scorecardresearch

«Disfrutar el mayor tiempo posible de baloncesto es playoff»

M.B
-

Roberto González nació en Carpio hace 53 años y este pasado mes de mayo se anunció su regreso al banquillo de Pisuerga. Profesor del Colegio Agustinas asegura que vuelve con una versión mejorada de aquel técnico que mantuvo al CB Valladolid en la ACB

Roberto González, técnico del UEMC Real Valladolid Baloncesto. - Foto: Jonathan Tajes

Fue segundo de Luis Casimiro, Chechu Mulero, Manel Comas, Paco García, Porfirio Fisac y Javier Imbroda. Y de todos cogió algo. Aunque él es él, Roberto González. Desde mayo es el nuevo técnico del UEMC Real Valladolid, con el que aspira a hacer disfrutar y a estar «lo más arriba posible», disputando los playoff por el ascenso. Vuelve a Pisuerga tras salir en 2013 cuando estaba en la ACB. Ha seguido entrenando, en Primera y en EBA en el CB La Flecha, aunque reconoce que ha tenido que ‘desempolvar’ alguno de sus librillos y que estos últimos meses ha visto muchos partidos de LEB Oro.

¿Por qué ahora? ¿Qué llevó a aceptar la vuelta a los banquillos de la elite?

No he dejado nunca de entrenar. He seguido haciéndolo desde que salí del CB Valladolid, estando ocho años en el Baloncesto La Flecha. No solo he seguido entrenando sino que he seguido viendo baloncesto a diferentes niveles, desde Federación, ACB, Euroliga o competiciones europeas, y he seguido estudiando baloncesto porque me gusta y lo he hecho siempre. En estos ocho años hubo opciones pero las circunstancias no se dieron y en este momento se daban a nivel personal, de trabajo y de club, y por eso me decidí.

¿Ha tenido opciones de entrenar más arriba que esa EBAdel CB La Flecha?

He tenido, no muchas, pero he tenido de ACB y LEB Oro.

Y, ¿por qué no?

Pues por lo mismo que dije que no a Valladolid, que en su momento también me llamó. Porque esas circunstancias no eran favorables para poder decir que sí. Una fue muy clara, y fue a nivel de trabajo ya que implicada a una compañera y no podía hacerlo. Y las otras porque no se dieron esas circunstancias.

¿Cuándo comienza con los entrenamientos?

La competición empieza el fin de semana del 7-8 de octubre y nosotros a partir del 30 de agosto queremos arrancar la pretemporada... y a caminar.

Viendo las incorporaciones y renovaciones, con 7 jugadores ya, ¿cómo va el equipo? ¿Rápido respecto a otros?

La cosa ha empezado muy lenta porque la gente estaba esperando a que los equipos de arriba moviesen ficha, las pretensiones empezaron disparadas y se han ido colocando en su lugar. De momento tenemos todo el juego exterior ya completado y vamos a ver si podemos hacerlo, lo antes posible, con el juego interior. Hay otros equipos que van por delante pero hay algunos que tienen pocos o ningún jugador oficialmente en su plantilla.

El proyecto sigue girando sobre Sergio de la Fuente...

Sin duda. Es un jugador que tiene la experiencia, el ser de Valladolid, la garra y el llevar al Pucela en el corazón. Tiene que seguir siendo el abanderado y lo seguirá siendo.

Ha habido más renovaciones (Juan García-Abril, Pantzar, Puidet...). ¿Le hubiese gustado alguna más?

Pepe Catalina ya dijo que Paasoja y Van Zegeren eran nuestras intenciones y no ha podido ser. 

¿Dónde va a estar el UEMC Real Valladolid?

Lo dije en la presentación, no sé dónde vamos a estar porque nos falta todavía mucha gente importante (que no sabemos ni quiénes son) y ver cómo se acopla el equipo. Pero sí sé dónde me gustaría estar: peleando con los mejores, peleando arriba y teniendo la posibilidad de disfrutar el mayor tiempo posible de baloncesto en Valladolid este año.

¿Playoff?

Eso es estar disfrutando del baloncesto más tiempo, sin duda. Ahí me gustaría estar, claro.

La afición parece que estará ya desde el primer día, ¿es clave tenerla al lado?

Siempre digo que de la afición no hay que esperar nada. Ala afición hay que darla todo lo que tengamos y ella estará con nosotros porque lo ha estado siempre. Queremos que disfrute con nosotros y vaya al pabellón a ver a un equipo que se entrega y da todo lo que tiene. Pretendemos que cuando juguemos que la gente diga ‘este es mi equipo’, y ganando o perdiendo salgan satisfechos.

¿Qué LEB Oro hay ahora en comparación con la que se encontró cuando estuvo de segundo con Fisac en 2009?

Ha cambiado mucho. En esa época estaba a muy buen nivel, se fue debilitando por la crisis económica, pero es cierto que de unos años a esta parte ha vuelto a coger más nivel. El que haya posibilidad real de subir a ACBmotiva a los clubes y hace que tengan mejores jugadores y equipos.

¿Y el Real Valladolid tiene opciones de ascender?

¿Deportivamente? Ya he dicho que no sabemos qué equipo vamos a poder tener. No podemos decir que vamos a estar peleando por eso. Hace dos temporada tuvimos la ACB, y la Junta Directiva fue coherente y dijo que no estábamos preparados para jugar en ella. Hay que ir dando pasos seguros.

Pero ahora, con el apoyo del Real Valladolid...

Ya estaba en ese momento... podía haber dicho ‘es el momento de estar en ACBy Primera’, y no fue así.

¿Le han ofrecido como proyecto esa ACB?

No, no se ha hablado en ningún momento de eso. Solo de hacer las cosas bien, con coherencia, ir avanzando y creciendo como equipo y club.

¿Cuánto ha cambiado Roberto González?

Lo dije y lo creo. La versión 4.5 es peor que la 5.3 sin ninguna duda. Las cosas las ves desde otro punto de vista. Cuando cogí el equipo era en una situación muy complicada y con todo en marcha. Y ahora lo tomo con mucha paciencia, con tiempo, con todo pensando y planificado. No sabemos cómo va a salir pero soy mejor entrenador que en esa época sin duda y llego con todavía más ilusión si cabe.

¿Mantiene ese poso y serenidad en los banquillos que le caracterizaba?

Creo que no he cambiado en ese aspecto. Cuando a uno se le tiene que hinchar la vena se le hincha, pero serán momentos puntuales. Eso lo aprendí de muy joven, cuando quería ser un entrenador muy duro, que exigiera, un ‘Dusko Ivanovic’, y me di cuenta que eso no me llevaba a ningún sitio. Si tengo que dar un grito mis jugadores ya saben que pasa algo, pero no entiendo que haya que estar gritando siempre para que te hagan caso o para que tengan que hacer las cosas bien. Hay que motivarles, razonarles y exigirles, por supuesto. 

¿El equipo se hace desde la defensa o un buen ataque te permite alguna licencia?

Hay equipos de Euroliga que tienen tal potencial que no defienden y no ganan. Luego los que no vayamos a tener tanto potencial... no se puede vivir en baloncesto sin defensa y sin ataque. Habrá días que no defiendas, las metas sin querer y ganes; y otros que no metas una, y defiendas y defiendas y ganes. Pero tiene que haber un equilibrio y partir todo de atrás, y que eso nos haga fuertes. Y el día que no estemos bien adelante, que sepamos que a los otros les tiene que costar meter canastas y que con eso se puede ganar.