A por Roland Garros y Wimbledon

M.B
-

El vallisoletano Mario González, flamante campeón regional, aspira a estar en sendos torneos en su categoría, la sub 18

A por Roland Garros y Wimbledon

En 2016 fue campeón de España infantil (como en su día lo fuese Rafa Nadal, Feliciano López o Fernando Verdasco) y se alzó con el Master de Londres O2. En 2017 se hizo con el Mutua de Almería y fue finalista en el ITF Junior Sub 18 en Liverpool. En 2018 acabó como campeón del mundo sub 16 por selecciones y campeón de la Copa Davis Junior por equipos, además de semifinalista en los campeonatos de Europa sub 16 por equipos; también llegó a la final del Torneo Internacional sub 18 ITF Junior de Israel. En 2019... está escribiendo aún su historia. De momento, el vallisoletano Mario González se hizo la semana pasada con el Campeonato de Castilla y León absoluto, lo que le permitirá disputar todo un ATP Challenger, el Open Castilla y León-Villa de El Espinar, que tendrá lugar del 29 de julio al 4 de agosto.
A pesar de su juventud -el próximo 28 de abril cumple 17 años-, empieza a asomarse a trofeos internacionales sub 18, con un objetivo claro esta temporada: «Me gustaría jugar Roland Garros y Wimbledon». Para ello, tendría que estar entre los 100 mejores de su edad: «De momento estoy sobre el 140 pero espero sumar puntos en breve para entrar en ese top-100 y poder jugar ambos torneos».
Mario González habla alto y claro. Sabe lo que quiere y lo que le gusta. Es consciente que hace años que no se asoma un vallisoletano a los ranking de la ATP. Los últimos han sido Christian Voinea, Jorge Hernando o Pablo Martín Adalia. Y espera ser el próximo. Incluso algo más: «Todos soñamos. Y por pedir, estar entre los 100 mejores de la ATP».
De momento, entrenado desde los 8 años por David Ayuela, va quemando etapas. Una de ellas le ha llevado a ser elegido Premio Promesa del deporte vallisoletano gracias a sus éxitos en 2018. La siguiente... ¿quién sabe?
De momento sigue disfrutando con una raqueta en la mano. Igual que cuando con 6 años se acercó a Torrelago, en Laguna, porque un amigo suyo quería jugar al tenis. «Me di cuenta de que esto se me daba bien cuando gané el Campeonato de España en 2016. Ese mismo año fui tercero de Europa», recuerda. Aunque el primer triunfo llegara primero en su casa, en Torrelago.
Ahora está en plena temporada de tierra de los ITF sub 18. Ha estado en Benicarló, en Villena y en Túnez (pista dura). Es diestro y reconoce que le gusta más la superficie dura que la tierra, aunque no le importaría probarse en hierba. ¿Cómo se define? «Mi juego es agresivo y mi punto fuerte quizá sea el revés paralelo», sentencia.
Mientras prepara las maletas para el siguiente torneo: «Viajo mucho y estudio a distancia 4º de la ESO». El 16 de abril arrancará un nuevo torneo del ITF Júnior en Plovdiv (Bulgaria) sobre tierra batida. Allí buscará puntos que le hagan subir en el ranking. 

‘Wild card’ para El Espinar

El vallisoletano se alzó la semana pasada con el Autonómico absoluto. González se impuso en los cuartos de final al burgalés Mario Mansilla por 7-5 y 6-3, repitió en las semifinales ante el segoviano Nicolás Herrero por 6-2, 3-6 y 6-1, para doblegar en la final al leonés Alejandro García Carbajal por 6-3, 5-7 y 6-4. Con este triunfo, González cumple uno de los objetivos de la temporada, que era meterse en el Villa de El Espinar, que tendrá lugar el próximo verano. El vallisoletano demostró estar en forma en el Regional disputado en Covaresa.