La CHD proyecta rehabilitar la Dársena y la calle Canal

M.Rodríguez
-

El organismo ultima la redacción de ambos proyectos, que estarán listos antes de fin de mes, para poner en valor este Bien de Interés Cultural. También se construirá un desagüe de seguridad a la altura de Cigales

La CHD proyecta rehabilitar la Dársena y la calle Canal - Foto: Jonathan Tajes

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) está elaborando un Plan Estratégico centrado en la conservación y puesta en valor del Canal de Castilla, que contempla la rehabilitación de la Dársena de Valladolid, la reforma de la calle Canal y sus zonas verdes, junto con la construcción de un desagüe de seguridad a la altura de Cigales.
La CHD, organismo autónomo adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica, ya casi tiene terminada la redacción de los dos proyectos, aunque todavía no está definido el  presupuesto y el plazo de ejecución. Unas obras que están condicionadas porque la Dársena  y su entorno están considerados Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico desde el año 1991. 
En el caso de la rehabilitación de la antigua calle Canal, que el Ayuntamiento ha sacado del callejero por se propiedad de la CHD, y ahora se considera como parte de la avenida de Gijón, se está colaborando con el Consistorio para definir cómo será la nueva imagen, que se intentará sea lo más semejante a las vías del entorno. Desde el organismo consideran esta obra «prioritaria» porque no se había intervenido en ella desde hace años. Además, en el proyecto también se incluirá la rehabilitación y modernización de las zonas verdes del entorno.
La CHD proyecta rehabilitar la Dársena y la calle CanalLa CHD proyecta rehabilitar la Dársena y la calle Canal - Foto: J.TAJESEsta obra es una reclamación histórica de los vecinos de la zona, que han denunciado en varias ocasiones el deterioro de la vía, pero  no había sido asumido porque no es de titularidad municipal. De hecho el Consistorio solo asume el alumbrado de los jardines, ya que la CHD se los cedió en los años noventa.


Dársena. Aunque la intervención de más calado será la de rehabilitación de la Dársena del Canal. Una obra que estaba prevista inicialmente en un proyecto mucho más amplio, que se presentó en 2008 con un presupuesto de seis millones de euros en una primera etapa y se avanzaba que en una segunda se llegaría a los 12 millones. En ese momento la apuesta era por una reforma para que el entorno del Canal se asemejara a un «gran puerto fluvial», pero sobre todo se buscaba la « integración» de la Dársena en la ciudad.
El proyecto actual contempla la limpieza de la Dársena y la restitución del firme de su solera. Esta operación implicará el vaciado de la instalación para poder efectuar estos trabajos, lo que tendrá una efecto colateral para la ciudad ya que el canal abastece el 60% del consumo de agua de Valladolid. Por eso los técnicos de la CHD ya están colaborando con los del Ayuntamiento y la empresa Aquavall para poner en funcionamiento los sistemas alternativos de abastecimiento. «Hay alternativas para el suministro del agua y estas obras no supondrán ningún problema», explica Miguel Ángel Rubio, jefe de servicio de Dirección Técnica de la CHD.
Además, la Confederación Hidrográfica del Duero pretende recuperar los elementos de la margen izquierda del Canal, entre los que está un desagüe que había aguas arriba de la Dársena y el dique seco en el que se realizaba el mantenimiento de las barcas que se utilizaban para el transporte de mercancías por el Canal. 
Una remodelación que había solicitado recientemente el propio alcalde de Valladolid, Óscar Puente durante la celebración del centenario de la reversión al Estado de la infraestructura. De hecho, este plan se anuncia para intentar poner en valor este «enorme patrimonio histórico, cultural e industrial» y relanzar  proyectos y actuaciones para conservar y rehabilitar tanto el canal como las infraestructuras asociadas, según explica la presidenta del organismo, Cristina Danés. Una idea en la que incidió Puente que resaltó el valor patrimonial y paisajístico que supone esta infraestructura en la ciudad, al tiempo que planteaba la necesidad de intervenciones adecuadas, como la recuperación de la dársena, en referencia al proyecto de 2008. En esta «tercera oportunidad», el alcalde apostó también por un mayor aprovechamiento turístico y deportivo de este espacio, que también contribuye a mejorar el medio ambiente. 
En este sentido, sí que se ha culminado con éxito la reforma de los edificios vinculado a la Dársena, como dos almacenes reconvertidos en restaurantes o las naves aledañas en las que distintos colectivos realizan actividades culturales y sociales.