Carnero destaca que el vino rosado "gana adeptos"

ICAL
-

El Castillo de Fuensaldaña acoge el III Congreso Internacional del Vino Rosado, con la participación de más de un centenar de congresistas y ponentes

Carnero destaca que el vino rosado “gana adeptos"

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, destacó que el vino rosado “gana adeptos, sobre todo entre el público joven, femenino y urbano, que apuesta por la calidad y la originalidad”. En esa tendencia, añadió, tiene mucho peso el “trabajo” de los profesionales del vino, que han sabido adaptarse a los gustos de los nuevos consumidores, con rosados “de gran calidad y con personalidades únicas que sorprenden a un consumidor cada vez más exigente”.

Así lo explicó durante su participación en la III edición del Congreso Internacional del Vino Rosado, organizado por la institución provincial en el Castillo de Fuensaldaña, y que tiene como objetivo poner en valor los vinos rosados a través de diferentes ponencias en las que participa más de un centenar de expertos del sector enológico.

Carnero se dirigió a los congresistas para, en primer lugar, darles la bienvenida al Castillo de Fuensaldaña, que acoge de nuevo este Congreso tras el paréntesis de la pasada edición, motivado por las obras de remodelación y adecuación para convertirse en el “castillo de los Castillos”.

Tras recordar el origen del Congreso, vinculado a la celebración del 25 aniversario de la D.O. Cigales, el presidente de la Diputación señaló que “poco a poco se consolida como un referente de reflexión, estudio y divulgación en torno al vino rosado en España, abierto a la participación no solo de los profesionales, sino también de los aficionados, de los amantes del vino y de cualquiera que desee adentrarse en el conocimiento de la cultura enológica”.

También remarcó que la Organización Internacional de la Viña y el Vino sitúa al vino rosado entre los de mayor potencial de crecimiento, gracias a que ofrece un producto de “gran calidad, elaborado con variedades autóctonas, desde el rigor, y en una apuesta constante por la innovación”.

Por último, explicó que “la unión, la innovación, la calidad y la excelencia son las claves para atraer nuevos consumidores y abrir nuevos mercados”. En esta tarea comprometió el apoyo de la Diputación de Valladolid para avanzar tanto en la innovación como en la promoción y la internacionalización”. Carnero se centró especialmente en el Programa de Internacionalización de Empresas de la institución, junto a la Cámara de Comercio, y que permite diferentes misiones inversas dedicadas al mundo del vino. En ellas han participado más de cien importadores procedentes de diversos países. Y junto a ello, se han llevado a cabo acciones directas en el Reino Unido, en Estados Unidos y China.

Congreso Internacional del Vino Rosado

 

La primera ponencia del Congreso estuvo centrada en ‘El Grand Cru Rosado de España’, a cargo del enólogo Bertrand Sourdais, nacido y criado en el Loire francés y propietario de Dominio de Es y Bodegas Antídoto, en la Ribera del Duero soriana, que ha puesto en valor la parte oriental de Ribera del Duero y su viñedo viejo. Le siguió el director enológico de J. Chivite Family Estates, César Muñoz, que ha desarrollado la ponencia ‘Chivite, abriendo camino’, en la que ha mostrado la historia de una bodega cuyo origen se remonta a 1647 y en la que once generaciones han defendido un modo de vida vinculado a la tierra y a la vid.

Tras la pausa, Ricardo Alcón, Comercial Manager de Nielsen, presentó el Estudio sobre el consumo de Vino Rosado en España. Tras él, Pablo Ossorio, miembro del Comité de Expertos de la OIV, disertó sobre ‘El Vino Rosado frente al cambio climático’. Y la jornada de mañana finalizó con la ponencia de Elizabeth Gabay, Master of Wine, sobre ‘La extensa y noble historia del Vino Rosado’, que ha incluido una cata de cuatro vinos rosados de la D.O. Cigales.

La jornada de tarde se inició con la última ponencia, ‘Particularidades de los Vinos Rosados de la D.O. Cigales’, a cargo de la directora técnica del Consejo Regulador, Águeda del Val, y el gerente del mismo, Raúl Escudero, y se cerró con una gran cata de 12 grandes rosados, españoles e internacionales, presentados por sus propios creadores.