Dos muertos al descarrilar un tren que embistió a un coche

SPC
-

Las víctimas son el conductor del turismo, de 89 años, que se cayó a las vías y un maquinista, de 32, mientras que su compañero resultó herido, al igual que seis de los 174 pasajeros

Imagen del lugar del accidente donde un Alvia descarriló tras llevarse por delante un todoterreno que se precipitó sobre la vía - Foto: Ical

Dos personas, el conductor de 89 años de un todoterreno y un maquinista de tren en prácticas de 32, fallecieron ayer en la localidad zamorana de La Hiniesta después de que la locomotora del Alvia que realizaba la ruta Ferrol-Madrid arrollara al vehículo, que se precipitó a la vía desde un paso a nivel, y descarrilara. El maquinista, que estaba en periodo de formación, perdió la vida en el lugar de los hechos a pesar de las maniobras de reanimación a las que fue sometido, mientras que su compañero, de 55 años, fue trasladado al Hospital Virgen de la Concha en Zamora, donde permanece ingresado en la UCI. Todos los pasajeros del tren, que según Renfe son 155 pero que la Subdelegación del Gobierno en Zamora eleva a 174, resultaron ilesos, aunque seis de ellos fueron trasladados al hospital Virgen de la Concha de la capital con dolencias leves como latigazo cervical y episodios de ansiedad, según el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, que se dezplazó hasta el lugar de los hechos.
El suceso ocurrió a las 16:11 horas a la altura de la base de Alta Velocidad Ferroviaria de La Hiniesta, cuando al parecer el vehículo, un todoterreno, se precipitó sobre la vía férrea desde un paso elevado e instantes después efectuaba su paso el Alvia 11553, que lo arrolló. Como consecuencia del siniestro, el conductor del vehículo falleció en el acto, mientras que los dos maquinistas han tenido que ser excarcelados de la locomotora.
Por otra parte, los pasajeros que han resultados ilesos fueron evacuados del tren y recolocados en autobuses hacia sus puntos de destino, según informa Efe.
Tras recibir varias llamadas de alerta, la sala de operaciones del 112 avisó del incidente a la Guardia Civil, a los Bomberos de Zamora, a la Cruz Roja, que envió una ambulancia de soporte vital básico, y a Emergencias Sanitarias- Sacyl, que llevaron hasta el lugar dos helicópteros medicalizados, dos ambulancias de soporte vital básico y una UVI móvil. Además, según la Dirección General de Tráfico se busca entre los restos del siniestro por si pudiera haber algún ocupante más del todoterreno, aunque al cierre de esta edición no han hallado a nadie más.
El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, explicó que el tren cumplía con las medidas que están establecidas por el estado de alarma, es decir, con una ocupación del 50%, que es lo que está permitido en estos momentos y también guardando todas las medidas de seguridad. Además, trasladó el pésame a los familiares de las dos víctimas mortales y confió en la pronta recuperación del maquinista herido grave, así como de los otros seis heridos leves que se registraron y que han sido evacuados por Cruz Roja y los servicios del 112.
También ha agradecido la «magnífica labor» de los servidores públicos que han actuado en el siniestro y los que están trabajando para esclarecer las causas del accidente, así como la labor de Adif y Renfe, cuyo objetivo es despejar la vía y poder restablecer la circulación cuanto antes.e se encontraba en prácticas.
Dos investigaciones

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, lamentó el accidente y explicó que se van a abrir dos investigaciones, una por parte del Juzgado y otra por parte de la Comisión de Accidentes e Incidentes Ferroviarios para esclarecer cuáles han sido las causas del suceso. Táboas, que se refirió al accidente como una «tragedia» por la que sientes «triste y apesadumbrado», aseguró que «las vías son siempre seguras, pero pueden ocurrir incidentes como este», que se debe a factores «externos». Así lo indicó a las puertas del hospital zamorano, hasta donde se trasladó junto a la presidenta de Adif para interesarse por los detalles del accidente del Alvia Ferrol-Madrid y el estado de los heridos.
A medida que se conozcan datos, se podrá determinar exactamente cómo ocurrió el suceso, dijo Táboas, quien apuntó que el accidente ha tenido lugar en un punto de «alrededor de 115 kilómetros por hora» y que, por tanto, no se trata de un tramo de «máxima velocidad».
Condolencias

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, expresó sus condolencias por las víctimas mortales del accidente al tiempo que aseguró en su perfil de Twitter que se encuentra en «permanente contacto y coordinación» con los servicios de Emergencias y Fomento.
Por su parte, el ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Ábalos, transmitó su pésame a los familiares de las dos víctimas del accidente: «El descarrilamiento del Alvia Ferrol-Madrid que se ha producido entre Carbajales e Hiniesta, en Zamora, ha provocado el fallecimiento del conductor del vehículo y de uno de los maquinistas del tren. Mi pésame para sus familias», manifestó el ministro a través de su cuenta en Twitter.