdad que se ha dado continuidad y eso es bueno porque cuando las cosas se hacen bien no hay por qué cambiarlas. Como no haya quitado algún bolardo de algún sitio (se ríe), poco más se puede decir de la acción de Gobierno de estos años del señor Puente. Ha peatonalizado una calle, que entiendo que no tiene sentido porque no la he visto dentro de un plan de movilidad. Y poco más, muy pocas cosas se han hecho en la ciudad.
En las reuniones con colectivos, ¿el soterramiento es una reclamación?
Hay colectivos muy variados, quizás los del ámbito cultural no ven esa necesidad tan acuciante. Pero sí que ha sido una demanda generalizada. Hay una obra estrella que está estrellada: el soterramiento.
Vincula su proyecto de soterramiento a financiación estatal. ¿No es un compromiso arriesgado vista las experiencias anteriores?
Ha habido proyectos que se han truncado, a veces, porque se han pillado unas épocas de crisis muy duras y, otras veces, no ha habido ni proyectos. El Plan Rogers era muy ambicioso y quizás en estos momentos no se puede hacer un proyecto así. No es mi idea. Hay que hacerlo más modesto, que se pueda abordar, y que comprometa al Gobierno, sea del signo que sea. 
¿Habla de un soterramiento corto?
No, distinto. Lo más importante ahora es lo que es físicamente el soterramiento, que puede ser soterrada una parte, en trinchera otra,... Me propongo hacer un proyecto más modesto, económicamente hablando. En otras ciudades soterran por muchísimo menos importe de lo que cuestan aquí los túneles y las pasarelas. Y si Adif lo financia allí por qué no lo va a hacer aquí. Eso a mí no me cabe en la cabeza. Y si hablamos de un problema de financiación siempre hay alternativas. Se puede colaborar con Adif porque hay muchas maneras de encontrar financiación, como préstamos, y la capacidad que tiene un Gobierno es más grande que la de un ayuntamiento.
¿Valladolid, según sus palabras, en vez de estar marginada por la Junta lo está por el Gobierno central?
La Junta siempre ha acompañado al alcalde de turno en el proyecto que se ha propuesto. Nos comprometimos con financiación en el anterior y en éste. Y sí, creo que ha estado marginada. Ha habido sucesivos gobiernos que nunca se han tomado en serio que aquí es un problema grave cómo está la ciudad dividida en dos. Además, vamos a ser el núcleo por donde van a pasar continuamente trenes hacia el norte. ¿Qué van a hacer? ¿Pasar lento? Creo que el soterramiento es beneficioso para la alta velocidad, para España.
Otra barrera es la del río. ¿Tiene algún proyecto para integrarlo?
El río no lo veo como ninguna barrera. Quizás lo fue en el pasado, pero el Pisuerga hoy es una fuente de riqueza. Considero que debe haber una integración de los ríos de Valladolid, unidos por corredores para disfrute de las personas. Se puede dar más vida al río, incluso se puede hacer algún tramo más navegable y que pueda servir de comunicación. Tienen que unirse todas las superficies de agua (Pisuerga, Esgueva, Duero, el canal de Castilla y el del Duero) que tenemos mediante anillos verdes. Hay que saberlas aprovechar y si se hace una zona verde uniendo todos los cauces para disfrute pero también como sumideros de CO2, solucionaríamos, en parte, el problema que se puede avecinar de contaminación.
Un proyecto que se asemeja al que ha diseñado el actual concejal de Urbanismo en la revisión del PGOU.
Es bueno que en muchas cosas podamos coincidir distintos grupos políticos. Se ve que será algo bueno. Creo que mi propuesta solucionará muchos problemas de futuro y dará un aprovechamiento a esa riqueza que tenemos. Aunque no sé si se aprobará el PGOU esta legislatura. 
Desde el Ayuntamiento se culpa a la Junta, en concreto a Patrimonio y Medio Ambiente. ¿Si es alcaldesa y no se ha aprobado definitivamente, cambiará la filosofía del plan? 
No sé qué culpa puede tener la Junta si no se ha presentado. Primero hay que aprobarlo y luego mandarlo a la Junta para la aprobación definitiva. Estamos en marzo. Este es un acto importante para la ciudad y cuando lo quieran presentar dejan a  la Junta un mes para mirarlo.
¿Qué planteamiento urbanístico aplicaría? ¿Apuesta por la ciudad compacta, por la diversidad de usos en el centro...?
No soy experta en Urbanismo, pero apuesto por revitalizar y rejuvenecer el centro. Hay muchos locales vacíos, vive muy poca gente y, además, con una media de edad muy alta, y es donde más población se está perdiendo. El centro es la cara de la ciudad para los turistas. También hay que dar vida a los barrios. Y, por ejemplo, para dar vida a un barrio como Las Delicias apuesto por el soterramiento, que no está incluido en el PGOU. 
El otro día fui al mercado de Las Delicias a hacer la compra y los comerciantes se quejaban de que no hay aparcamiento, y eso hace que la gente no vaya. Y me di cuenta de que si se elimina la tapia del ferrocarril, enfrente está la calle Estación y eso convertiría a Las Delicias en continuación del centro y los problemas de aparcamiento se solucionarían mejor. Partimos de concepciones distintas porque para mí es necesario el soterramiento y el plan actual parte de que no. Concretamente, ahí vamos a ganar riqueza, vamos a ganarla todos en la ciudad. 

