scorecardresearch

Pisonero: "Queremos estar en la fase final de Antequera"

D.V.
-

El entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, con las bajas de Diego Camino, Alejandro Pisonero, Fischer, Freitas, Manu García y Lamariano, espera un partido de ritmo alto ante el Handbol Sant Quirze en la eliminatoria copera de este miércoles

El entrenador del Recoletas, David Pisonero.

El Recoletas Atlético Valladolid acumula bajas para la eliminatoria de Copa del Rey ante el Handbol Sant Quirze de División de Honor Plata que "llega en mal momento para los vallisoletanos" y que en su momento tuvo que ser aplazada por los casos de covid en el cuadro azulón.

Así, tal y como ha confirmado el técnico vallisoletano, David Pisonero, a las bajas de los lesionados Diego Camino y Alejandro Pisonero se añaden las de Guillermo Fischer y Tarcisio Freitas, convocados con Argentina y Brasil, respectivamente, y las del extremo Manu García y el portero Yeray Lamariano, ambos con sobrecargas musculares.

"Iniciamos año antes de lo previsto, con un partido trampa que no se ha podido celebrar en otra fecha, porque el Sant Quirze empieza a jugar el día 15, y no es buena noticia para el Recoletas, ya que solo llevamos una semana entrenando, y sin todos los efectivos, pero hay que sacar la eliminatoria adelante", ha advertido Pisonero.

En rueda de prensa, que recoge Efe, el técnico ha sostenido que el cuadro catalán "es un equipo de Plata que está haciendo las cosas bien, sin grandes estrellas pero un gran colectivo; que tiene las cosas muy claras; un juego estructurado; gran rotación, ya que no hay diferencias entre sus jugadores, y eso va a exigir un gran desgaste físico".

Puesto que el Recoletas Valladolid llega a esta cita con muchas bajas, y además con pocos días de trabajo para jugadores como Roki o Borja Méndez, "todo resulta aún más complicado", pero tiene claro que su equipo "no va a renunciar a la Copa, ya que el objetivo es llegar a la final a ocho en Antequera, aunque no será fácil".

En cuanto a Diego Camino, según ha comentado Pisonero "va muy lento y sin plazos, porque es una lesión complicada y su recuperación va a picos y más despacio de lo que se pensaba, de ahí que, en el mejor de los casos, pudiera estar para mediados de febrero".

En cuanto al otro central, Alejandro Pisonero, "en tres o cuatro semanas podría estar en la convocatoria del equipo", lo que daría un plus importante a un Recoletas que ha contado con un solo director de juego desde el inicio de la temporada -Borja Méndez- que, además, también se lesionó antes del parón de liga.

En opinión de Pisonero, su equipo va a afrontar "un partido típico de Copa entre equipos de diferente categoría, ante un rival desinhibido, con desparpajo y alegría en su juego", que tratarán de contrarrestar con "galones y superioridad física", si bien espera un "partido rápido" para el que no están preparados. Además, el técnico vallisoletano es consciente de que "ahora mismo, puede pasar cualquier cosa, pero sería rocambolesco que se tuviera que volver a aplazar un partido, ya que supone un auténtico quebradero de cabeza poder recuperarlos, al no haber fechas", y por eso confía en que "no haya más percances y se pueda jugar, con el desenlace que sea", ha concluido.