La Cistérniga y Laguna depurarán sus aguas en Valladolid

Ical
-

La Junta licita en 7 millones las obras para la construcción del emisario hasta la EDAR de la capital. La población beneficiada supera los 32.000 habitantes equivalentes y con la actuación se completa la depuración de los municipios del alfoz

EDAR de Valladolid. - Foto: El Día de Valladolid

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha licitado hoy las obras de construcción del emisario de aguas residuales desde los municipios La Cistérniga y Laguna de Duero hasta la EDAR de Valladolid para poder depurarlas. El plazo de presentación de ofertas permanecerá abierto hasta el 28 de agosto y el presupuesto base se ha fijado en 7.002.368 euros.

La adjudicación de los trabajo se prevé para finales de septiembre y cuentan con un plazo de ejecución de dos años. La población beneficiada supera los 32.000 habitantes equivalentes y con esta obra se completa la depuración de los municipios del alfoz de Valladolid, con una inversión superior a los 21 millones de euros.

El proyecto contempla la construcción de cuatro colectores de conexión. Uno de la Cistérniga, al Polígono de La Mora, a la urbanización La Corala y al Polígono de Los Alamares; un colector de alivio del tanque de tormentas; el propio tanque de tormentas; y el propio emisario de La Cistérniga.

De los 7.002.368 euros de presupuesto el Ayuntamiento de La Cistérniga aportará 813.397 euros y el Ayuntamiento de Laguna de Duero 112.503 euros. El resto de la inversión, más de seis millones de euros, correrá a cargo de la sociedad pública Somacyl, que gestionará la infraestructura durante 25 años.

El diseño del proyecto de esta infraestructura contempla un entramado de tuberías y colectores que permitirán conectar el emisario desde la Cistérniga hasta la EDAR de Valladolid y que, a su vez incorpora, mediante distintos colectores, las aguas residuales procedentes de La Corala y el Polígono de los Alamares.

Tanque de tormentas

Para los colectores de conexión de La Cistérniga y del polígono industrial de La Mora, se ejecutará un tanque de tormentas con un canal en la parte frontal, de 2,0 metros de anchura, desde el que se alimenta a cinco vasos iguales, de 5,40 metros de anchura y 52 metros de largo cada uno de ellos. Los vasos tienen una pendiente longitudinal del dos por ciento para facilitar su vaciado por gravedad, así como la posterior limpieza mediante un volquete que se llenará con agua potable para cada uno de ellos.

El tanque dispondrá de cinco aliviaderos de 5,40 metros cada uno, dotados de una pantalla deflectora para evitar que escapen flotantes. La salida del tanque de tormentas hacia el emisario podría realizarse directamente, aunque se instalará una válvula reguladora que garantice el valor de caudal deseado en régimen de lámina libre en el emisario.

Control de vertidos

Para el control de los vertidos al sistema de saneamiento de Valladolid se han diseñado varios puntos de control, de forma que se pueda discriminar el caudal vertido en cada momento de cada uno de los municipios. Además se controlará la calidad de dichos vertidos con la medida en continuo de varios parámetros de las aguas residuales.

Los caudales máximos de cada uno de los tramos están diseñados para soportar hasta diez veces los caudales medios de cada uno de ellos, que en el caso del emisario de La Cistérniga llega a 3.700 metros cúbicos a la hora.

Esta obra se enmarca en el Programa de Depuración de Aguas Residuales en municipios mayores de 2.000 habitantes equivalentes, programa que ha supuesto la realización de 40 nuevas actuaciones en Castilla y León, con un presupuesto de 75 millones de euros. Con la construcción del emisario de aguas residuales desde La Cistérniga y Laguna de Duero. con una inversión superior a los 21 millones de euros.