En el centro también hay varios edificios públicos sin uso. Uno de ellos depende de su Consejería y parece ser que desde la de Sanidad lo barajan como una poción para reubicar el centro de salud de la Casa del Barco.
No me han hecho llegar esa propuesta. El edificio de la Plaza de Madrid se va a rehabilitar. Ha salido el proyecto hace unos días para mejorar sus estructuras y su accesibilidad. Se arreglarán las envolventes térmicas y se instalará un sistema eficiente de calefacción para minimizar las emisiones de CO2. En principio, será para uso administrativo. Aunque siempre se puede cambiar. 

La idea era de la Gerencia de Atención Primaria de Valladolid Este.
No me consta. Lo que sí que tenemos un proyecto es en Vadillos, para la ampliación del centro de salud, que sí que se ve afectado por el nuevo plan que tiene que cambiar usos. Y estamos pendientes de qué pasa con la revisión del PGOU. Y ahí sí que una parte de la casa cuartel será para ampliar el centro de salud, como demandan los vecinos.

Para la antigua sede de Hacienda también proponían las asociaciones de comerciantes la sede del Campus de la Justicia.
Si apuesto por revitalizar el centro es evidente que esta dotación debe tener una ubicación céntrica, pero puede que el edificio de la plaza de Madrid se quedase pequeño porque, además, hay que pensar en la posibilidad de que pueda crecer.

En el planteamiento inicial se hablaba de mantener la sede de Angustias y utilizar este edificio para centralizar las sedes dispersas. 
Siempre es mejor que estuviera todo agrupado cerca de Angustias y con una sede común, salvo la Audiencia, que tiene un edificio muy bonito. No me parece mal la ubicación de San Pablo, lo único es que hay que ver cómo se está haciendo la operación y cómo hay que hacerla.

¿Qué la pareció la operación frustrada para adquirir el suelo de San Pablo vinculada a la Electra? Este edificio ha pasado a la lista roja de Patrimonio. ¿Qué se puede hacer para evitar esta situación?
Hay varias maneras. Lo primero es pactar con la propiedad una serie de mejoras o intentar convencerles de que eso lo tienen que vender a un precio razonable si no van a acometer esas inversiones. Ahí siempre hay muchas cosas que se pueden poner. No me atrevo a dar ejemplos porque esto es delicado, pero siempre se puede pensar en hacer algo para jóvenes, como un espacio donde se pueda traer extranjeros a aprender lengua española. Y se llenaría de gente joven el centro.

El Ayuntamiento ha ofrecido suelo para su proyecto de Ciudad Deportiva es al Real Valladolid. ¿Qué le parece esta cesión a una empresa privada?
Es una empresa privada pero con el objetivo del fomento del deporte. Conozco el proyecto del Real Valladolid. Me parece que hay que apoyarlo desde el Ayuntamiento. Tiene un parte deportiva y una social, también. Se trata de hacer campos para jóvenes, incluidas chicas. El fomentar el fútbol entre las mujeres sería algo novedoso en Valladolid. Además, no hay que olvidar el componente deportivo, que es un bien para la sociedad. 

¿Es más viable que el proyecto anterior del Valladolid Arena?
Creo que este es un gran proyecto. Se basa también en el emprendimiento, con alguna zona para el esparcimiento y el ocio. Y, además, está liderado por una persona que no es dudoso, que tiene un carácter empresarial pero también solidario, como es Ronaldo.

