La Policía pide calma tras dos denuncias de intento de rapto

A.G.M.
-

Hay dos casos abiertos tras sendos supuestos intentos de secuestro a niños ocurridos en una franja de solo cinco días en La Victoria y Villa del Prado. «Se investigan como dos hechos ciertos, pero ahora se está comprobando las intenciones del adulto»

Plaza de la Armonía.

La Policía mantiene abiertas dos investigaciones tras registrar en los últimos días sendas denuncias de padres que aseguran que sus hijos han sufrido intentos de secuestro por parte de dos adultos. Se trata de dos casos que, en principio, «no tendrían nada que ver entre sí», tal como explican desde la Comisaría Provincial de Valladolid, que hacen «una llamada a la calma» y piden a los padres que «estén tranquilos» y que «sigan actuando como siempre, que estén pendientes de sus hijos, que les adviertan de que la mejor salida si se produce un caso de ese tipo es gritar».
Ambos ocurrieron en una franja de solo cinco días. El primero, a las ocho de la tarde del martes 11 en la concurrida plaza de la Armonía, en el barrio de La Victoria, donde un hombre se habría acercado a una niña de nueve años, invitándola a irse con él y llegando a agarrarla del brazo, ante lo que la menor habría respondido con agresividad, dando con un palo y propinando patadas a ese hombre, de complexión fuerte y que, al parecer, sería vecino del barrio. «Hay abierta una línea de investigación que esperemos que pronto dé respuesta a este caso», avanzaron estas fuentes a El Día de Valladolid.
El otro caso se produjo durante la mañana del sábado día 15, en el parque que hay junto a las Cortes de Castilla y León, en el barrio de Villa del Prado. La víctima habría sido un niño de 12 años, que dice que se le acercó un hombre con la capucha puesta y le dijo que si se iba con él, que tenía caramelos en el coche, llegando a agarrarle del brazo, revolviéndose también este menor y zafándose de un golpe al adulto, cuya descripción física «no coincidiría con el presunto autor del caso denunciado en el barrio de La Victoria».
los grupos de whatsapp. Los dos casos están circulando por los grupos de WhatsApp de padres y madres, sobre todo de estas zonas, lo que no contribuye a la llamada a la calma que hace la Policía: «Sí se están investigando por parte del Grume (Grupo de Menores) como dos hechos ciertos, pero, claro, se trata de comprobar las intenciones de esos adultos porque les agarran, sí, pero cabe una cierta exageración de los niños, por el miedo que hayan podido sentir, pero de ahí a que les fuesen a secuestrar, pues es mucho decir», tal como explica la delegada de Participación Ciudadana de la Comisaría Provincial, la inspectora Clara del Rey. «A través de los grupos de WhatsApp, hay veces que se pone en boca de los niños cosas que no han pasado ni ellos han dicho, ya que se va exagerando y, claro, se va generando alarma», añade.
Clara del Rey recuerda otro tipo de casos en los que «los niños, en un afán de sentirse protagonistas, llegan a fabular». «Recuerdo que se dio uno en Las Delicias en el que se hablaba de una furgoneta blanca que robaba niños y circulaba por los grupos de WhatsApp de la zona y hasta se ponían nombres de unas niñas que habían sido víctimas, a las que decían que las intentaron secuestrar. Y hasta hubo niños que dejaron de ir al colegio por miedo», rememora la inspectora, que dice que «hay un efecto llamada y la gente tiende a darle credibilidad a este tipo de casos», pero conmina a los adultos a «no generar en los niños una ansiedad innecesaria» porque eso puede provocar que «ellos vean un intento de secuestro donde a lo mejor es un adulo que solo se acerca a preguntar algo».
La experta apunta que «hay que estar siempre pendientes y decirles que no vayan solos, y que tengan cuidado, pero no meterles miedo. Valladolid es una ciudad segura y lo normal es que esos adultos no quisiesen secuestrarles, pero eso es algo que se está investigando y que se aclarará».