«Nosotros ya ganamos al Madrid»

Manuel Belver
-
«Nosotros ya ganamos al Madrid» - Foto: Jonatan Tajes

El Real Valladolid de los Víctor, Marcos, Baraja, Borja y Rubio derrotó al Madrid en noviembre de 2008, en la última gran victoria del Pucela ante los blancos. «Con lo que dominamos, ¿solo ganamos 1-0?»

El Pucela llegaba al encuentro tras caer goleado en el Camp Nou por 6-0, con cuatro goles de Eto’o, uno de Gudjohnsen y otro de Henry. Era su segunda temporada en la máxima categoría tras el meteórico ascenso con Mendilibar. Los blanquivioleta ocupaban la 16ª posición tras diez jornadas, con tres victorias y un empate, y el descenso estaba a tan solo tres puntos. «Fue una Liga en la que nos medíamos de forma seguida al Sevilla, Barça, Madrid y Villarreal, en lo que se llamó el Tourmalet. Sumamos 9 puntos en esos cuatro partidos», recuerda el único futbolista que sigue en activo en la plantilla blanquivioleta de aquel encuentro, Borja Fernández.
José Luis Mendilibar alineó de inicio en ese encuentro a Sergio Asenjo, Pedro López, Luis Prieto, García Calvo, Alberto Marcos, Álvaro Rubio, Vivar Dorado, Pedro León, Jonathan Sesma, Canobbio y Víctor. En la segunda parte entraron Borja, Baraja y Óscar Sánchez. «Jugamos un 4:4:2 o igual era un 4:2:4», bromean hoy aún alguno de aquellos protagonistas.
El técnico de Zaldíbar cambió un poco el sistema que venía usando en ese arranque de año, con Goitom, Ogbeche o incluso Kike López como habituales referencias en ataque, para dar entrada ante los blancos a dos mediaspuntas muy móviles: Víctor y Canobbio, y jugar sin un delantero centro nato. Marcos era el capitán y tenía mando en plaza en el vestuario. Habló con esos dos ‘panzer’ y les dijo que si ellos estaban bien, el equipo ganaba. 
Las crónicas del encuentro relatan que en las gradas se dieron cita unos 21.000 espectadores. Y que el dominio del balón fue de los blanquivioleta... y el triunfo.
Enfrente estaba un Real Madrid con dudas, no tantas como las que trae este domingo ese mismo rival. Con Bern Schuster en el banquillo y una alineación en la que ya estaban Sergio Ramos y Marcelo en el once inicial, a los que el técnico alemán acompañó con Iker Casillas, Cannavaro, Heinze, Gago, Javi García, Guti, Van der Vaart, Raúl e Higuaín; más Drenthe, Sneijder y Saviola en la segunda mitad.
Los blanquivioleta dominaron y tuvieron las mejores ocasiones. Los resúmenes televisivos dejan ver un cabezazo de García Calvo, que sacó bajo palos Marcelo. Y un solo gol, en la segunda parte, tras una gran acción por la derecha de Pedro León y una mejor definición de Canobbio. «¡Qué calidad tenía!», recuerdan los capitanes de entonces. Al final de aquel encuentro tocó sufrir, con un mano a mano de Raúl ante Asenjo. Pero los puntos se quedaron en casa. Puntos clave para lograr la permanencia aquella temporada.
En aquel Real Valladolid estaban cinco jugadores que hoy, de una forma u otra, siguen vinculados a la entidad: el propio Borja, el único que continúa en activo y en la plantilla blanquivioleta; Javi Baraja, hoy técnico del Juvenil A (que ocupa la cuarta plaza en el grupo V de la División de Honor); Álvaro Rubio, miembro del cuerpo técnico del primer equipo como entrenador ayudante; Víctor Fernández, responsable del Área de tecnificación; y Alberto Marcos, responsable de los entrenadores de las categorías inferiores del club. Tres de ellos, Marcos, Álvaro y Víctor fueron titulares aquel día. Borja jugó unos 20 minutos y Baraja, 9. 
«Recuerdo que al marcar Canobbio me vino a la cabeza el encuentro de la temporada anterior. Estaba en el banquillo y me acordé del gol de Pedro López, del posiblemente el mejor partido que hemos hecho ante el Madrid y en el que nos empataron al final. Esta vez salió bien y ganamos», echa la vista atrás Borja, que este domingo no se podrá vestir de corto al estar lesionado (con un edema grado I en la inserción del recto anterior derecho). El gallego se sincera sobre los 20 minutos que estuvo sobre el terreno de juego: «Todo lo que toqué, menos un balón, lo fallé. Al acabar tuve una sensación rara, había hecho el peor partido de mi vida personal pero habíamos ganado».
Los cinco se han juntado esta semana y han recordado aquella victoria. «Nosotros ya ganamos al Madrid», espetan, aunque a alguno de ellos le haya costado recordarlo (hasta que no vieron las imágenes tenían alguna duda) bajo risas: «No lo tenía claro hasta que vi las imágenes de la celebración con Canobbio».
Aquel Pucela tenía más veteranos que éste. Pero igual que el de esta temporada estaba confeccionado para conseguir la permanencia. Aquel Valladolid lo hizo en la última jornada, en el Benito Villamarín, empatando ante el Betis «con un gol de Aguirre», apuntan los cinco,
Aquel encuentro se ganó por 1-0. «¿Solo? Con todo lo que dominamos», bromean mientras ven el encuentro repetido un par de veces y hablan de aquellos tiempos. Para este domingo, las apuestas son claras: «Que se repita ese 1-0; o un 2-1, o un 3-0... lo que sea pero ganar».
Este domingo, el Real Valladolid vuelve a medirse con un Real Madrid pleno de dudas... y de críticas tras su eliminación en la Copa del Rey y en la Champions, y su casi adiós a la Liga. 
El José Zorrilla, otra época un estadio ‘amigo’, volverá este domingo a lucir los colores de la entidad blanquivioleta, como lo ha hecho en las últimas visitas blancas. Se espera un lleno, o un casi lleno, en uno de esos encuentros que muchos esperan y marcan en rojo en su calendario. Tras cuatro campañas en Segunda, el Pucela vuelve a recibir al Real Madrid en el José Zorrilla. En un estadio que se llenará.

«Nosotros ya ganamos al Madrid»
«Nosotros ya ganamos al Madrid»
«Nosotros ya ganamos al Madrid» J.Tajes
«Nosotros ya ganamos al Madrid» - Foto: J.Tajes