Un rayo de esperanza con la apertura de nuevos negocios

M.B
-

Siete restaurantes, una famosa heladería cántabra y una sala de conciertos de música independiente se preparan para abrir sus puertas en las próximas fechas en la capital

Gabino González abrirá este martes en San Benito, en el local que estaba el Achuri. - Foto: Jonathan Tajes

Cierres, despidos, ERTE... Tras una crisis sanitaria como la que vive el país se espera, y ya se vive, una crisis económica que acabará con muchos pequeños negocios y pymes. Eso es una obviedad. Aunque en medio de esta pandemia, hay un oasis, o varios, en forma de nuevas aperturas, de establecimientos de índole hostelero o cultural que abrirán sus puertas en las próximas fechas y que serán como un rayo de esperanza para ciertos sectores que miran con dudas y recelo al futuro.
En los próximos meses, o mejor dicho semanas o incluso días, subirán le verja por primera vez siete restaurantes, una heladería artesanal y una sala de conciertos con una capacidad para 300 espectadores. Toda una apuesta por sectores golpeados con dureza en esta crisis que se ha alargado en el tiempo ya tres meses. Y que se prevé complicada en los siguientes.
Empezando por esta última, Valladolid contará entre septiembre y octubre con un nuevo local para conciertos nacionales e, incluso, internacionales. Situado en la calle Gamazo, 17, se abrirá con el nombre de Cientocero. «El sitio nos parecía perfecto porque tenemos las estaciones al lado y un hotel enfrente. Nuestra intención es traer grupos de fuera y tener una sala intermedia (ya cuentan con el Tío Molonio y tendrán la colaboración de Vadeocio en la oferta musical). 300 personas es ya una cifra perfecta que no hay actualmente en Valladolid», señala uno de sus promotores, Alberto García, que reconoce que el proyecto viene de meses atrás y que la pandemia casi les hace cancelarlo, pero «nos pueden las ganas de salir de ésta». La sala, además, se podrá alquilar para diferentes eventos culturales y también privados, de empresas.
El bar-restaurante Casa Juanito, situado en la avenida de Burgos, tiene previsto abrir este fin de semana. El bar-restaurante Casa Juanito, situado en la avenida de Burgos, tiene previsto abrir este fin de semana. - Foto: Jonathan TajesEn plena zona centro, en la calle Santiago, desembarcará la heladería artesanal Regma. Con un cartel de próxima apertura, el número 1 de esta arteria recibirá a una empresa cántabra, con casi 90 años de historia, regentada ahora por la tercera generación de los Castanedo. Muchos vallisoletanos conocen sus helados en sus incursiones a las playas cántabras.
Además de esta sala y esta heladería, siete restaurantes están a punto de abrir sus puertas. Uno de ellos, Casa Juanito en la Avenida Burgos, lo hará este fin de semana. «Llevábamos dos años preparándolo todo. Íbamos a abrir la semana anterior al estado de alarma», asegura Jennifer Noreña. Con un aforo para casi 160 personas (34 en terraza, 39 en el bar y 85 en el restaurante) se ubica en una zona de paso y cerca de la ampliación de la ciudad por el lado norte de la misma.
Gabino González abrirá un nuevo restaurante en la calle San Benito, donde estaba el Achuri. El conocido cocinero cambiará de ubicación de Duque de la Victoria a una zona más céntrica. 
Elote, en Bajada de la Libertad, nuevo restaurante de comida mexicana en la ciudad. Elote, en Bajada de la Libertad, nuevo restaurante de comida mexicana en la ciudad. - Foto: Jonathan TajesTambién han cambiado de local los hermanos Castrodeza de Villa Paramesa, que ahora estarán en la plaza Martí y Monsó. El grupo Blablabla abrirá Doña Pendeja en la calle Magallanes, 2; mientras que Rubén Alonso abrirá en la plaza del Val.
Además, otros dos establecimientos, tipo comida mexicana, están a punto de subir la verja. Uno de ellos en Bajada de la Libertad, con el nombre de ‘Elote’, lo hará este mismo fin de semana. Con un aforo para 47 comensales, su dueño, José Antonio Amaro, reconoce que « la pandemia nos ha retrasado el proyecto en todos los aspectos ya que nos ha cogido justo con la presentación de documentos para el fin de obra y apertura». Muy cerca, en la esquina de la calle Francisco Zarandona con calle Zapico ya se prepara ‘Cantina Mariachi’.
Son siete. Un rayo de esperanza en un momento de crisis.