¿Qué política de atracción de empresas y generación de empleo aplicará? ¿Habrá más suelo industrial?
Aquí hay dos tipos de empresas. Las industriales y las innovadoras, tipo startup. Estas últimas no necesitan suelo, pero sí locales y hay muchísimos vacíos, en la Ciudad de la Comunicación, por ejemplo, lo que sobran son locales. También hay suelo sin uso en el polígono industrial de Jalón. Y hay otros dos polígonos, San Cristóbal y Argales, que tampoco están al cien por cien de ocupación. Ahora lo que hace falta es atraer empresas. Eso es lo más importante y si hace falta suelo, se planificará suelo. En Jalón no hay nada.  Y tienen la oportunidad ahora con el parque de proveedores de Renault.

Habla de un suelo que el Ayuntamiento ha intentado vender.
Sí, pero es que le faltaba la luz, por ejemplo. Es algo que les hemos solucionado con el tema de Renault. Es complicado vender algo que no estaba terminado. Había que hacer inversiones y se ha trabajado para desbloquear eso porque Renault es un plan industrial prioritario. En breve, estará en condiciones de venderse. Además, evidentemente habrá que hacer una política de abaratamiento del suelo y dar muchas ventajas a los que se establezcan aquí para atraer nuevas empresas.

Eso conlleva aplicarles la bajada de impuestos que ha anunciado. ¿Está ya definida la política impositiva?
Impuestos a las empresas hay muy poquitos. En la política municipal no hay muchos que graven a las empresas. Sobre todo se trata de beneficiar a los pequeños. He anunciado una zona cero de tasas, que se aplicará a aquellos autónomos y pequeños empresarios que crean empleo y que se les bonificará un tiempo. 
También planteo una bajada de precios públicos, por ejemplo, en la ORA, que para muchos autónomos es un problema y, además, tienen que mover el coche cada dos horas. Se les puede dar un bono para estar más tiempo y poder desarrollar su trabajo y a un precio más reducido. También revisaré el impuesto de circulación, que es de los más caros de España, y eso lleva a que se domicilie en otros municipios. Hay que evitar la fuga de empadronamientos.

El pequeño comercio también reclama ayuda municipal por la liberalización de horarios y la competencia de los centros comerciales. ¿Qué medidas plantea? ¿Restringiría  las aperturas en festivos?
Todo tiene que estar pactado con los comerciantes. Llevo muchos años, desde que soy consejera, preocupada por el comercio de proximidad porque ahora es el que tiene más problemas. Me he reunido con ellos para ver de qué manera se les puede ayudar porque, en gran parte, la configuración de una ciudad la hacen el comercio y la hostelería. Me han hecho varias propuestas, algunas centradas en el problema de que esté cerrado el centro porque limita la afluencia de clientes. Se quejan de que no haya aparcamientos cerca. Hay que garantizar la accesibilidad al comercio siempre en equilibrio con que las personas puedan pasear, aunque ya hay muchas calles cerradas al tráfico en el centro. Por otro lado, se pueden crear ludotecas o consignas para que la gente que va con niños se les haga más fácil comprar. Son servicios que se ofrecen en los centros comerciales y que hay que ofrecerlos en el centro.  

¿Descarta nuevas peatonalizaciones? ¿Se plantea revertir alguna?
Bueno, lo que me he planteado es hacer un estudio de movilidad completo. Es lo primero para saber dónde quieres llegar. 

El Ayuntamiento tiene pendiente aprobar el suyo desde hace años.
Lo más importante para una ciudad es tener clara la movilidad. Es algo que beneficia a todos, desde los repartidores a los autobuses. Deberíamos de tener un sistema de movilidad inteligente como lo están implantando ya en otras ciudades. También hay que valorar si hay suficientes aparcamientos o hay que poner más, incluidos los disuasorios. ¿Qué pasa con las personas con problemas de movilidad? Hay que garantizarla. Esta es la primera obligación de la nueva alcaldesa. Y también sería bueno que la Universidad está involucrada, con un distrito universitario que les facilite la movilidad entre la ciudad y el campus. 

¿Y el plan anticontaminación?
Los niveles que se fijan en Valladolid están por debajo de lo que establece el Real Decreto estatal. Tampoco sé dónde se mide, nunca es muy claro. No sé si los discos que enseñó el señor Puente eran del centro o de algún barrio. No creo que el problema de la contaminación se arregle cerrando el centro, que precisamente es por donde no pasan coches. Hay otras maneras. He comentado la propuesta de ‘los cinco ríos’, pero también se pueden hacer modelos de calefacción de viviendas que no tengan tantas emisiones de CO2. Se puede incentivar a las comunidades de vecinos para que cambien los combustibles fósiles por otras formas de energía limpia. No sé qué contaminación hay en el centro cuando por allí casi no pasan coches. ¿Por qué se cierra solo el centro? ¿Queremos el aire más puro en el centro y que en los barrios la gente esté con el sucio? Me parece muy forzado y de postureo lo que hace el actual alcalde.

