Un nuevo torneo

Enrique José Gutiérrez
-
Un nuevo torneo

La emblemática saga de lucha 'Dead or Alive', desarrollada por el Team Ninja, regresa a PlayStation 4, Xbox One y PC con intención de demostrarle a sus rivales quién manda en el ring

Históricamente, los juegos de peleas casi siempre han contado con una plantilla de luchadores en la que lo habitual es observar una amplia mayoría de fornidos personajes masculinos. No es el caso de la serie Dead or Alive. Esta franquicia, entre otras cosas, tiene la particularidad de que su elenco de protagonistas tiene una gran representación femenina, proporcionando una inmejorable oportunidad, a estas incansables guerreras, de lucir sus mejores técnicas de combate sobre el cuadrilátero.

La trama argumental de Dead or Alive 6 da continuidad a los acontecimientos ocurridos en la anterior entrega. Muchas de las caras más reconocibles de la saga, como Kasumi, Tina, Ayane o Ryu Hayabusha, desfilan por la pantalla exponiendo los motivos que les han llevado a participar en esta nueva edición del torneo. Cada luchador tiene su propia historia, dividida en capítulos, en la que se alternan peleas con secuencias cinemáticas.

El sistema de combate mantiene todas las virtudes que han hecho grande a la saga, convirtiéndose en la piedra angular sobre la que se sustenta el título. Los enfrentamientos son una auténtica gozada, cuya sucesión de golpes, saltos, combos y contraataques, convierten cada batalla en un magnífico espectáculo.

Entre las novedades más destacadas, se encuentra el indicador de ruptura. Este añadido, que está situado bajo la barra de salud, proporciona acceso a varias técnicas que son de suma utilidad. Una vez que alcanza el nivel necesario, se desbloquean los golpes rompedores: un poderoso ataque especial, que se usa para repeler las embestidas que lanza el rival.

También sirve para utilizar las denominadas llaves rompedoras: una efectiva habilidad, que permite evitar cualquier agresión enemiga, dejando al adversario completamente expuesto. Este movimiento es perfecto, para zafarse de un oponente que ha conseguido poner contra las cuerdas a su contrincante, cambiando las tornas a su favor.

Otra interesante inclusión se encuentra en las acometidas letales. Esta técnica se ejecuta realizando una rápida sucesión de pulsaciones en el mando, lo que desencadena un vistoso combo. Es muy sencillo de realizar, pero no conviene abusar de él, debido a lo fácil que resulta contrarrestarlo.

En cuanto a modos de juego, destacar los completísimos tutoriales a los que se puede acceder para pulir habilidades. Además de las opciones clásicas, como arcade, versus, contrarreloj o supervivencia, también están los imprescindibles combates en línea, algo básico en un título de estas características.

La parcela técnica se encuentra a un nivel notable, pero no está entre los mejores exponentes visuales de la generación. Entre lo más relevante, se encuentran las fantásticas animaciones de los personajes y la rapidez a la que se desarrollan los enfrentamientos. Los movimientos son suaves y fluidos, lo que beneficia al sistema de combate, permitiendo encadenar combos, técnicas y agarres con gran elegancia.

La banda sonora cuenta con temas que acompañan las refriegas con acierto, aunque no hay ninguna canción que destaque sobre el resto. Es posible seleccionar entre voces en inglés o japonés para los personajes, siendo la segunda opción la más recomendable. En cuanto a los efectos de sonido, tanto golpes como impactos suenan con fuerza y contundencia.

Dead or Alive 6 es la entrega más accesible de toda la serie. Aunque sus batallas son frenéticas y premian a los usuarios de mayor destreza, casi todos los añadidos que se han incluido en el juego están enfocados a los aficionados menos experimentados. Sin embargo, los veteranos de la saga también van a encontrar incentivos de sobra para exprimirlo al máximo.