Fase 1: Mota, Villalón y Villafrechós se quedan en la puerta

A. G. Mozo
-

Las tres comarcas llevan más de 7 días sin nuevos casos, entraron in extremis en la última lista de la Junta, pero el Ministerio solo aceptó la 'desescalada' para Alaejos, Mayorga y Esguevillas, que avanzan de fase a partir del lunes 11 de mayo

La Delegación Territorial de la Junta empezó el jueves a desinfectar Urones, Villacid, Villavicencio y Castroponce. - Foto: D.V.

La fase 1 del desconfinamiento se inicia este lunes pero, finalmente, solo en tres comarcas de Valladolid, con algo menos del 1,3% de la población de la provincia. Alaejos, Esguevillas y Mayorga son las únicas zonas de salud básicas que cumplían con los baremos epidemiológicos que fijó la Junta para la inclusión en la primera lista de 26 comunicada al Gobierno para esa fase 1 y aunque el jueves por la noche se trató de ampliar con otras 13, el Ministerio no las aceptó; ahí estaban ya Mota del Marqués, Villalón y Villafrechós, con su 'sello' de comarcas libres de covid-19, pero tendrán que esperar.

En ausencia de un umbral común marcado por el Ministerio de Sanidad, Castilla y León ha optado por fijar el corte en base a los días sin contagios, con un historial mínimo de entre 7 y 14 sin detectarse casos de coronavirus, que es donde están esas seis zonas, si bien en Mayorga y Alaejos se han registrado sendos positivos esta semana, sin que ello haya cambiado el plan, puesto que la Consejería de Sanidad entiende que son situaciones fácilmente controlables: «Lo importante, ahora, es que seamos capaces de detectar rápido esos posibles nuevos casos y aislarlos», justificó Verónica Casado.
Tanto la consejera de Sanidad como el vicepresidente de la Junta y portavoz, Francisco Igea, tienen clara que su línea de actuación es la ideal y que «una crisis sanitaria se debe resolver solo con criterios sanitarios y epidemiológicos», tal como aseveró este jueves Verónica Casado. «Nuestros principios son altamente coincidentes con los que ha marcado la OMS», apostilló la consejera, quien defiende que «ser prudente durante unas semanas puede ayudar a tener un verano más tranquilo».
La expansión de la pandemia va controlándose día a día, aunque continúa mucho más activa en los centros de salud urbanos y de los municipios del alfoz, que en el medio rural. Por ello, en la Junta son conscientes de que el criterio aplicado a los pueblos se tendrá que cambiar para las capitales y los grandes municipios: «No debemos tratar igual a las zonas rurales, que a las urbanas», reconocía Igea, que avanzaba este jueves que el equipo de expertos de Castilla y León no se iba a mantener siempre en ese baremo de «casos cero»: «Iremos siendo más ambiciosos y también más flexibles con las cifras de los casos acumulados a 14 días, pero siempre que veamos que las zonas en fase 1 van obteniendo buenos resultados. Pero aquí siempre nos vamos a mover por unos criterios epidemiológicos, no políticos», aseveraba el portavoz.
Por su parte, la consejera de Sanidad anunció su intención de solicitar «flexibilidad» al Gobierno –la última palabra para avanzar de fase siempre será del equipo de expertos del Ministerio– de cara a la progresiva inclusión de más municipios en la fase 1 sin que haya que esperar dos semanas más. Así, la Junta trabaja sobre la idea de que el 18 de mayo puedan entrar más zonas de salud a la lista de 26, si bien nadie se atreve a hablar aún de cuándo llegará el momento de las capitales de provincia y de los grandes municipios.
En el caso de Valladolid, ya hay otras tres comarcas que están en las cifras que exige la Junta y que las valió para entrar en esa lista de 39 del jueves. Se trata de las zonas de salud de Villalón, Villafrechós y Mota del Marqués. Las dos primeras llevan sin nuevos casos declarados desde el 29 de abril y la última, desde el 30.
Estas tres zonas aglutinan 45 municipios, a razón de quince por comarca. A la de Mota del Marqués pertenecen Adalia, Benafarces, Casasola de Arión, San Cebrián de Mazote, Castromembibre, Gallegos de Hornija, Marzales, Mota del Marqués, San Pedro, Tiedra, Vega de Valdetronco, Urueña, Villavellid, Villalbarba y Villardefrades. A la de Villalón: Bustillo, Ceinos, Cabezón de Valderaduey, Gatón, Cuenca de Campos, Fontihoyuelo, Villalón, Santervás, Villabaruz, Villacarralón, Villacid, Villanueva de la Condesa, Vega de Ruiponce Villagómez y Herrín. Y a la zona de salud básica de Villafrechós pertenecen Aguilar de Campos, Barcial, Bolaños, Santa Eufemia, Cabreros, Villamuriel de Campos, Tordehumos, Palazuelo, Pozuelo, Morales, Villanueva de los Caballeros, Villagarcía, Villafrechós y Villabrágima.
Estos 45 pueblos, con más de seis mil vecinos, se unirían a los 32 que concentran las tres comarcas que sí saltan el lunes a la fase 1, con casi siete mil vecinos. La zona de salud de Alaejos comprende los de Castrejón, Siete Iglesias, Torrecilla de la Orden, Villafranca de Duero, Castronuño y Alaejos, con 2.752 vecinos (tarjetas sanitarias) y que en las últimas cinco semanas solo ha registrado dos casos y ningún deceso.
En el área de salud de Mayorga (que agrupa a Castrobol, Melgar de Abajo, Castroponce, Valdunquillo, Melgar de Arriba, Saelices, Villalba de la Loma, Mayorga, Becilla, Izagre, Monasterio de Vega y Villavicencio de los Caballeros, con 2.621 vecinos) se han registrado dos casos desde el pasado 18 de abril y tres muertes por covid-19.
La zona que lleva más días ‘limpia’ es la de Esguevillas (1.316 vecinos de los municipios de Canillas, Villaco, Castrillo-Tejeriego, Villanueva de los Infantes, Fombellida, Torre de Esgueva, Castroverde, Villafuerte, Amusquillo, Encinas, Olmos, Piña de Esgueva y Esguevillas), ya que anotó el último de sus 15 enfermos el pasado 19 de abril y solo hay un fallecido.