¿Le parecen bien los ciclocarriles o son otra medida de postureo?
No, no. No los veo nada bien. Los veo peligrosísimos, pero eso entraría también dentro del estudio de movilidad. La gente que quiera ir en bici tiene que poder ir por toda la ciudad pero vamos a hacerlo pensando un poco, con cabeza. A mí me da miedo ir por ese carril. No me parece efectivo y casi nadie los usa. 

Esta semana se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. ¿Mantendrá el Centro de Igualdad que se inauguró el año pasado?
Siempre hay que trabajar por la igualdad, que es algo en lo que llevamos ya muchos años. Hay avances, pero hay que hacerla efectiva y real. Todo lo que contribuya de verdad a la igualdad no tengo inconveniente en mantenerlo. Cuando uno llega a un sitio no tiene por qué destruir todo lo anterior, ni decir no a todo. Habrá cosas que sean aprovechables, de las pocas o casi nada que ha hecho el alcalde actual, y otras que habrá que cambiar.

¿Qué planteamiento aplicará en materia social?
Hay un sector muy importante de la población, que son los mayores de 65 años, y ya he anunciado una Concejalía de Mayores para prevenir la soledad no deseada. Me reuní con los trabajadores de asistencia a domicilio y he visto que se puede mejorar. También me preocupan las personas que están en riesgo de exclusión social. Una ciudad es mejor cuando todos estamos integrados y también creo que se pueden hacer mejoras en la gestión de los convenios municipales con las asociaciones. Y yo de gestión algo entiendo, y conozco cómo se puede mejorar para que estos colectivos como Cáritas o las asociaciones gitanas lleven a cabo su trabajo para ayudar a integrar a estas personas.

Habla de esta concejalía nueva. ¿Piensa cambiar la estructura actual y sumar área?
Las que se necesiten. No me parece importante tener ocho, nueve o diez. El sector del comercio me pide tener una Concejalía propia porque dice que están como perdidos donde están ahora y no se les da la debida importancia. A lo mejor hay que hacer una Concejalía de Comercio y Economía. La estructura se debe ajustar a que estén bien atendidos todos los colectivos.

Anunció una escuela de Tauromaquia, ¿no sé si ha planteado una de cine vinculada a la Seminci?
La escuela de Tauromaquia nació de la reunión con un colectivo. Me reúno con tantos que tengo muchísimas propuestas. Y ésta fue una. Aquí todos tenemos que sentir que formamos parte de la ciudad, que aportamos y de ahí salen ideas como hacer un encuentro internacional de ‘eSport’. Sería el primero. Esta actividad mueve mucho dinero y cada año crece el volumen de negocio. Un encuentro de ese tipo puede atraer a más de 5.000 personas. En mi idea de distritos innovadores hay que intentar que haya gente aquí que se dedique al ‘eSport’. Y una manera de que Valladolid se conozca en este terreno sería este encuentro.

¿Éste sería uno de los muchos eventos que puede albergar Valladolid? ¿Se puede convertir definitivamente en una ciudad de congresos?
Había un proyecto de invertir en la Feria de Valladolid para convertir uno de los pabellones en un espacio para albergar congresos. Esa es la apuesta que compartimos con el Ayuntamiento. Se les ofreció hace tiempo una subvención importante y no les dio tiempo a firmar el convenio. Estamos en ello y apoyaré tener ese espacio de congresos e impulsar el turismo de congresos. 

¿Qué le parece la gestión que se ha realizado del Patio Herreriano?
Al Patio Herreriano habría que darle una vuelta, tiene muchos visitantes pero también tiene mucho que ver su gratuidad. Habría que darle vida y convertirlo en un museo de referencia como es el de Escultura, que se está aprovechando poco. 

¿Todos los integrantes de su lista serán de su confianza o tendrá que cumplir con algún compromiso de partido que si no fuera así usted no lo tendría en la lista?
Procuraré que todos sean del partido, sean o no de mi confianza. Hay gente del partido con la que estoy trabajando estupendamente y que son dignos de toda mi confianza. En la lista debe ir siempre gente que pueda aportarte en positivo, que tenga muchas ganas de trabajar por la ciudad y que sea altruista. Intentará que la gente sea de confianza mía y del partido. Creo que no voy a tener ningún problema y el partido estará totalmente de acuerdo con las personas que le proponga.
Si no lograse la mayoría suficiente para ser alcaldesa, ¿se mantendría liderando el grupo municipal?
Sí, sí, por supuesto. No me pongo en ese escenario. Pienso que voy a ganar y voy a hacerlo con mayoría absoluta. Lo llevo diciendo mucho tiempo, pero puestos en ese escenario tengo claro que voy a trabajar por Valladolid porque me gusta.
¿Es un compromiso firme?
Sí, no como otros que han dicho que si se van a la oposición se largan de aquí sin ningún problema. Prefiero trabajar por Valladolid como alcaldesa porque tendría la capacidad de decidir para mejorar la ciudad, pero si tengo que estar en la oposición no pasa nada.

