El club de las empresas que apuestan por la conciliación

Óscar Fraile
-
La plantilla de la consultora tecnológica Vital Innova posa en las instalaciones de la empresa. - Foto: El Día

La consultora Vital Innova se convierte en la novena firma de Valladolid con el certificado de ser familiarmente responsable · El ministro Alfonso Alonso entregará esta distinción hoy en Madrid a 81 compañías de ocho países

Paloma solo llevaba unas semanas en su nuevo puesto de trabajo cuando recibió la noticia: embarazo gemelar, es decir, embarazo de riesgo. Una situación que en muchas empresas le podría generar problemas, incluso poner en riesgo su empleo. Pero ella tuvo la suerte de que su nueva empresa era Vital Innova, una consultora tecnológica que apuesta decididamente por la conciliación de la vida profesional y familiar. Una vez comunicada su nueva situación, todo fueron facilidades. A los pocos meses empezó a teletrabajar desde casa y así estuvo durante ocho semanas. Sin pisar la oficina y rindiendo como la que más. Una política que continuó tras el parto. Paloma no tuvo problema en empezar a trabajar a media jornada y continuar ‘tirando’ de Skype desde casa para las reuniones con San Francisco que debía mantener dentro del proceso de internacionalización de la marca. «He podido compaginar todo perfectamente», reconoce.


Por este motivo, y muchos más, Vital Innova se ha convertido en la novena empresa de Valladolid que consigue el certificado de ser familiarmente responsable (EFR). Una distinción que concede la Fundación Más Familia, una entidad avalada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Precisamente hoy el ministro Alfonso Alonso entregará este certificado a la directora de esta empresa, Jezabel González. Será la única vallisoletana de las 81 firmas reconocidas, entre las que se encuentran ‘gigantes’ como Cepsa, Endesa y EDP. La propia Jezabel reconoce que su filosofía es que «la gente trabaje a gusto» porque, «si no se puede incentivar con sueldazos, hay que poner en marcha otras acciones». En Vital Innova no hay horario de entrada, de salida ni un tiempo estipulado para comer. Cada trabajador lo decide en función de sus necesidades. Es más, todos tienen la opción de no ir a la oficina por la tarde y teletrabajar desde casa. «Medir el rendimiento por las horas que uno tiene el culo pegado a la silla no tiene sentido», dice Jezabel.


Evidentemente, esto no es un gesto altruista. Si Vital Innova y otras empresas lo hacen es porque sacan un rendimiento de ello, que no es otro que tener trabajadores contentos y, por ende, motivados. Es decir, cambiar al empleado que se pasa la mañana mirando el reloj y esperando la hora de salir por otro que se compromete a devolver todo lo que la empresa le da. Vital Innova se une con este certificado a Audiotec, Químicos López Escudero, Renault Consulting, la Cámara de Comercio, Priasa, Fafecyl, Grupo Norte y la consultora Erre Ese, que precisamente es la que ha asesorado a algunas de estas empresas para conseguir el certificado.


De hecho, Erre Ese es uno de los cuatro prescriptores premium de la Fundación Más Familia, un reconocimiento a «aquellos que han apoyado a más empresas y cuyo trabajo tiene mejor valoración del cliente», dice su directora, Erika Cembranos. «Al final de lo que se trata es de buscar un equilibrio entre las necesidades de las personas y de las empresas en base a una relación de confianza», añade. Y cada día son más los que se suben a este carro. «Todos quieren ir a ver a su hijo el día de la función de fin de curso y, si tú se lo facilitas, lo normal es que luego ese empleado responda», añade.

 

Pero esta filosofía va mucho más allá de la flexibilidad horaria. Por ejemplo, en la Cámara de Comercio también tienen un compromiso con la formación, al ofrecer descuentos a sus empleados en la Escuela de Negocios, en la de Idiomas y en la de Cocina. Incluso el actual director, Carlos Villar, ha creado un grupo específico de trabajo en materia EFR «como una herramienta fundamental en la gestión de las personas». La Cámara ha renovado este certificado por quinto año consecutivo.

 

También forma parte de este selecto club Renault Consulting, otra consultora del grupo francés que trabaja a nivel interno y para otras empresas. Consiguió el certificado en 2009, dos años después de poner en marcha un Plan de Responsabilidad Social. Aparte de los horarios flexibles, el teletrabajo y la formación, esta empresa también tiene una sala de lactancia en sus instalaciones, concede cinco días más de lo establecido por la Ley como permiso de paternidad, 15 días retribuidos para la madre antes del parto y ayudas económicas para la guardería, para el cuidado de familiares dependientes e hijos discapacitados, entre otras cosas.


Otra de las empresas que tiene este certificado, en este caso desde 2013, es Grupo Norte. Fundación Más Familia reconoció la flexibilidad horaria (se entra a trabajar entre las 8.00 y las 9.30 horas con las tardes libres todos los viernes y los meses de julio y agosto) aparte de otras medidas menos habituales, como un seguro médico gratuito para los empleados y descuentos para los familiares. También hace una fuerte apuesta por la integración de colectivos en riesgo de exclusión. «Somos una empresa familiar y apostamos por la familia como principal y más valorado activo social, por eso desarrollamos medidas que favorezcan la conciliación», dice la directora de Gestión de Personas de Grupo Norte, Isabel Cid.


El ‘club de la conciliación’ todavía tiene pocos miembros, pero estas empresas ya han despejado un camino que el resto, más pronto que tarde, tendrá que recorrer.