Rendidos al novato

SPC
-
Rendidos al novato - Foto: Kyle Terada

La temporada de estreno de Luka Doncic en EEUU desata los halagos de jugadores y entrenadores

El esloveno Luka Doncic vivió ayer otra jornada envuelta en el triunfo personal, la admiración por parte del equipo rival, en este caso de los Warriors de Golden State, los actuales campeones de liga, y la frustración de una derrota más de su equipo, los Mavericks de Dallas (120-116), que cayeron en el Oracle Arena de Oakland.
Encajar la quinta derrota consecutiva no impidió al ex del Real Madrid ser la gran estrella en el primer cuarto del choque en el que dominó y mostró una madurez impensable para un novato, que llega del baloncesto español y que se enfrentaba a figuras como Kevin Durant, Stephen Curry y Draymond Green. Doncic terminó los minutos iniciales con 14 puntos, la mejor anotación en un primer período de partido contra los Warriors en la etapa del entrenador Steve Kerr. 
Así, todas las estrellas de los Warriors fueron unánimes en la alabanza del gran talento, clase y valentía que posee el ‘rookie’, quien acabó con 19 puntos en los 30 minutos que disputó.
«Ya es un problema para los rivales, pero creo que aún no estamos viendo nada. Va a ser realmente bueno por mucho tiempo. Es emocionante de ver cómo ha levantado esa franquicia (los Dallas Mavericks)», declaró Green. Curry, por su parte, se pronunció en la misma línea que su compañero: «Sabe lo que hace en el campo, y aunque es un novato ha encontrado la manera de imponer su juego la mayoría de las noches».
Los elogios de las estrellas de los Warriors no han sido los primeros que el esloveno ha obtenido desde que aterrizase en la mejor liga del mundo. El entrenador de los Kings de Sacramento, Dave Joeger, quien podría tenerlo ahora en la plantilla si el equipo lo hubiesen seleccionado con el ‘número dos’ en el pasado sorteo universitario, destacó que considera que no tiene límite para crecer como jugador. Por su parte, LeBron James, el ídolo de Doncic desde que era niño, enfatizó que el europeo estaba en la lista de profesionales con los que sueña jugar.
fuerte golpe. El exjugador del Real Madrid acabó el encuentro contra los vigentes campeones con molestias en su cadera después de protagonizar una penetración a canasta que lo llevó a chocar contra una silla de los espectadores de la primera fila de la pista. Después del partido, le regaló su camiseta firmada a Eric Kocher, un niño de 10 años sobre quien cayó durante la jugada en la que se golpeó.