El mercado no ha absorbido el repunte del 25% del azúcar

SPC
-

Un estudio de la UE alerta que de aprobarse en los términos actuales el acuerdo con Mercosur «debilitaría más a los remolacheros europeos»

Una cinta transporta remolachas en una planta de León - Foto: Ana M. Dí­ez

El fin de las cuotas del azúcar ha supuesto un repunte de la producción del 25 por ciento en Europa, una cantidad que no ha sido absorbida por el mercado. Así lo pone de manifiesto el informe encargado al grupo de Alto Nivel sobre el Azúcar, y presentado ayer al Consejo de ministros de la Unión Europea, que reconoce la «presión» de los mercados internacionales sobre el sector en el viejo continente, y alerta que, de aprobarse en los términos actuales el acuerdo con Mercosur, «aún sería mayor y debilitaría más a los remolacheros europeos».
Tras conocerse los resultados, Asaja calificó de «completamente decepcionantes» las conclusiones, que «diagnostican problemas, pero en ningún momento aportan soluciones para un sector sumergido en la mayor crisis de precios de su historia, y que los fabricantes se han limitado a repercutir a los productores, como ha hecho Azucarera con los remolacheros de Castilla y León», apuntaron desde la organización agraria.
La opa no entiende que se encargue un informe para contribuir a sostener un sector, «y más bien se ocupen de poner palos en las ruedas, cuestionando hasta si la ayuda asociada distorsiona el mercado o que algunos países, entre ellos España, hayan permitido excepcionalmente los neonicotinoides, porque no existe una alternativa agronómica a su uso, como bien sabrán esos expertos».
El informe «se pierde», a juicio de Asaja, en propuestas «bienintencionadas», como que hay que lograr una mayor transparencia en los mercados o mejorar la posición del agricultor en la cadena de valor, «pero no aclara en ningún momento cómo conseguir estos objetivos, cuando la industria está yendo justo por el camino opuesto, socavando los colectivos y la interprofesión, las herramientas que tienen los remolacheros para defender colectivamente sus intereses».
Por ello, la opa criticó que es «desolador» que, tras varios meses de trabajo, en el documento «no se aporte una sola solución, máxime cuando reconoce que el sector remolachero azucarero es vital tanto para los agricultores como para el entramado social y de empleo en zonas rurales en las que hay escasas o nulas posibilidades de crear otras industrias».
Además, Asaja pidió al Ministerio y a la Junta que «asuman como batalla principal la defensa de la continuidad del sector remolachero y de la fabricación de azúcar».