Proyecto Hombre atiende a 11 mujeres en su programa 'Frida'

D. V.
-

Un total de 11 mujeres en situación de vulnerabilidad ha participado en 2018 en el programa 'Frida' de Proyecto Hombre, destinado a mujeres en situación de vulnerabilidad o riesgo derivado de circunstancias personales o socio familiares complejas

El programa, además, tiene especial atención sobre mujeres afectadas por usos problemáticos de alcohol, tranquilizantes y otras drogas. 
  El objetivo de 'Frida', que se inició en 2018, es el de mejorar la comprensión de lo que sucede en las vidas de las mujeres afectadas, conectar con su persona y con su vida, incorporar la perspectiva de los otros, aprender y encontrar nuevas respuestas. 
  A lo largo de 2018-2019, el programa ha atendido a un total de 11 mujeres con problemas y a sus familiares, en concreto a 25 personas.De las mujeres participantes ha extraído un perfil de pacientes con problemas de adicción a las drogas y cuya edad media es de 38 años. Las drogas de referencia más consumidas son el alcohol y psicofármacos  seguidos de la cocaína y el cannabis. 
  Además, el 90 por ciento ha sufrido situaciones de violencia y habitualmente manifiestan problemas psiquiátricos, como ansiedad y depresión. Viven en pareja y de manera independiente y siete de ellas están en situación de desempleo, y cuatro mujeres que trabajan lo hacen en el sector de servicios. 
  El programa plantea tres líneas de actuación muy concretas y definidas. En primer lugar, con la sensibilización e información, que se realiza mediante sesiones formativas en Valladolid y provincia. Están dirigidas a la prevención del consumo de drogas, fundamentalmente en mujeres que por sus circunstancias personales y socio-familiares están en una situación de especial vulnerabilidad. En estas sesiones se pone en tratamiento a mujeres consumidoras que quieran sumarse al Programa.Desde su comienzo en 2018, estas charlas de sensibilización han tenido un alcance en 154 mujeres y 75 hombres. 
  Seguidamente, se trabaja en el tratamiento e inserción a través de psicoterapia --grupal e individual-- para mujeres que manifiestan problemas de abuso o dependencia de las drogas. También se realiza un tratamiento específico relacionado con el problema concreto de cada sustancia. 
  Asimismo, en esta fase se intenta responder a los motivos diferenciales que hacen que la mujer recurra al consumo como respuesta inadecuada a su realidad personal. 
  Como novedad y respecto a la puesta en marcha del Programa en 2018, 'Frida' aumenta la intensidad de la intervención terapéutica, de dos horas a cuatro horas de terapia grupal a la semana, más sesiones individuales cuando la paciente lo requiere; la apertura de grupos terapéuticos y psicoeducativos para sus familiares o amigos, entre otros. 
  Finalmente, el programa 'Frida' acoge una última línea de actuación centrada en la formación a los técnicos de asociaciones  y entidades en materia de adicciones y género. El proyecto 'Frida' cuenta con la financiación de la Fundación Iberdrola y con la colaboración de la Junta de Castilla y León.