Si no tuviera mayoría absoluta pero gobierna, ¿qué renuncias de su programa cree que llevaría aparejado pactar con Ciudadanos o Vox? ¿Qué es irrenunciable?
Irrenunciable es el soterramiento. Es irrenunciable todo lo que he anunciado hasta ahora. Si me comprometo, me comprometo. No se puede prejuzgar con quién hablaré. El día 27 cuando gane las elecciones hablaré con todos los grupos. Es bueno hablar con todos. No tengo por qué excluir a nadie y por eso digo que es la ciudad de todos. El Ayuntamiento es la casa de todos porque a todos nos tiene que animar construir una ciudad mejor. ¿Por qué no van a colaborar el resto de los grupos?

Su proclamación como candidata estuvo precedida de varias declaraciones donde aseguraba que no la había llamado quién la tenía que llamar. Esa persona era Pablo Casado. ¿Quién tenía más ganas de estar dónde está, el partido o usted?
Soy una persona que maduro mucho las decisiones. Cuando te lo plantean, de entrada casi la primera sorprendida soy yo. Lo pensé y una vez que tomé la decisión de ser la candidata, en ese momento, ya tenía yo más ganas que el partido. He notado cariño entre los afiliados, que es importante, y de los órganos de Dirección. Yo no he sido nunca de la estructura aunque por ser consejera formo parte de algunos órganos, pero sí he notado su cariño, desde Génova hasta el provincial.

¿Si no se le hubiera propuesto esta candidatura habría finalizado en junio su carrera política?
Casi sí, por no decir sí. Tengo un puesto de trabajo seguro en la Administración y probablemente hubiera vuelto. Y aunque alguien pueda decir que qué ganas tengo de complicarme la vida teniendo a estas alturas, la verdad es que esto es un reto.Tengo muchas ganas e ilusión por este proyecto que para mí es nuevo y  que trata de que mi ciudad sea mejor. Lo puedo hacer.

¿Cuándo no le resultará posible compatibilizar la tareas de consejera y candidata?
Legalmente hasta que no sea alcaldesa no hay ningún problema. Pero podría decir que cuando le resulte a las ministras que se están presentando a las elecciones generales y siguen siendo ministras. O al señor alcalde de Valladolid, que a la vez es portavoz de la Ejecutiva socialista y también candidato. Pero ya que lo pregunta, posiblemente a finales de abril o el puente de mayo. Hasta ahora lo estoy compatibilizando y creo que no estoy desatendiendo ninguna de las dos cuestiones. No me asusta el trabajo. Son dos cosas distintas y no tengo un grado de cansancio que me impida compatibilizarlo. Humildemente, creo que Castilla y León todavía me necesita para rematar algunos proyectos que tenemos en marcha, como el parque de proveedores de Renault. 

La visita de esta semana a Renault es encajable dentro de su papel de consejera de Economía, pero hay quien puede ver cierta instrumentalización como candidata.
Hace poco estuvo Pedro Sánchez inaugurando una nave que había hecho ahí la Junta de Castilla y León. Yo quería ver las obras cómo van y tener una de las tantas reuniones que tengo en la Consejería, pero esta vez en el terreno. Tachar de instrumentalizar mi puesto cuando hay un Gobierno en funciones que no hace nada más que hacer decretos leyes es que da la risa. Era una visita a unas obras que está haciendo la Junta, con una inversión de 30 millones, para generar 500 nuevos puestos de trabajo. Es algo cierto, presupuesto y que se está haciendo. Compárelo con un Gobierno zombi y que está haciendo decretos leyes por millones de euros.

Lleva 16 años en la gestión política, pero está descubriendo ahora el ámbito municipal. ¿Qué le está sorprendiendo?
La cercanía. Soy una persona cercana, aunque algunos puedan pensar que soy distante. Me gusta muchísimo estar y hablar con la gente. Me está llenando esta actividad, me parece que resulta mucho más gratificante desde un punto de vista personal. Estoy muy contenta y ni me canso.