Juzgan a un conductor de ambulancia por un accidente mortal

D.V.
-

El siniestro, en el que falleció una persona de 91 años, se produjo en 2016 cerca de Medina de Rioseco. El acusado se enfrenta a más de dos años de cárcel

Suspendido el juicio al conductor de ambulancia de Rioseco

El Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid celebra este jueves el juicio contra el conductor de una ambulancia que en julio de 2016 sufrió un accidente en Medina de Rioseco en el que falleció una persona de 91 años y causó lesiones a varias, hechos por los que se enfrenta a una petición de más de dos años de prisión, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El juicio se tenía que haber celebrado el pasado día 4 de julio pero fue suspendido después de que la defensa del acusado alegara que se tuviera en cuenta una prueba documental que el juez estimó, por lo que aplazó la vista al 10 de octubre para que las partes tuvieran tiempo para su estudio.

El acusado, Tarsicio M.F, de 63 años, se enfrenta a dos años y cuatro meses de prisión y la retirada del permiso de conducir, según la petición del fiscal, al entender que se produjo un delito de homicidio por imprudencia grave y delitos de lesiones, mientras que la defensa entiende que fue una imprudencia leve y por ello solicita su absolución.

Por su parte, la acusación particular, que representa al hijo del fallecido y que resultó lesionado, rebaja su petición de prisión a un año y medio pero reclama para su patrocinado indemnizaciones por más de 130.000 euros por una hipoacusia que padece, que entiende que es secuela del accidente --por lo que solicita algo más de 70.000 euros--, y por los gastos que le generó la baja en su labor agrícola --otros 56.000--, ya que se vio obligado a contratar a terceros para su realización.

Precisamente, la suspensión se debió a la solicitud de documentación por parte de la defensa para comprobar si esta actividad que la acusación particular mantiene que el hijo del fallecido contrató por no poder realizarla debido a la baja no era una práctica habitual en otras campañas dado el volumen de trabajo que tenía.

INDEMNIZACIÓN

En la misma línea, la defensa se opone al pago de la indemnización por la hipoacusia, ya que considera que es degenerativa en base a un informe del médico forense --que rectificó uno inicial en el que sí la atribuía al accidente--, según ha explicado en declaraciones recogidas por Europa Press el letrado de la defensa, Javier Martín.

Las partes discrepan además en la calificación de la imprudencia que pudo cometer el acusado, ya que la defensa considera que fue leve dado que la ambulancia circulaba a mayor velocidad que la permitida porque lo hacía en un servicio de emergencia, con una persona de 91 años que presentaba insuficiencia respiratoria y el accidente se produjo en una maniobra de adelantamiento y giro del turismo contra el que colisionó a la vez. Además, argumenta que el vuelco no se debió a la violencia del impacto, sino a que el vehículo sanitario chocó posteriormente con un bordillo.

Los hechos se remontan al 8 de julio de 2016, en torno a las 11.10 horas en el kilómetro 235 de la N-601, a la altura de Medina de Rioseco, donde la ambulancia --con base en Mayorga de Campos-- que conducía Tarsicio M.F. colisionó con un turismo y posteriormente volcó.

Como consecuencia del accidente, además de fallecer el paciente que trasladaba de urgencia desde una residencia a un centro hospitalario, T.R.O, de 91 años, resultaron heridos el hijo del fallecido, que viajaba como copiloto en la ambulancia, así como una técnico sanitario que lo hacía en la parte de atrás del vehículo sanitario.