La mitad de la plantilla de casa

M.B
-

El Recoletas Atlético Valladolid cuenta con 10 vallisoletanos; el Aula Alimentos de Valladolid, con 7, en una clara apuesta por el producto propio

La mitad de la plantilla de casa

El balonmano vallisoletano vive una época de bonanza, con dos equipos en las máximas categorías, la Liga Asobal y la Guerreras Iberdrola, además de uno en la División de Honor Plata femenina, el Comercial Ulsa Hand Vall, y tres más en la Primera Nacional masculina, BM Arroyo, Delicias y Uni. En todos los casos con una clara apuesta por el producto local. Y como muestra los dos buques insignias, el Recoletas Atlético Valladolid y el Aula Alimentos de Valladolid.
Con Óscar Ollero en los banquillos, los gladiadores azules cuentan con diez jugadores de Valladolid, César Pérez, Diego Camino, Nico López, Roberto Turrado, Dani Pérez, Roberto Pérez, Miguel Camino más los hermanos Martínez Lobato, Álvaro y Miguel y Alberto Cepeda. La mitad de la plantilla (19 inscritos) tiene sangre pucelana.
Misma situación que su compañero y vecino de pista, con Miguel Ángel Peñas al frente.En su caso con Carmen Sanz, Teresa Álvarez, Cristina Cifuentes, Ana Viloria, María González Niño, más las jóvenes Marina del Castillo y Paula Rey. Siete de las 19 inscritas en la Federación Española. 
Los dos clubes de la ciudad llevan años con la misma apuesta y filosofía, contar en sus plantillas con jugadores de la base, formados en Valladolid. 
Los últimos ejemplos son los hermanos Martínez Lobato, de pleno derecho ya en la plantilla de la Asobal del Atlético, y Cepeda; o Marina del Castillo y Paula Rey -ésta última ya debutó en la Liga Guerreras Iberdrola la pasada temporada-, en el Aula.

Otros cinco pucelanos, en la elite nacional

David Fernández, en el Ademar; Gonzalo Porras y Luisma Lorasque -ambos en el BM Benidorm-, Andrés Alonso, en el BMNava; y Amaia González de Garibay, en el Zuazo, completan la nómina de vallisoletanos en la elite del balonmano nacional. El primero está ahora mismo gozando de muchos minutos en el cuadro leonés; Lorasque ha llegado a Benidorm para relevar al lesionado Porras; y Alonso disfruta del debut de los segovianos en la Asobal; mientras que Amaia, ya recuperada de una lesión, vuelve a sonreír en el conjunto vizcaíno. Ésta ha sido la última internacional absoluta nacida en Valladolid.