Una versión 3.0 fuera de control

A.G.M.
-

En su última metamorfosis, la banda del BMW parece haber intensificado sus golpes, con mayor violencia y menor planificación. Asaltó un supermercado y dos restaurantes de Telepizza en busca de la recaudación del fin de semana de Reyes

Roban en un Telepizza con el método del alunizaje - Foto: J.M.C.

Dicen que ‘Pipi’, ideólogo y alma mater de la primera banda del BMW planificaba cada golpe hasta el mínimo detalle con un objetivo doble que pasaba por obtener un gran botín, que ya tenía colocado en la mayor parte de las ocasiones, así como por evitar cualquier tipo de enfrentamiento con servicios de vigilancia privada, empresarios y, por supuesto, Policía. «Una cosa es un robo con fuerza en las cosas y otra distinta, que te detengan por un robo con violencia», explican.
Y de ello siempre hizo gala ‘Pipi’ casi hasta su última caída, porque se cree que era uno de los cuatro que tirotearon a la Guardia Civil en una persecución por la R-4, en Madrid. Aquello, en marzo de 2018, fue la antesala de la segunda caída del líder de una banda que había logrado la libertad condicional a los seis meses de la desarticulación de aquella versión 1.0, en marzo de 2017.
‘Pipi’ encabezó un grupo de casi setenta ladrones con especialistas en casi todas las ‘artes’ (alunizaje, robo de coche, conducción...) con los que firmó 120 delitos y se hizo con un botín cifrado en aquellos 20 millones de euros. Un golpe que aún espera juicio, aunque ahora con ‘Pipi’ entre rejas, tras aquella segunda caída.
Roban en un Telepizza con el método del alunizajeRoban en un Telepizza con el método del alunizaje - Foto: J.M.C.¿VUELVE EL PIRRI?

La tercera versión de la banda del BMW, con miembros de las anteriores y se cree -así lo atestiguan las fuentes consultadas por este periódico- que bajo la dirección de uno de los hermanos del ‘Pipi’: ‘Pirri’.
Roberto R.D. se ha pasado una década en prisión por los robos que firmó al mando de la banda del Mazo -germen de la del Spark y, luego, de la del BMW- y por un homicidio en grado de tentativa, pero su salida de prisión, hace unos meses, coincide con la llegada de esta metamorfosis 3.0 que, de algún modo, deja entrever el estilo del ‘Pirri’ que es «más agresivo». «Ahora están actuando con mayor violencia y parece que con una menor planificación», sin ir ya a por esos grandes botines, tal como hacían con la banda del Mazo.
El ejemplo más claro fue el del último asalto conocido, el de la madrugada del martes en el Telepizza de la carretera de Rueda, reventado mediante un alunizaje para llevarse unos 300 euros. La noche anterior fue a otro Telepizza y un Alimerka de Arroyo, también en busca de la recaudación del largo fin de semana de Reyes. «Sin control, sin taparse entre palo y palo», explican.
También actuaron en Arroyo el pasado 20 de diciembre en un bar de la zona de Las Lomas y el 9 en el Telepizza y una tienda de informática. Meses antes lo habían hecho en otro súper (un Froiz) y un restaurante.