scorecardresearch

2021: el año con más muertos en Valladolid desde 2015

A.G.M.
-

Las carreteras de la DGT han registrado este año 15 accidentes mortales, que dejaron 18 fallecidos. Dos tercios de los siniestros se produjeron en vías sin desdoblar, aunque los más graves fueron en autovías

El accidente más grave fue el del pasado 18 de enero en Tordesillas, donde fallecieron atropellados tres camioneros que ayudaban a un compañero. - Foto: Ical

Hacía seis años que las carreteras  de Valladolid no llegaban al final de un ejercicio con unos registros tan negativos. Desde 2015, el asfalto no se había cobrado nunca tantas vidas como en este 2021 que se cierra tras anotar  15 accidentes mortales (uno más que en 2015, incluso) en una negra estadística que se completa con los 18 fallecidos en la provincia.

Son el triple de decesos que el año anterior, si bien es cierto que los números de 2020 no resisten ninguna comparación ya que los meses de confinamiento del primer año pandémico lo condicionaron todo tanto que el año terminó con solo seis víctimas viales. Esa es una cifra que ya se igualó, por ejemplo, en el primer semestre de este 2021 de vuelta a la normalidad y en el que se ha retrocedido a números de aquel 2015 en el que hubo que lamentar 19 víctimas del asfalto. En 2012 y 2010 habían sido 22, por las 49 de 2006, los 36 de 2007 y 2008, y los 26 de 2009.

Por suerte, son cifras del pasado reducidas drásticamente gracias a la mejora de la seguridad pasiva de los vehículos y a la proliferación de medidas como la implantación de la red de radares fijos en la primera década de este siglo XXI y, sobre todo, del carné por puntos. En 2019, 2018 y 2017 fueron solo 14 los fallecidos en accidente de tráfico, por los 13 de 2016, los 12 de 2011, y los nueve de un 2014 convertido en el 'mejor' año de entre los pre o post coronavirus. En 2013 habían sido 15 los decesos de tráfico. 

En casi todos estos años, el grueso de accidentes se saldan con una sola víctima, algo que no pasó en aquel 2015 y que tampoco ha ocurrido en este mal 2021, lo que también ha contribuido de manera decisiva a elevar la estadística hasta esos 18 óbitos.

CINCO EN AUTOVÍA

Los dos más graves de este año se registraron, paradójicamente, en vías de doble carril. El ocurrido el 18 de enero, en el nudo de Tordesillas, en la A-6, en el que murieron tres camioneros cuando eran arrollados por otro chófer mientras auxiliaban a otro compañero con su tráiler en llamas.  Y el del día 24 de septiembre, en la Ronda Exterior (VA-30), en el que fallecía una pareja de octogenarios tras un choque en la salida hacia el barrio de Covaresa. La radiografía de la siniestralidad en las vías de gran capacidad se completa con el siniestro registrado el 29 de marzo en la A-62, también en Tordesillas, donde murió un conductor de 50 años tras chocar contra un camión; el del 28 de octubre en el tramo de A-62 entre Tordesillas y Geria, en el que dos colisiones consecutivas se saldaban con un fallecido y siete heridos; y el del 30 de noviembre en la A-6, nuevamente en el nudo de Tordesillas, donde un hombre perdía la vida tras sufrir una salida de vía.

Son los únicos cinco accidentes mortales en autovía de este año, una situación que contrasta con lo ocurrido el pasado 2020, cuando cuatro de los seis siniestros graves de Valladolid se produjeron en vías desdobladas. Este año, los datos de la DGT recogidos por este periódico evidencian que dos tercios de los casos se produjeron en carreteras de un carril por cada sentido: de los diez contabilizados, cinco fueron en nacionales (con cinco víctimas), tres en vías autonómicas y dos en provinciales.

Tras aquellos dos registrados en enero y marzo, en autovía y con camiones de por medio, el siguiente siniestro vial mortal fue el del 3 de junio en el tramo norte de la N-601, en Ceinos de Campos, donde un hombre se empotraba contra  un tráiler. Solo diez días después, una salida de vía en la carretera CL-602, en Olmedo, se cobraba la vida de otro conductor.

VERANO

Ya en verano, los datos anticipaban lo ocurrido finalmente en el conjunto de 2021 y se recogía el peor registro de accidentabilidad en seis años, al anotarse cuatro muertos en otros tantos siniestros, sumando en tres semanas tantos como en los seis meses anteriores. Así, el 20 de julio un conductor de 40 años moría al colisionar contra un camión en el kilómetro 163 de la N-601, a la entrada de Mojados. También así fallecía un hombre de 65 años que conducía uno de los dos coches que se empotraron el 25 de julio en la VA-140 (carretera de Renedo), junto a la urbanización El Cotanillo (en el kilómetro 6). Y el 4 de agosto, en otra colisión, también en otra vía sin desdoblar, moría una mujer; fue en el cruce de Puente Blanca de la CL-602, cerca de Íscar. El cuarto se produjo la madrugada del 6 de agosto en el tramo norte de la N-601, junto a Becilla de Valderaduey, donde un peatón era arrollado a la altura del kilómetro 256.

Este tramo norte de la carretera N-601 se cobraba otra víctima el 9 de septiembre, en este caso cerca de Berrueces, tras salirse de la vía en una curva. Dos semanas después, en un intervalo de solo tres días, se producía el accidente con dos muertos de la VA-30 ya comentado y otro más en la VA-140, de nuevo otra salida de vía cerca de Villanueva de los Infantes.

UN MOTORISTA

La madrugada del 10 de octubre moría el único motorista del año en Valladolid en vías interprovinciales, al salirse de la carretera en el Pinar de Antequera, tras el que llegaban aquellos dos en autovía en las proximidades de Tordesillas y el último de 2021, el choque frontolateral del pasado 13 de diciembre en el que moría un joven de Peñafiel en la N-122.